Sindicatos exigen la destitución del jefe del banco estatal brasileño por acoso

·2  min de lectura

Brasilia, 29 jun (EFE).- Los sindicatos de bancarios de Brasil exigieron este miércoles la "inmediata destitución" del presidente de la Caixa Económica Federal, Pedro Guimaraes, acusado de acoso sexual por varias empleadas de ese banco estatal.

"Es necesario darle un basta a la cultura del irrespeto, de la intolerancia y la violencia contra las mujeres", dice una nota del Sindicato de Bancarios de Brasilia, que además insta al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, a ordenar la "inmediata destitución" de Guimaraes, un economista del entorno más cercano al gobernante.

En el mismo sentido se pronunciaron sindicatos de empleados de bancos del sector privado, que también exigieron que Guimaraes sea juzgado con todo el rigor de la ley en la Justicia penal.

Las denuncias contra Guimaraes, presentadas a tribunales por al menos cinco funcionarias del banco, tramitan bajo secreto judicial pero fueron desveladas la víspera por el portal Metrópoles, que publicó además dolorosos testimonios de las propias víctimas.

El presidente Bolsonaro aún no se ha manifestado sobre el caso, aunque fuentes oficiales han dicho que estudia la posibilidad de destituir a Guimaraes o exigirle la renuncia este mismo día.

Guimaraes, por su parte, ignoró por completo las denuncias y este mismo miércoles asistió, junto a su esposa, a un acto oficial en el que aseguró que "siempre se ha guiado por la ética" y destacó los "valores tradicionales de la familia", en línea con el pensamiento de la ultraderecha que lidera el gobernante brasileño.

Los dolorosos testimonios recogidos por Metrópoles, sin embargo, dibujan otra cara del influyente presidente de la Caixa Económica, quien suele acompañar a Bolsonaro en sus viajes por el país.

En los relatos se habla de reiterados abusos, caricias, intentos de promover orgías o invitaciones a saunas o hasta a la habitación que Guimaraes ocupaba en hoteles en viajes oficiales con su equipo, integrado por varias mujeres.

"Es común que te agarre por la cintura y por el cuello. Ocurrió conmigo y con varias colegas. Trata a las mujeres que están cerca de él como si fueran suyas", dijo una de las denunciantes.

Hasta ahora, la Caixa Económica Federal solo respondió a este escándalo con una nota enviada a Metrópoles, en la cual afirmó "no tener conocimiento de las denuncias" y garantizó que "adopta medidas para la eliminación de conductas relacionadas con cualquier tipo de acoso".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.