Siete valientes venezolanas cuentan cómo les mataron a sus familiares en ejecuciones extrajudiciales

La Vida de Nos
Aurora Rodríguez perdió a un hermano, un sobrino y cuatro primos en la llamada masacre de Cariaco, perpetrada por funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), de la Guardia Nacional Bolivariana, el 11 de noviembre de 2016. Foto: Zailé Palacios
Aurora Rodríguez perdió a un hermano, un sobrino y cuatro primos en la llamada masacre de Cariaco, perpetrada por funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), de la Guardia Nacional Bolivariana, el 11 de noviembre de 2016. Foto: Zailé Palacios

Son mujeres comunes y corrientes. Viven en humildes comunidades de Venezuela. Pero lo que verdaderamente une a Olga Meza, Aurora Rodríguez, Eloísa Barrios, Jennifer Rotundo, Glory Tovar, Elibeth Pulido y Yarelis Guerrero es que les mataron a los suyos. Y que quienes lo hicieron fueron policías o militares. Así lo denunciaron en el especial Disparos al corazón, del portal La vida de nos.

Eloísa Barrios tiene 15 años luchando para que se haga justicia por el asesinato de 4 hermanos y 7 sobrinos. En la imagen se ve a Jorge, el hijo de su hermano Narciso. Ambos fueron asesinados por policías del estado Aragua. Foto: Martha Viaña.
Eloísa Barrios tiene 15 años luchando para que se haga justicia por el asesinato de 4 hermanos y 7 sobrinos. En la imagen se ve a Jorge, el hijo de su hermano Narciso. Ambos fueron asesinados por policías del estado Aragua. Foto: Martha Viaña.

Los cuerpos de seguridad del Estado venezolano están en la mira de ONG de derechos humanos por el cada vez más extendido patrón de las ejecuciones extrajudiciales. Es un fenómeno que se viene denunciando desde los años 90 del siglo pasado, pero que ha adquirido dimensiones alarmantes en los últimos años: la organización Cofavic documentó 6 mil 385 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales, entre 2012 y el primer trimestre de 2017. Esto es, en promedio, 101 casos al mes.

Elibeth Pulido es la madre de José Daniel Bruzual Pulido, un joven de 27 años, asesinado por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en Caracas, el 22 de agosto de 2017. Foto: Andrea Sandoval
Elibeth Pulido es la madre de José Daniel Bruzual Pulido, un joven de 27 años, asesinado por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en Caracas, el 22 de agosto de 2017. Foto: Andrea Sandoval

La vida de nos invitó a Olga, Aurora, Eloísa, Jennifer, Glory, Elibeth y Yarelis a que escribieran ellas mismas sus historias. Para eso, el portal les asignó como acompañantes a periodistas y escritores que las guiaron a lo largo de dos meses. Fueron varias sesiones de conversación y revisión de los textos –escritos a mano, en computadoras y teléfonos móviles–, así como de documentación audiovisual. En el proyecto participaron 28 personas en total. La selección de las mujeres se hizo con el apoyo de Cofavic, que además de compartir sus datos sirvieron de enlace con las víctimas.

El 4 de julio de 2017, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de Santa Teresa del Tuy, estado Miranda, mataron a Luis Ángelo Martínez Rotundo, de 24 años de edad. Era el único hijo de Jennifer Rotundo. Foto: Helena Carpio.
El 4 de julio de 2017, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de Santa Teresa del Tuy, estado Miranda, mataron a Luis Ángelo Martínez Rotundo, de 24 años de edad. Era el único hijo de Jennifer Rotundo. Foto: Helena Carpio.

A Olga Meza le mataron a su hijo, igual que a Elibeth Pulido y Jennifer Rotundo. A Glory Tovar, además de dos hijos le mataron a dos sobrinos. A Yarelis Guerrero le asesinaron a un hermano y un tío. Aurora Rodríguez, en cambio, perdió a un hermano, un sobrino y cuatro primos. Y a Eloísa Barrios, cuyo asombroso caso es conocido en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la han dejado sin cuatro hermanos y siete sobrinos.