Servicio Guardacostas detiene a una balsa cerca de los Cayos de la Florida con unos 20 migrantes a bordo

Servicio Guardacostas de Estados Unidos

Efectivos del Servicio Guardacostas de Estados Unidos y agentes del Departamento de Protección de Fronteras y Aduanas (CBP) detuvieron un bote cerca de los Cayos de la Florida el miércoles por la tarde, con unas 20 personas a bordo.

El incidente tuvo lugar a unas tres millas de Boot Key Harbor, en aguas de la ciudad de Marathon, aproximadamente a las 2 p.m., dijo el suboficial de 3ra. clase, Ryan Estrada, portavoz del Servicio Guardacostas.

El Servicio Guardacostas no quiso hacer ningún comentario sobre la nacionalidad de los migrantes, pero según los primeros reportes, el bote era una especie de balsa rústica, el tipo de embarcación que los cubanos suelen usar para hacer la peligrosa travesía a través del Estrecho de la Florida.

Las embarcaciones se construyen de diversos tipos de materiales capaces de aguantar los embates del agua y del sol. Algunas se hacen de acero y tanques de gasolina que se sueldan juntos, en tanto otras, como una que se interceptó en Big Pine Key el pasado 21 de diciembre, se fabrican de caucho, goma y madera.

Agentes del Departamento de Fronteras y Operaciones Marinas formaron parte del operativo del miércoles, dijo Estrada.

Es muy posible que las personas en el bote se trasladen a un escampavías del Servicio Guardacostas y sean devueltas a su país de origen, agregó Estrada.

El sur de la Florida,, sobre todo los Cayos, está experimentando el más grande éxodo marítimo desde Cuba en casi una década. Desde principios de octubre, el inicio del año fiscal, el Servicio Guardacostas ha interceptado a más de 3,840 personas en el mar Cuba que tratan de llegar a suelo norteamericano, reportó la agencia esta semana.

A este ritmo, las intercepciones marítimas casi triplicarían los números del pasado año fiscal, que fue de 6,182 personas, que ya se había reportado como la cifra más alta en ocho años.

Traducción de Jorge Posada