Con serie de caso Cassez, confían se "conozca la verdad"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- El caso Cassez-Vallarta, que se convirtió en un problema diplomático entre México y Francia, el juicio de Florence Cassez e Israel Vallarta, acusados de secuestro, llegó a un documental de Netflix.

Con esta docuserie, la familia Vallarta confía en que este material ayudará a que se "conozca la verdad y a reivindicar su imagen pública".

De acuerdo a lo informado por la firma legal especializada en defensa penal con perspectiva de derechos humanos y género, Pérez Rivera, Salas y Peña/ Defensa Legal, la miniserie evidencia las torturas y la fabricación de delitos de la cual ha sido víctima durante tres sexenios la familia Vallarta.

El material audiovisual está inspirado en la novela homónima de Jorge Volpi, quien documentó la historia de Florence.

"Israel y la familia Vallarta, cuyos testimonios son fundamentales para entender las complejidades del caso, junto con otros personajes clave en la historia que van desde los expresidentes Felipe Calderón y Nicolás Sarkozy, hasta Eduardo Margolis, Agustín Acosta, Carlos Loret de Mola, así como periodistas que lo han documentado como Emmanuelle Steels, José Reveles y Yuli García", se lee en el comunicado de la firma.

La familia Vallarta ha sido señalada por ciertos grupos de la sociedad durante tres sexenios; en casi 20 años, varios de los miembros de la familia han estado privados de su libertad.

Familia Vallarta, presa desde hace años

"Para la familia, esta docuserie significa una nueva oportunidad para que puedan probar su inocencia, al menos ante la opinión pública y que las personas conozcan su historia. Que la gente sepa que fueron víctimas de tortura como parte de una política de un Estado criminal. Quieren vivir sin miedo de que la persecución en su contra continúe".

Aunque algunos de los integrantes de la familia Vallarta han sido absueltos y se ha demostrado su inocencia en Tribunales, actualmente Mario, Sergio e Israel siguen privados injustamente de su libertad.

Después de I7 años, Israel Vallarta no ha sido sentenciado y sigue en prisión preventiva. Mientras que Mario y Sergio se encuentran en prisión preventiva en una cárcel de máxima seguridad, en el cual han estado privados de su libertad diez años y cuatro meses.

"La familia Vallarta considera que, aunque el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el exdirector de la AFI Luis Cárdenas Palomino, se encuentran sujetos a proceso y privados de la libertad por diversos delitos, entre ellos el de tortura contra Mario y Sergio, no se sentirán tranquilos hasta que ellos sean sentenciados junto con los agentes del Estado que fueron cómplices de los delitos en su contra y todos sus familiares sean exonerados y liberados".