Lo que significa hoy ser sexy: "las marcas ya no están pensando en fantasías"

Adriana Terán
·5  min de lectura

Ya en 2018, los expertos señalaban la poca capacidad de adaptación de Victoria’s Secret a los nuevos tiempos. La demanda del consumidor estaba cambiando y la apertura hacia un panorama más plural que le diese cabida a nuevas siluetas parecía adquirir cada vez mayor importancia.

La marca que era referencia obligada se negaba rotundamente a incluir modelos de talla grande o trans y, aunque estaba en todo su derecho de elegir cómo quiere verse y qué quería transmitir, quizás no tuvo visión para comprender que todo evoluciona, incluso la belleza, los gustos, y las intenciones de compra.

Su mayor error, según los analistas y expertos de aquel entonces, fue mantener la asociación de que lo sexy solo tenía que ver supermodelos de figura esbelta que materializaban una fantasía de lo que para ellos era la perfección.

(AP Photo/Evan Agostini, FILE)
(AP Photo/Evan Agostini, FILE)

El tiempo demostró que se equivocaron. Aunque los portavoces de la poderosa marca hablaban de que su concepto tenía que ver con la confianza en uno mismo, era claro que eso no conectaba con un mensaje masivo.

Así, otras marcas vieron espacio y luz donde la imbatible Victoria se mantuvo en secreto y surgieron como medios de expresión para millones de mujeres en el mundo.

Este fue el caso de Aerie de American Eagle, que en 2018 ya había reportado aumento en sus ventas de casi 40% como resultado de su campaña #AerieReal a través de la cual compartieron fotos sin retocar de clientes y modelos, acercándose sin tapujos a la diversidad.

La nueva concepción del hecho de ser mujer, la seguridad en nosotras mismas, y movimientos como el body positive han influido en el triunfo de marcas que apuestan por una belleza más universal. Lane Bryant, Oysho, Swimsuits For All, Etam, y por supuesto Savage x Fenty de Rihanna, entre muchas otras, se dedican a inspirar y ofrecer sororidad, además de consolidar un nuevo canon en la moda.

LOS ANGELES, CALIFORNIA - OCTOBER 02: In this image released on October 2, Rihanna is seen onstage during Rihanna's Savage X Fenty Show Vol. 2 presented by Amazon Prime Video at the Los Angeles Convention Center in Los Angeles, California; and broadcast on October 2, 2020. (Photo by Kevin Mazur/Getty Images for Savage X Fenty Show Vol. 2 Presented by Amazon Prime Video)
(Photo by Kevin Mazur/Getty Images for Savage X Fenty Show Vol. 2 Presented by Amazon Prime Video)

En este sentido Carolyn Aldana, directora de Cecrea, instituto especializado en moda con sede en Madrid, España, nos explica que las marcas de lencería se han humanizado y se han actualizado en cuanto a este canon. “Tenemos que recordar que todo lo que respecta a la silueta y a los parámetros de belleza vigentes tiene que ver con los medios de comunicación, y la industria de moda, incluyendo lencería, hace eco de lo que desde hace mucho tiempo se vienen compartiendo sobre el cambio de la silueta”.

Si vemos la evolución del canon a lo largo del tiempo podemos apreciar cambios contundentes que hablan no solo de una estética sino de factores sociales y culturales.

“Las flappers en los años 20 mostraban siluetas alargadas y rectangulares; posteriormente vimos figuras voluptuosas encarnadas en mujeres como Marilyn Monroe en los años 50; pero luego, en los 90, la imagen se volvió extremadamente delgada con iconos como Kate Moss. Esto nos demuestra que además de la presión que ejercen los medios de comunicación, se está viviendo un cambio social y cultural y eso tiene mucho que ver con la voz que ahora tiene la mujer, que antes no repercutía como ahora”.

Marilyn Monroe
(Getty Editorial)

Ser sexy hoy, entonces, se traduce realmente en estar cómodas en nuestra propia piel, en expresarnos con libertad amando cada centímetro que nos compone y que nos hace diferentes. No hay una forma única definida como regla de belleza y moda, sino simplemente ser como somos. Este mensaje es el que deben digerir las marcas para evolucionar.

“Las marcas de moda no crecen, sino que evolucionan. También influye que hoy en día existen las redes sociales, y otros medios que han cambiado la forma en que las mujeres nos comunicamos. Creo que es un cambio cultural general que tiene que ver con este periodo que estamos viviendo. Muchas marcas se han adaptado y han logrado resultados muy exitosos como H&M o Calvin Klein, las cuales han aprovechado sus espacios para enviar un mensaje de pluralidad”.

View this post on Instagram

@faithjaggernauth at home in #MYCALVINS.

A post shared by Calvin Klein (@calvinklein) on Apr 22, 2020 at 1:45pm PDT

“Ya las marcas no están pensando en fantasías, sino en el usuario final. Ahora se está pensando en la comodidad, y en la normalización de la figura femenina. Esto es algo que ya venía gestándose y con la pandemia se impulsó mucho más”.

Para Aldana, es interesante cómo se han abierto espacios en un amplio rango, no solo para los plus size, sino para muchas otros mercados. “Por ejemplo, vemos gran presencia en campañas de personas advanced style, quienes tienen más de 60 años de edad, cuidan mucho su cuerpo e imagen, viajan, trabajan y están totalmente activos”.

Todo el engranaje de la moda se apunta al cambio inevitable. Desde la producción, haciendo cadenas más sustentables, el diseño, el consumidor y, por supuesto las modelos. Un ejemplo interesante lo brindó Bella Hadid, quien desfiló muchas veces para Victoria’s Secret, cuando declaró que la primera vez que se sintió realmente sexy en pasarela fue con Savage x Fenty. La confianza y libertad de creatividad de su propuesta la hizo sentirse poderosa. Esa es la sensación que merecemos cada una de nosotras.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Las modelos de talla grande con quienes Versace hizo historia en la Semana de la Moda de Milán

Los atuendos clásicos que tomamos prestados del cine para el otoño-invierno

La marca de ropa que convierte el arte de personas con discapacidades en hermosas prendas

EN VIDEO: Una modelo de tallas grandes revoluciona TikTok posando junto a una amiga más delgada