Sequía e incendios. Alertan que en Formosa ya se quemaron 40.000 hectáreas

Belkis Martínez
·3  min de lectura

Al menos 40.000 hectáreas de campos ya se quemaron en Formosa, según datos que maneja Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), en medio de una fuerte sequía que afecta al norte. Además, por la pérdida del estado corporal en las vacas que no tienen pasto, en la región podría haber un 20% menos de nacimiento de terneros.

Roberto Consolani, dirigente de CRA en Formosa, dijo que en esa provincia hay un déficit de 600 milímetros de agua que empeora las condiciones productivas. Es crítico el panorama para unos 6000 productores.

San Isidro. Se entregó un abogado prófugo y se convirtió en colaborador

"Los pronósticos no son alentadores. Hubo un invierno muy fuerte y eso conllevó a que en toda la provincia se vengan provocando incendios accidentales. El productor agropecuario no es el que prende el fuego para esperar a futuro el crecimiento de pasto. No es así, hasta que no vengan las lluvias de primavera, no se toca nada en los campos y los fuegos que prenden los productores, lo hacen en determinada época del año y siempre que haya humedad y pasto para no generar lo que pasa ahora", indicó.

La información que manejan en CRA Formosa es que el 90% del territorio de la provincia está comprometido con una sequía extrema. El fuego, dicen, ha llegado a magnitudes inalcanzables y no descartan que dentro de poco se queden sin recursos forrajeros.

"Tenemos un problema enorme de productividad a futuro. Las vacas no tienen suficiente alimento para la producción de leche. El ternero que está naciendo, hoy está con penuria alimentaria. Ha habido una falta de previsión por la sequía. Esto resaltó también la necesidad del productor para proveerse de la semilla de algodón (alimento bovino en el NEA) que está agotada", ejemplificó.

Según advierten los productores, por el combo que han generado los incendios debido a la falta de lluvias y la dificultad para aprovisionarse de alimentos forrajeros podría darse una merma en el nacimiento de terneros el próximo año. "Por estos problemas, podría haber un 20% menos de terneros", dijo.

El 30 de junio pasado se venció la condición de "provincia con emergencia agropecuaria por exceso de agua" y ahora estaría en curso otra solicitud por la sequía.

"Hay una falta de productividad enorme y pérdida económica para el Estado, por un proceso largo de sequía. También se han muerto muchos animales acorralados por el incendio y la crisis hídrica. Las represas naturales se fueron agotando. Hay productores que no tenían lugar suficiente y perdieron su disponibilidad de agua; esas dos cosas fueron generadores de muertes de animales", aclaró el dirigente.

En Formosa hubo una emergencia hídrica por exceso de agua, ya que los campos estaban bajo el agua. Ahora están en sequía. Dado que tienen el 53,9% de daño económico registrado, estarían en condiciones de abocarse a la emergencia por sequía.

CRA se solidarizó con los productores del norte que están sufriendo los incendios y la sequía. "Es necesario que el gobierno se comprometa en medidas que alivien el día a día y en poner claridad frente a las miles de hectáreas incendiadas impunemente", afirmó.

"Nos sumamos al acompañamiento y a la solidaridad, nuestra entera disposición para colaborar a través de nuestras confederaciones en todas las medidas que estén a nuestro alcance para que el productor y la familia rural puedan sobrellevar estos días aciagos", agregó.