Los senadores podrían votar esta semana tras llegar a un acuerdo sobre la legislación del control de armas

·3  min de lectura

Los negociadores en el Senado dijeron el martes que habían llegado a un acuerdo bipartidista sobre las reformas a la propiedad de armas, así como sobre el financiamiento para el tratamiento de salud mental y las iniciativas de seguridad escolar, lo que acerca al Congreso un paso más a la aprobación de la legislación federal sobre violencia armada más importante en décadas.

El senador Chris Murphy dijo a los periodistas que aunque los legisladores aún estaban finalizando el texto del proyecto de ley en sí, los problemas importantes del compromiso se habían solucionado.

“Tenemos un acuerdo”, dijo Murphy el martes, señalando que los senadores “todavía seguían afinando los detalles”.

John Cornyn, el senador principal de Texas y principal negociador republicano sobre el tema, indicó su acuerdo en un discurso en el Senado donde declaró que la publicación del texto real del proyecto de ley ocurriría “en cualquier momento”.

Si ese fuera el caso, el Senado podría votar presumiblemente a finales de esta semana sobre la aprobación final del proyecto de ley. A pesar de que el texto con las negociaciones aún no se ha hecho público, el marco de trabajo publicado a principios de este mes obtuvo el apoyo no solo de los 10 republicanos involucrados en las conversaciones, sino también del líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell.

El marco exigía verificaciones de antecedentes ampliadas de los compradores de armas menores de 21 años, así como el cierre de la llamada “laguna legal de los novios”, que permitía que algunas personas condenadas por violencia familiar siguieran comprando armas de fuego. También establece un programa de subvenciones para fomentar la aprobación de “leyes de bandera roja” en los estados que permite a los tribunales restringir temporalmente la propiedad de armas de fuego de las personas si la policía o su propia familia prueban que son un peligro para ellos mismos o para los demás.

Según los informes, el proyecto de ley también proporcionaría algunos fondos para ampliar el acceso a la atención de la salud mental en EE.UU., aunque aún no está claro qué forma tomará. Estas medidas son la respuesta a una gran cantidad de apoyo a nivel nacional a la acción federal para abordar la violencia armada y los tiroteos en las escuelas, en particular después de dos masacres consecutivas cometidas por sospechosos menores de 21 años con rifles estilo AR-15, en un supermercado en Nueva York y en una escuela primaria en Texas.

“¿Hará este proyecto de ley todo lo que necesitamos para poner fin a la epidemia de violencia armada en nuestra nación? No. Pero es un progreso real y significativo. Y rompe un atasco de 30 años, demostrando que los demócratas y los republicanos pueden trabajar juntos de una manera que realmente salva vidas”, dijo Murphy a principios de este mes.

“Elaborar esta ley y aprobarla en ambas cámaras no será fácil. Tenemos un largo camino antes de que esto llegue al escritorio del presidente. Pero con su ayuda y activismo, podemos lograrlo. Esta vez el fracaso no puede ser una opción”, agregó en ese momento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.