Senadores avalan reelección presidencial en Paraguay, se desatan violentas protestas

1 / 4

Un policía apunta su arma durante una manifestación contra un cambio de constitucional que permita la reelección presidencial en Paraguay, en Asunción.

Un policía apunta su arma durante una manifestación contra un cambio de constitucional que permita la reelección presidencial en Paraguay, en Asunción. 31 de marzo 2017. REUTERS/Jorge Adorno

ASUNCIÓN (Reuters) - Un grupo de senadores aprobó el viernes la reelección presidencial en una reunión a puertas cerradas, lo que generó que cientos de manifestantes salieran a las calles y se enfrentaran con la policía y que legisladores de la oposición acusaran de un quiebre institucional.

En un encuentro convocado de sorpresa, 25 senadores entre oficialistas y aliados al Gobierno dieron el visto bueno a la propuesta mientras la policía rodeaba el palacio legislativo. La iniciativa debía lograr apoyo de al menos 23 de los 45 miembros de la Cámara Alta, que ha estado muy dividida sobre el tema.

Manifestantes arrojaron piedras frente a la sede legislativa, pero fueron dispersados por carros hidrantes y también por policías que dispararon balas de goma. Imágenes de televisión mostraron a varios hombres ensangrentados y a otros rompiendo los vidrios de una patrulla, mientras una ambulancia llevaba heridos.

Las protestas recrudecieron al entrar la noche cuando los manifestantes quemaron neumáticos y removieron parte de las vallas que rodeaban el edificio del Congreso. La policía respondió arrojando gases lacrimógenos.

El ministro del Interior, Tadeo Rojas, dijo que la represión se inició porque un pequeño grupo provocó a los policías, muchos de los cuales terminaron con heridas. Rojas no dio reportes sobre el número de manifestantes heridos.

"La policía nacional no tuvo ninguna instrucción de reprimir. Se vio agredida", sostuvo.

El Arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, hizo un llamado al presidente Horacio Cartes para que intervenga ante el aumento de la violencia. Las protestas son las peores durante el Gobierno de Cartes.

"En estos momentos de crispación, pedimos que se respete la vida, que la policía tenga cordura y que no den indicaciones de usar las armas", declaró.

El proyecto de enmienda, que se descuenta será aprobado en la Cámara de Diputados, da vía libre a Cartes y al ex mandatario socialista Fernando Lugo para postularse por otro período de cinco años.

"Esto es un atraco", dijo el presidente del Congreso, el opositor Robert Acevedo, quien denunció que no se respetaron los procedimientos ni los protocolos legislativos para aprobar la iniciativa.

Una propuesta similar había sido rechazada por el Congreso en agosto y las normas prohíben su tratamiento hasta que pase un año. Pero los legisladores oficialistas lograron modificar esta semana el reglamento y sus rivales los denunciaron ante la Corte Suprema.

"Acá se hizo todo dentro del marco constitucional y legal. El reglamento fue modificado (...) se hizo un proyecto de enmienda ajustado a la Constitución", dijo por su parte el senador Carlos Filizzola, de la coalición de izquierda Frente Guasu que apoya la candidatura de Lugo.

La Cámara de Diputados tiene previsto reunirse temprano el sábado.

"Se consuma el golpe. Vamos a resistir e invitamos a la gente a que resista con nosotros", dijo la senadora opositora Desiree Masi.

(Reporte de Daniela Desantis y Mariel Cristaldo. Editado por Javier Leira/Pablo Garibian/Manuel Farías)