El sector de los viajes se está “colapsando” y los puestos de trabajo “no son sostenibles”

·3  min de lectura
Un representante de la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros Profesionales habló sobre las condiciones “insostenibles” del sector (Getty Images)
Un representante de la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros Profesionales habló sobre las condiciones “insostenibles” del sector (Getty Images)

Un asistente de vuelo de EE.UU. describió el “colapso” de la industria del turismo en los últimos años, y otro describió el trabajo como “insostenible” en las condiciones actuales.

Muchos trabajadores de las aerolíneas han visto aumentar de forma drástica las presiones laborales a medida que los viajeros consumidores vuelven a los cielos, las aerolíneas luchan por hacer frente a la demanda tras la caída de los viajes por covid-19, y los turistas estresados y fuera de práctica vuelven a viajar en avión.

“Se está produciendo una especie de colapso que creo que debería ser evitable”, declaró a CNN Allie Malis, representante de asuntos gubernamentales de la Asociación de Auxiliares de Vuelo Profesionales.

Malis describió situaciones “incómodas” en las que el personal de las aerolíneas se ve obligado a correr por los aeropuertos después de llegar en un vuelo retrasado mientras está programado en otro de salida inminente.

“A veces los pasajeros se alegran de que llegues porque eso significa que su avión va a salir, o incluso están molestos: creen que es tu culpa que el vuelo se haya retrasado cuando no puedes trabajar en dos vuelos a la vez, aunque estoy segura de que las aerolíneas desearían que pudiéramos”, añadió.

“Es un trabajo completamente insostenible”, coincide la azafata británica Kris Major.

“Los niveles de enfermedad se han disparado, los niveles de fatiga se han disparado, no porque [los tripulantes de cabina] rechacen o protesten de alguna manera”, explicó Major a CNN.

“Es simplemente que no pueden hacer frente... no pueden hacer frente a los constantes cambios”.

También se citó a un asistente de vuelo actual de Lufthansa: “La falta de personal, los retrasos, las cancelaciones, la falta de equipaje... creo que es una situación muy difícil para todos”.

Malis también se mostró contraria a las declaraciones de las aerolíneas en las que culpaban a las “ausencias de personal” de la interrupción de los vuelos en primavera y verano.

“Es un poco ofensivo que se nos culpe de cualquier tipo de escasez de mano de obra o de mala gestión operativa, porque las aerolíneas no han planificado adecuadamente”, dijo a los periodistas.

“Los asistentes de vuelo están siendo exprimidos al máximo, trabajando en las jornadas más largas que hemos tenido, con los periodos de descanso más cortos que hemos tenido durante la noche y eso hace que te enfermes, que te lleve al agotamiento y a la fatiga y que debilite tu sistema inmunitario”.

Según Malis, hasta hace poco American Airlines tenía una política de absentismo que exponía a los miembros de la tripulación a medidas disciplinarias si solicitaban permisos relacionados con covid-19.

Un portavoz de American Airlines declinó hacer comentarios sobre la política, pero aseveró que “cuidar de los miembros de nuestra tripulación en todo momento, incluso mientras están fuera de casa, es la prioridad [de la aerolínea]”.

Un portavoz de Lufthansa señaló a CNN que el sector de la aviación en su conjunto está “sufriendo cuellos de botella y escasez de personal, perceptibles especialmente durante los periodos de máxima actividad”.

Tanto Malis como Major dijeron a los periodistas que los asistentes de vuelo que habían abandonado la industria de la aviación durante el pico de la pandemia del covid-19 serían difíciles de reclutar de nuevo cuando los viajes se recuperen.

“Hay una razón para que no vuelvan”, afirmó Major. “La industria ha creado su propio problema”.

Malis añadió: “¿Por qué querría alguien solicitar ser asistente de vuelo o cualquier otro trabajador de una aerolínea cuando estamos trabajando hasta el límite?”.

EE.UU. ha sufrido miles de retrasos y cancelaciones de vuelos en las últimas semanas. Según datos de FlightAware, el domingo 7 de agosto se cancelaron 912 vuelos y se retrasaron 6.512.

La semana pasada, un asistente de vuelo declaró a la prensa que los tripulantes de cabina “temen por su seguridad” debido al enfado por la interrupción de los vuelos esta primavera y verano.