Saura, el hijo de la guerra para quien "la música es la mitad" de su vida

Guadalajara (México), 6 oct (EFE).- La música y la herida de la Guerra Civil española están marcadas a fuego en la vida del director español Carlos Saura, quien ha volcado estas dos obsesiones en sus obras.

"La música es la mitad de mi vida", dijo este miércoles el realizador en entrevista con Efe durante el estreno mundial de su película de corte musical "El rey de todo el mundo" en la edición 36 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, en el oeste de México.

Saura (Huesca, 1932) señala que uno de sus "traumas" es no haber aprendido a tocar un instrumento, en especial el chelo, y seguir así el ejemplo de su madre, que era pianista.

"La música es la inspiración de muchas cosas. No solo la música clásica, que me gusta muchísimo. Podría escuchar música clásica toda una vida o dos vidas, sino también la música popular, siempre me ha interesado mucho", expresó.

AMOR POR MÉXICO

El director es una de las figuras estelares del festival en el que se proyectó su más reciente filme "El rey de todo el mundo", con el que cumple uno de sus sueños y en el que muestra el folclor de México.

La cinta, rodada casi en su totalidad en ese país, mezcla en una ficción el colorido de la cultura mexicana con bailes tradicionales y ritmos más modernos, con la colaboración de los bailarines internacionales Isaac Hernández y Greta Elizondo.

Y ello desde la lente del cinematógrafo italiano Vittorio Storaro.

El director, de 89 años, se declaró amante de la música ranchera desde su juventud, pero aceptó que para esta película debió profundizar en el conocimiento que tenía de este y otros géneros populares para imprimir mayor diversidad al aspecto sonoro.

"He hecho como 20 musicales, unos con argumento y otros sin. Esta es una película con argumentación, hay historia, pero además sirve de pretexto para enseñar los tipos de baile. Hay una riqueza fantástica en México. El problema es que debimos hacer una selección muy rigurosa para lo que queríamos", señaló.

LA GUERRA

La pandemia fue para Saura un espacio para la creación. En estos meses ha concretado proyectos como "Rosa Rosae. La Guerra Civil", un cortometraje animado que se estrenó en el Festival de San Sebastián.

El director se declara "un hijo de la guerra" pues parte de su infancia estuvo marcada por este conflicto que reflejó en los dibujos que conforman este cortometraje inspirado en la canción "Rosa Rosae", del cantautor español José Antonio Labordeta.

Además, también avanzó en su serie sobre Federico García Lorca, fusilado en la Guerra Civil española (1936-1939).

Saura ha encontrado tiempo para trabajar en el guion de la serie dedicada a Lorca que podría rodarse en 2022 y en el que aborda la vida del poeta asesinado por el franquismo desde la historia de una mujer a la que le encargan realizar un trabajo acerca de la obra lorquiana.

También realizó un cortometraje en el que reconstruye cómo el pintor Francisco de Goya realizó el cuadro "Fusilamiento del 3 de mayo" en 1814 y que será estrenado en la clausura del Festival Internacional de Cinema Fantástico de Sitges, a mediados de octubre.

El autor de filmes como "Carmen" y "Flamenco" asegura que la pandemia lo ha obligado a ser más prolífico, a "dar una vuelta" sobre sí mismo y generar nuevos proyectos que tenía en mente o guardados en un cajón.

"Tengo montones de proyectos, creo que hay que tener la cabeza siempre ocupada. Lo peor es tener la cabeza vacía, esto de que a los 60 años pare y cobre un dinerito, es la muerte prematura, una de las formas de mantenerse vivo es tener la cabeza ocupada", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.