Sanidad israelí pide a los hospitales prepararse para empezar a vacunar en enero

Agencia EFE
·2  min de lectura

Jerusalén, 4 dic (EFE).- El Ministerio de Sanidad israelí ha ordenado a los hospitales que se preparen para iniciar el proceso de vacunación contra el coronavirus el próximo mes de enero, empezando por el personal médico involucrado en el tratamiento de pacientes que padecen la enfermedad.

Sanidad ha informado también a los directores de los principales hospitales del país de que la cantidad de dosis de vacunas que recibirán será superior a la que estaba prevista, aunque no se especificaron cifras precisas.

Según información difundida anoche por medios locales, Israel recibiría unos cuatro millones de dosis de la vacuna de Pfizer antes de finales de este mes, lo que permitiría vacunar a dos millones de personas, casi un cuarto de la población total.

El plan de inmunización tendría previsto vacunar a 80.000 israelíes cada día, por lo que la aplicación de esta primera serie de dosis duraría alrededor de un mes.

Israel tiene firmados acuerdos para comprar vacunas a Moderna (EE.UU.), Pfizer y BioNTech (EE.UU. y Alemania) y Arcturus (EE.UU.). También ha negociado la adquisición de vacunas de AstraZeneca (Reino Unido) y la italiana ReiThera, y está en negociaciones con Rusia para adquirir su vacuna, Sputnik, además de tratar de desarrollar la suya propia.

La situación de la pandemia en el país se ha vuelto más preocupante en los últimos días ya que, tras semanas con pocos casos, se superó ayer la cifra de 1.500 contagios diarios por primera vez en meses.

Oficiales de Sanidad y de la unidad del Ejército que evalúa el avance de la pandemia advirtieron ayer que el país se encamina a una tercera ola, algo que podría obligar a imponer nuevas restricciones.

Esta semana, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, enfatizó que la situación sigue siendo "dramática" y adelantó que podrían aplicarse nuevas medidas en los próximos días.

Hasta el momento, el país ha registrado más de 340.000 casos, de los cuales casi 12.000 se encuentran activos, 287 de ellos en estado grave.

Con ocho nuevas muertes ayer, la cifra total de fallecidos por la enfermedad se elevó a 2.891, la mayoría de ellos durante la segunda ola, sobre todo en los meses de agosto y septiembre.

La desescalada del confinamiento, que comenzó a mediados de octubre, continúa avanzando lentamente y contó esta semana con el regreso de los estudiantes más mayores a clases presenciales en los institutos y la reapertura de algunos centros comerciales y museos.

(c) Agencia EFE