Sancionan a legislador francés por hacer comentario racista

La parlamentaria de izquierda Rachel Keke asiste a un acto en apoyo al legislador negro Carlos Martens Bilongo, viernes 4 de noviembre de 2022, frente a la Asamblea Nacional en París. Bilongo dijo el viernes que se sintió "gravemente ofendido" por una observación racista de un parlamentario de la extrema derecha durante una sesión del legislativo. (AP Foto/Thibault Camus) (ASSOCIATED PRESS)

PARÍS (AP) — Un legislador francés de extrema derecha fue suspendido del Parlamento durante 15 días, la pena máxima, después de que hiciera un comentario racista durante una sesión legislativa, que provocó la condena de todo el espectro político.

Durante una sesión del poder legislativo el jueves, se escuchó a Gregoire de Fournas, del partido ultraderechista Encuentro Nacional, gritar “regresa a África” cuando el legislador Carlos Martens Bilongo, quien es de raza negra, criticaba la posición del gobierno sobre los migrantes varados en el mar. Bilongo afirmó el viernes que se sintió “gravemente ofendido” por la observación racista

Muchos políticos, incluso el presidente de Francia, se declararon indignados por la observación de De Fournas, que puso de manifiesto la xenofobia imperante en la extrema derecha y otros sectores de la sociedad francesa.

Las palabras provocaron conmoción en el recinto y el presidente de la Asamblea Nacional suspendió la sesión.

Los miembros del órgano administrador de la Asamblea Nacional dijeron el viernes que por unanimidad le dieron a De Fournas la pena máxima, 15 días de suspensión. De Fournas tuiteó que es “inocente” y que la decisión era “muy injusta”.

Debido a la conmoción y que las palabras resultaron algo confusas, no estaba claro si de Fournas se refería a Bilongo o a los migrantes cuando dijo que debían regresar a África.

De Fournas dijo que se refería a los migrantes con destino a Europa rescatados en el mar y no, como algunos entendieron, a su colega legislador.

“Mantengo plenamente mis comentarios sobre las anárquicas políticas migratorias de nuestro país”, tuiteó el viernes.

Grupos antirracistas franceses sostuvieron que cualquiera que fuese el blanco, las palabras hicieron eco de un insulto racista contra las personas negras al decirles que regresen a África, independientemente del lugar en el que hayan nacido o de su poseen la ciudadanía.

El grupo francés SOS Racisme calificó el incidente de “la verdadera faz de la extrema derecha: la del racismo”. Su presidente, Dominique Sopo, dijo que “evidentemente, son comentarios extremadamente violentos”, cualquiera que fueran las palabras exactas del legislador.

Bilongo dijo que recibió miles de mensajes de personas que dicen escuchar insultos similares en la vida cotidiana y elogió la reacción indignada de todo el espectro político. Esas palabras “hablan a muchos franceses que se sintieron heridos”, afirmó Bilongo.

El Palacio del Elíseo dijo que el presidente Emmanuel Macron estaba indignado por esas palabras que son “inaceptables dentro o fuera” de la Asamblea.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, dijo a BFM TV que se sentía “profundamente indignado” y que era la primera vez en sus 15 años de vida política que escuchaba palabras tan “ignominiosas” en el recinto.