Salvador Ramos: Todo lo que sabemos sobre el tirador masivo en la escuela de Texas

·18  min de lectura

En hombre armado que mató a 19 estudiantes y dos adultos en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, el martes, fue identificado como Salvador Ramos de 18 años.

El gobernador Greg Abbott declaró que Ramos, quien al final fue asesinado a tiros por agentes de la ley, era “el rostro puro de la maldad”.

Ramos era un estudiante de la Escuela Secundaria Uvalde que vivía en la pequeña ciudad a 80 millas (130 kilómetros) al oeste de San Antonio.

El adolescente había insinuado en las redes sociales que podría avecinarse un ataque, le informó a la prensa el senador estatal Roland Gutierrez. “Sugirió que los niños deberían tener cuidado”, comentó el legislador.

Ramos también escribió: “Voy a disparar a una escuela primaria” en Facebook, según Abbott, aunque Facebook cuestiona esa versión y dice que los mensajes eran “mensajes de texto privados uno a uno que se descubrieron después de que la terrible tragedia ocurriera”.

El joven de 18 años le disparó a su abuela en la cara antes de robar la camioneta familiar y conducir a la escuela primaria Robb justo antes del mediodía del martes. Ella misma llamó a la policía y luego fue llevada a un hospital en estado crítico.

Se cree que Ramos abandonó la camioneta fuera de la escuela y entró.

Al entrar, los policías de la escuela lo confrontaron, pero no dispararon ni frenaron el avance del adolescente, lo que le permitió ingresar a un salón de clases armado con un AR-15 y atrincherarse.

“Empezó a disparar a niños, maestros, a quien se interpusiera en su camino”

Salvador Ramos tenía 18 años (Texas Department of Public Safety)
Salvador Ramos tenía 18 años (Texas Department of Public Safety)

“El sospechoso ingresó a la escuela y tan pronto como ingresó a la escuela comenzó a disparar a los niños, maestros, a cualquiera que se interpusiera en su camino”, detalló Christopher Olivarez, del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Un equipo compuesto por comandos de élite de la Patrulla Fronteriza, comisarios del condado y policías locales finalmente irrumpieron en el salón y un agente de la Patrulla Fronteriza mató a tiros a Ramos.

Además de los 21 que murieron, Ramos hirió a otras 17 personas en la masacre, dijeron funcionarios de Texas en una conferencia de prensa el miércoles. Todos sufrieron lesiones no letales y se espera que sobrevivan.

Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR-15 cuando cumplió 18 años, uno de los cuales usó durante el tiroteo.

“Eso fue lo primero que hizo en su cumpleaños número 18”, añadió Roland Gutierrez.

Un amigo de Ramos en Instagram declaró que el adolescente le había enviado una foto que mostraba un recibo de un arma que compró a Daniel Defense, un fabricante de armas, informó The Daily Dot.

Excompañero dice que Ramos le envió imágenes de armas de fuego y municiones

 (Supplied)
(Supplied)

Una cuenta de Instagram identificada por los medios de comunicación como perteneciente a Ramos lo mostró posar con lo que parece ser un arma semiautomática. Un excompañero de clase contó que Ramos le envió fotos de un arma de fuego y una bolsa llena de municiones días antes del ataque.

“Me enviaba mensajes de vez en cuando, y hace cuatro días me envió una foto del AR que estaba usando… y una mochila llena de cartuchos 5.56 , probablemente como siete cargadores”, detalló el excompañero de clase.

“Yo le pregunté, ‘Hermano, ¿por qué tienes esto?’ y él dijo, ‘No te preocupes por eso’”, detalló el estudiante. “Él procedió a escribirme ‘Me veo muy diferente ahora. No me reconocerías’”.

Los líderes de Texas dijeron el miércoles que Ramos no tenía antecedentes penales o de salud mental conocidos, y que “no hubo una advertencia significativa sobre su delito” fuera de los mensajes justo antes del ataque, según el gobernador Abbott.

Amigos dicen que el tirador sufrió acoso escolar y tomó represalias violentas

Sin embargo, aquellos que conocieron a Ramos pintan la imagen de un individuo con muchos problemas.

Amigos y parientes informaron que Ramos sufrió acoso escolar, se cortó la cara, disparó una pistola de aire comprimido a personas desconocidas y aventó huevos a autos en los años previos al ataque mortal.

La familia y los amigos también han dicho que tuvo una vida familiar difícil, que sufrió acoso escolar por un impedimento del habla infantil y que arremetió de forma violenta contra amigos, extraños y su madre, tanto hace poco como a lo largo de los años.

Santos Valdez Jr, de 18 años, le contó aThe Washington Post que conocía a Ramos desde sus primeros días en la escuela primaria y agregó que eran amigos hasta que el comportamiento de Ramos comenzó a empeorar.

Solían jugar videojuegos juntos antes de que Ramos cambiara. Valdez describió un encuentro en el que Ramos llegó a un parque donde solían jugar basquetbol con cortes en toda la cara, al inicio dijo que un gato lo había arañado.

“Luego me dijo la verdad, que se cortó la cara con cuchillos una y otra vez”, narró Valdez. “Yo le pregunté, ‘Estás loco, hermano, ¿por qué harías algo así’”.

Ramos respondió que lo había hecho por diversión, señaló Valdez.

Se burlaban de el por tartamudeo y seseo

Esta es una captura de pantalla sin fecha de la cuenta de Instagram de Ramos (social media/AFP via Getty Images)
Esta es una captura de pantalla sin fecha de la cuenta de Instagram de Ramos (social media/AFP via Getty Images)

Amigos y familiares dijeron que Ramos sufrió acoso escolar en la secundaria y preparatoria por su tartamudeo y seseo. Quien se considera a sí mismo el mejor amigo de Ramos en octavo grado, Stephen Garcia contó que tuvo una vida escolar difícil.

“Lo molestaban mucho, mucha gente lo hacía”, le detalló Garcia a The Post. “Sobre las redes sociales, sobre los juegos, sobre todo”.

“Era un chico muy agradable, un chico muy tímido. Solo necesitaba salir de su caparazón”, agregó.

Garcia contó que Ramos una vez publicó una foto de sí mismo con delineador de ojos negro, lo que provocó una gran cantidad de comentarios que incluían lenguaje despectivo dirigido a las personas homosexuales.

Garcia añadió que trató de defender a Ramos, pero cuando se mudó a otra área de Texas debido al trabajo de su madre, Ramos “simplemente comenzó a ser una persona diferente”.

“Se puso peor y peor, y ni siquiera sé cuánto”, aclaró Garcia. Ramos dejó la escuela cuando Garcia se mudó y comenzó a vestirse completamente de negro, se dejó crecer el cabello y comenzó a usar botas militares.

Perdió gran parte del año escolar, no se iba a graduar con sus compañeros de clase

Se publicó en redes sociales un espeluznante vídeo el día del tiroteo en Uvalde, muestra al tirador recorrer el perímetro de la escuela, con un rifle a la mano, antes de irrumpir en un salón lleno de estudiantes y dos maestros, cerrarlo por dentro y abrir fuego (Facebook/screengrab)
Se publicó en redes sociales un espeluznante vídeo el día del tiroteo en Uvalde, muestra al tirador recorrer el perímetro de la escuela, con un rifle a la mano, antes de irrumpir en un salón lleno de estudiantes y dos maestros, cerrarlo por dentro y abrir fuego (Facebook/screengrab)

Sus compañeros de clase dijeron que se perdió gran parte del año escolar y que no se iba a graduar con los demás este año.

La prima de Ramos, Mia, quien pidió que no se usara su apellido, le contó al Post que “él no era muy sociable después de que lo molestaran por tartamudear”.

“Creo que ya no se sentía cómodo en la escuela”, dijo.

Ramos publicó imágenes de rifles automáticos en las redes sociales hace aproximadamente un año que “tendría en su lista de deseos”, agregó Valdez. Publicó imágenes hace cuatro días de dos rifles a los que llamó “fotos de mis armas”.

Relación tensa con su madre

Su compañera de clase de la preparatoria, Nadia Reyes, le contó al Post que Ramos publicó una historia de Instagram hace dos meses que lo mostraba gritarle a su madre, de quien dijo que trataba de obligarlo a abandonar la casa.

“Publicó vídeos en su Instagram donde la policía estaba allí y llamaba a su madre una desgraciada y le decía que quería echarlo”, expuso Reyes. “Él gritaba y hablaba con su mamá de forma muy agresiva”.

El vecino de al lado, Ruben Flores, de 41 años, le informó al periódico que Ramos tenía “una vida bastante dura con su mamá”.

Flores contó que los problemas se hicieron más evidentes con el paso de los años, ya que la policía aparecía en la casa de Ramos y los vecinos veían peleas entre la madre y el hijo.

Flores agregó que Ramos se mudó de la casa de su madre a vivir con su abuela hace unos meses. La abuela también era dueña de la casa donde vivía la madre de Ramos.

El tirador estuvo involucrado en varias peleas a puñetazos en los años previos al ataque, dice un compañero de clase

Reyes aclaró que recuerda alrededor de cinco peleas a puñetazos que involucraron a Ramos en la escuela secundaria y preparatoria. Las amistades que logró formar no duraron mucho, agregó. Añadió que una vez le dijo a un amigo que quería unirse a la Marina que solo tenía ese objetivo porque entonces podría matar gente. El chico terminó la amistad en ese momento.

“Llevaba las cosas demasiado lejos, decía algo que no debería decirse, y luego se ponía en modo defensivo al respecto”, aseguró Reyes al Post.

Valdez le narró al Post que su última interacción con Ramos fue alrededor de dos horas antes del tiroteo. Se enviaron mensajes a través de las historias de Instagram después de que Valdez compartiera un meme que decía “por qué demonios la escuela todavía está abierta”.

Una captura de pantalla muestra a Ramos responder “hechos” y “ aunque eso es bueno, ¿verdad?”.

“[Ni siquiera sé] Ni siquiera voy a la escuela, jajaja”, respondió Valdez, pero le aclaró al periódico que Ramos nunca vio ese mensaje.

“Ni siquiera podía pensar, ni siquiera podía hablar con nadie”, le detalló Garcia al periódico sobre el momento en que se enteró del tiroteo. “Simplemente salí de clase, muy perturbado, ya sabes, llorando a mares… Nunca esperé que lastimara a la gente”.

“Creo que necesitaba ayuda mental. Y mejorar las cosas con su familia. Y amor”, agregó.

El hombre armado fue asesinado por la unidad táctica de élite de la Patrulla Fronteriza, Bortac, dicen las autoridades

Al tirador lo asesinaron miembros de un equipo táctico de élite de la Patrulla Fronteriza, dicen las autoridades.

El sospechoso se atrincheró en un salón de clases de dos cuartos en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, donde mató a sus víctimas y disparó a las fuerzas del orden a través de las ventanas.

Los miembros del equipo Bortac de la Patrulla Fronteriza acudieron a la escuela, ubicada en la ciudad a 80 millas (129 kilómetros) al oeste de San Antonio, pero no pudieron ingresar al salón de clases debido a una puerta de acero y la construcción de bloques de concreto del edificio, le informaron fuentes policiales a The Wall StreetJournal.

El equipo también recibió fuego por parte del tirador, quien les disparó a través de la puerta y las paredes del salón de clases.

Después de que Bortac obtuviera una llave maestra del director de la escuela, pudieron entrar al salón de clases.

Un agente de Bortac recibió disparos en su escudo cuando el equipo entró al salón de clases, otro agente recibió heridas de metralla y un tercer agente disparó y mató a Salvador Ramos, de 18 años.

Las autoridades le dijeron al periódico que una vez dentro, los agentes encontraron niños muertos y amontonados en varias pilas.

La ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EE.UU.) dice que Ramos compró legalmente dos rifles el 17 y el 20 de mayo. Uno de los rifles se quedó en la camioneta accidentada del sospechoso, mientras que al otro, un Daniel Defense, lo encontraron junto a él en la escuela.

Compró 375 cartuchos de munición 5,56 el 18 de mayo.

Tirador publicó en Facebook que “iba a dispararle a una escuela primaria”

Ramos publicó en Facebook que “iba a dispararle a una escuela primaria” 15 minutos antes de su mortífero ataque, reveló el gobernador Greg Abbott.

No tenía antecedentes penales ni antecedentes de salud mental conocidos antes del ataque, según las autoridades.

Abbott declaró en una conferencia de prensa el miércoles que Ramos había publicado en la plataforma de redes sociales tres veces en los 30 minutos anteriores al ataque.

La primera fue: “Voy a dispararle a mi abuela”. El segundo mensaje fue: “Le disparé a mi abuela”. Y el tercero, que ocurrió justo antes de que comenzara ese ataque, “Voy a dispararle a una escuela primaria”.

Las autoridades señalaron que Ramos no especificó qué escuela primaria pretendía atacar en la ciudad de 16.000 habitantes que se encuentra a 80 millas (130 kilómetros) al oeste de San Antonio.

Mientras tanto, Andy Stone, un portavoz de la empresa matriz de Facebook, Meta, cuestionó las afirmaciones del gobernador.

“Los mensajes que describió el gobernador Abbott eran mensajes de texto privados uno a uno que se descubrieron después de que ocurriera la terrible tragedia. Cooperamos de cerca con las fuerzas del orden público en su investigación en curso”, aseveró.

Chica alemana dice que le envió un mensaje de texto justo antes del ataque

Una niña de 15 años de Alemania le relató a The New York Timesque Ramos le había enviado un mensaje de texto justo antes del tiroteo, donde decía: “Iré a disparar a una escuela primaria”.

La adolescente, a quien solo se hace referencia como Cece, le dijo al periódico que recibió el mensaje justo después de otro a las 11:21 am, en el que el sospechoso le escribió: “Acabo de dispararle a mi abuela en la cabeza”.

Ella detalló que conoció a Ramos hace varias semanas en la app de livestreaming Yubo, y que él le envió un mensaje de vídeo desde una tienda de armas a principios de mes donde le dijo que estaba comprando un rifle AR-15.

Cece dice que no alertó al respecto, pero cuando se supo la noticia de la masacre, consiguió que un amigo en EE.UU. se pusiera en contacto con las autoridades en su nombre.

Abuelo de Ramos describe al adolescente con problemas y armas ocultas

El abuelo del tirador dice que no sabía que Ramos tenía rifles de asalto de alto poder en casa.

“No sabía que tenía armas”, le aseguró Rolando Reyes a ABC News. “Si lo hubiera sabido, lo habría denunciado”.

Ramos le disparó a su abuela de 66 años en la cabeza antes de robar el auto de la familia y dirigirse a la Escuela Primaria Robb.

“Todavía no lo he asimilado”, añadió Reyes.

La abuela de Ramos, que se cree que es Celia Martinez, de 66 años, se encuentra en estado grave pero viva.

El adolescente se había quedado con sus abuelos después de una pelea con su madre, según la familia. Pasaba la mayor parte del tiempo solo en su habitación, jugando videojuegos.

“Era muy callado, no hablaba mucho”, dijo Reyes.

El abuelo comentó que a veces llevaba a Ramos a trabajar con él, ya que el adolescente frecuentemente faltaba a la escuela y aún no se iba a graduar.

La madre habla y dice que su hijo no es “violento”

La madre del tirador rompió su silencio para decir que su hijo “no era una persona violenta”.

Adriana Reyes le dijo a DailyMail.com que estaba “sorprendida” de que el joven de 18 años se descontrolara y masacrara a 21 personas en la Escuela Primaria Robb en Uvalde.

Reyes, de 39 años, habló desde la cama del hospital de Celia Gonzalez, de 66 años, a quien su nieto le disparó en la cara antes de cometer uno de los tiroteos escolares más mortíferos en la historia de EE.UU.

“Mi hijo no era una persona violenta. Estoy sorprendida por lo que hizo”, le comentó al medio de comunicación desde un hospital de San Antonio.

“Rezo por esas familias. Estoy orando por todos esos niños inocentes, lo hafo. Ellos [los niños] no tuvieron nada que ver con esto”.

Reyes dice que la última vez que vio a su hijo fue el lunes pasado, en su cumpleaños, donde le dio un juguete y una tarjeta de Snoopy de peluche.

También negó que ella y su hijo tuvieran una relación dañada, a pesar de que él se había ido a vivir con su abuela.

“Tenía una buena relación con él. Era reservado; no tenía muchos amigos”, aclaró.

Ramos le disparó a su abuela en la cara luego de “pelearse por la graduación” antes del ataque a la escuela

Según los informes, Ramos le disparó a su abuela en la cara después de una pelea por no haberse graduado de la escuela preparatoria de Uvalde.

Según los informes, la abuela de Ramos se encuentra en estado crítico. Según un informe de John Mone de Newsy, un vecino de Ramos llamado Eduardo Trinidad comentó que Ramos estaba enojado porque no se iba a graduar de la escuela y discutió con su abuela la mañana del tiroteo.

La abuela de Ramos se encontraba en estado crítico desde el miércoles por la mañana luego de ser transportada a un hospital en San Antonio.

Ramos estudiaba en la Escuela Preparatoria Uvalde, pero no iba a graduarse con sus compañeros de clase esta primavera.

El tirador de Texas estuvo dentro de las instalaciones de la escuela hasta una hora antes de que le dispararan, dicen las autoridades

El tirador estuvo dentro de las instalaciones de la escuela hasta una hora antes de que la policía lo matara, según un informe.

Ramos se había “encontrado” con un oficial de recursos escolares, aventó una bolsa negra con municiones adentro y entró a la escuela, le informó a CNN el sargento Erick Estrada del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

The Associated Press dijo que Ramos tal vez intercambió disparos con el oficial, pero no pudo verificar si sucedió.

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, le detalló al canal de noticias que el hombre armado fue asesinado aproximadamente una hora después de llegar a las instalaciones.

“Estuvo dentro como 40 minutos o algo así, [menos de] una hora”, añadió.

Esto ocurre cuando los testigos le dijeron a Associated Press que habían instado a los agentes de policía a entrar a la escuela primaria Robb mientras se desarrollaba la carnicería.

Las críticas se dirigieron a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, acusados de no actuar con rapidez mientras continuaban los disparos. La policía negó actuar tarde o cualquier “vacilación”.

Según los informes, Ramos estrelló su camioneta contra una zanja fuera de la escuela, agarró su rifle semiautomático estilo AR-15 y disparó a dos personas afuera de una funeraria cercana que escaparon ilesas, detalló el testigo Juan Carranza, de 24 años.

“¡Entren ahí! ¡Entren ahí!”, las mujeres cercanas gritaron a los oficiales poco después de que comenzara el ataque , contó, y agregó que los oficiales no entraron.

Ramos estuvo en un enfrentamiento con los oficiales durante casi media hora después de disparar contra los estudiantes y maestros, le informó a CNN el representante Tony Gonzales, cuyo distrito incluye a Uvalde.

Dijo que hubo una pausa de 30 minutos en la actividad cuando los agentes de la ley sintieron que el tirador se había atrincherado.

“Y luego [el tiroteo] se detiene y él se atrinchera. Ahí es donde hay una especie de pausa en la acción”, expuso Gonzales. “Todo, entiendo, duró alrededor de una hora, pero aquí es donde hay una especie de pausa de 30 minutos. Se sienten como si lo hubieran atrincherado. El resto de los estudiantes de la escuela ahora se van”.

Ramos “se atrincheró, cerró la puerta y empezó a disparar a los niños y maestros que estaban dentro de ese salón de clases”, afirmó Christopher Olivarez, del Departamento de Seguridad Pública. “Simplemente muestra la completa maldad del tirador”.

Agregó que las barricadas fueron una desventaja para los oficiales y admitió que no hubo suficiente despliegue.

“No había suficiente mano de obra en ese momento, y su objetivo principal era preservar cualquier pérdida de vidas”, lec comentó a CNN. “Comenzaron a romper ventanas alrededor de la escuela y trataron de rescatar, evacuar a niños y maestros mientras eso sucedía”.

Raul Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza de EE.UU., dijo que los agentes de la organización llegaron al lugar después de que la policía ya había intercambiado fuego con el sospechoso en la escuela. Comentó que miembros del equipo táctico de la Patrulla Fronteriza y otros equipos conjuntos de oficiales locales fueron tras el atacante.

“No dudaron. Se les ocurrió un plan. Entraron a ese salón de clases y se encargaron de la situación lo más rápido que pudieron”, aseguró.

Mientras tanto, un oficial de la ley familiarizado con la investigación expresó que los agentes de la Patrulla Fronteriza tuvieron problemas para forzar la puerta del salón de clases y tuvieron que pedirle a un miembro del personal que lo abriera con una llave. Se informó que fue un agente de la Patrulla Fronteriza quien al final disparó y mató a Ramos.

El ataque más mortífero en una escuela primaria desde 2012

El número de muertos de 19 estudiantes y dos adultos es el ataque más mortífero en una escuela primaria desde el tiroteo masivo de 2012 en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, el cual se cobró la vida de 20 estudiantes y seis maestros.

Joe Biden le dijo a la nación que era hora de “convertir este dolor en acción” y cambiar las leyes de armas después de la masacre. “¿Por qué estamos dispuestos a vivir con esta carnicería?” declaró en la Casa Blanca. “¿Dónde, en el nombre de Dios, está nuestra fuerza para tener el coraje de lidiar con esto y hacer frente a los lobbies [de armas]?”.

Estalló una pelea en la conferencia de prensa del miércoles con los líderes de Texas, cuando el candidato a gobernador, Beto O'Rourke, gritó: “El momento de detener el próximo tiroteo es ahora y no están haciendo nada”, antes de que lo sacaran a empujones del auditorio.

“Hay familiares que lloran mientras hablamos”, le respondió el gobernador. “Hay miembros de la familia cuyos corazones están rotos. No hay palabras que cualquiera que grite pueda venir aquí y hacer algo para sanar esos corazones rotos. Cada tejano, cada estadounidense, tiene una responsabilidad en la que no debemos centrarnos en nosotros mismos ni en nuestra agenda”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.