Salvador Ramos era “especialmente violento con las mujeres” y enviaba mensajes amenazantes

·4  min de lectura
Una foto de la clase que fue víctima del ataque de Salvador Ramos, en un homenaje en la escuela Robb
Michael M. Santiago

NUEVA YORK.- Salvador Ramos, el adolescente de 18 años que ingresó en una escuela de Texas y asesinó a disparos a 21 personas, entre ellas 19 niños, era “agresivo” y “violento con las mujeres”, denunciaron sus compañeras de clase.

Una adolescente de 17 años, Keanna Baxter, reveló que rechazó salir con él luego de enterarse que Ramos había actuado violentamente con una amiga suya de la escuela secundaria de Uvalde.

“Salía con mi amiga. Y luego rompieron”, dijo Baxter al San Antonio Express News. “Y luego intentó salir conmigo después de eso, pero le dije que no. Porque siempre tuve este tipo de sentido espeluznante sobre él”.

Ramos masacró el martes pasado a 19 estudiantes de primaria y dos maestras cuando irrumpió en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, en el tiroteo escolar más mortífero de Estados Unidos desde 2012.

El frente de la Escuela Primara Robb, en Uvalde, Texas
El frente de la Escuela Primara Robb, en Uvalde, Texas


El frente de la Escuela Primara Robb, en Uvalde, Texas

Baxter dijo que Ramos era “impredecible y violento” cuando salía con su amiga. “Ella me dijo que daba miedo”, relató. “Como si se pusiera super violento. Y cuando él perdía los estribos, ella literalmente temía por su vida”.

“Le enviaba estos mensajes realmente desagradables, donde pasaba de ser super dulce a gritarle, y volver a super dulce”, agregó al medio de San Antonio. Baxter lo describió como “en general agresivo, violento”.

“Trataba de pelearse con las mujeres. Trataba de pelearse con cualquiera que le dijera que no: si no se salía con la suya, se volvía loco”, subrayó Baxter. “Era especialmente violento con las mujeres”, agregó.

Acoso en las redes

Una de esas jóvenes era Crystal Foutz, de 17 años, también estudiante de secundaria de Uvalde. Ramos amenazó con hacerle daño en comentarios en Instagram, después de que se metiera en una pelea en las redes sociales con su exnovio.

“Era sencillamente un acoso. Y nunca me dio por provocarlo ni nada por el estilo”, dijo Foutz al diario. “Era agresivo sin ninguna razón… Terminé por bloquearlo”.

Foutz también se enteró de que Ramos acosaba a otra exnovia después de que rompieran. Y terminaron precisamente “porque era muy agresivo”.

Santos Valdez, de 18 años, dijo que eran amigos hasta que el futuro asesino se descarriló. Ramos apareció un día en un parque donde jugaban al básquet con cortes en toda la cara. Primero dijo que lo arañó su gato, y luego reveló la verdad: se había cortado “solo por diversión”.

En las redes sociales circula un video de Ramos sosteniendo a un gato muerto en el asiento del pasajero de un automóvil, agregó Baxter.

Manifestantes portan cruces con fotografías de víctimas de la masacre en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas, durante una protesta contra la convención de la Asociación Nacional del Rifle
Manifestantes portan cruces con fotografías de víctimas de la masacre en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas, durante una protesta contra la convención de la Asociación Nacional del Rifle


Manifestantes portan cruces con fotografías de víctimas de la masacre en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas, durante una protesta contra la convención de la Asociación Nacional del Rifle

Foutz dijo que vio videos de TikTok que Ramos publicó de sí mismo golpeando paredes mientras llevaba guantes de boxeo y declarando que podía luchar contra cualquiera. “Era muy agresivo”, recordó Foutz. “Si trataba de molestarte o si trataba de decirte algo y no le hacías caso, se enojaba”, dijo.

Los rumores que circulan entre los estudiantes de secundaria indican que Ramos estaba enojado porque no podría graduarse. Las autoridades de la escuela indicaron que la había abandonado. Sin embargo, Baxter dijo que lo vio en la escuela el mes pasado, y Foutz recordó también haberlo visto en el campus el otoño pasado.

“Para ser sincero, no me lo pensé dos veces sobre este chico”, dijo Baxter. “Apenas conocía a este chico desde hace un año. Apareció de la nada”. “A las personas que intentaron darle una oportunidad de ser amigos, las ahuyentó”, dijo Foutz. “Era un matón, de verdad. Si no le dabas lo que quería, era un matón para ti”.

“No tenía amigos”, dijo Baxter. “Para ser honesto, nadie le hablaba. Solo porque la gente le tenía verdadero miedo”. Algunos estudiantes pensaron que si había un objetivo para este tipo de tragedia, sería el secundario. “Todos pensamos que tal vez lo harían al instituto, porque ya hemos recibido amenazas antes”, dijo. “Pero no a los niños. Deberíamos haber sido nosotros. No había ninguna razón para ir a hacer daño a esos niños”.

“Ninguno de nosotros es así. Ninguno de nosotros tiene esa clase de odio en su corazón para hacer algo así o saber cómo pudo suceder”, concluyó.

Agencia ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.