“Salieron a cazar”: el crudo relato de un periodista herido en Formosa

·4  min de lectura
Maximiliano Galarza tiene 39 años y fue golpeado por policías en la cabeza y en todo el cuerpo
Gentileza La Mañana de Formosa

A dos días de las protestas desatadas en la provincia de Formosa luego de que el gobierno de Gildo Insfrán anunciara el regreso en la capital de la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la aparición de 43 nuevos casos de Covid-19 en tres días, el periodista Maximiliano Galarza, quien trabaja en radio Fantasía, contó que fue agredido a golpes por un grupo de policías y afirmó que lo ocurrido fue “una cacería”.

“Me tiraron 14 perdigones, de una distancia de 3 o 4 metros”, afirmó el hombre de 39 años en diálogo con radio Mitre. “Tengo marcas en el pecho y en el brazo. Salieron a reprimir, a cazar a la gente, era una cacería, un grupo de policías con pistolas de goma que salió a disparar”.

La Iglesia denunció “formas de represión violenta” en Formosa

Consultado sobre agresiones de los manifestantes a los agentes, afirmó que las versiones que hablar sobre eso son mentiras, que nadie había tirado bombas molotov en la marcha, que no hay pruebas que confirmen esos dichos. Sin embargo, destacó que la agresividad con la que fueron tratados por los oficiales fue muy grave. “Hay personas con el estómago marcado por los tubos de los gases lacrimógenos. No tiraban gas para dispersar”, sino al cuerpo, agregó Galarza.

Al respecto de la agresión que sufrió, relató: “Me pegaron patadas en las rodillas, me tiraron al piso, me pegaron con la cachiporra, patadas en la cabeza, me seguían gritando… Los policías estaban transformados, parecía que gozaban, creo que si tenían la reglamentaria tiraban con plomo”. Además afirmó que tiene toda la cabeza lastimada y que desde el viernes todos los días se levanta de la cama mareado.

“Me pegaron en la cara, en el estómago en los testículos, me apretaron el cuello. Me llevaron a la comisaria 3, me volvieron a pegar hasta que me dejaron en una celda”, agregó.

Una mujer herida por las balas de goma, en Formosa
Una mujer herida por las balas de goma, en Formosa


Una mujer herida por las balas de goma, en Formosa

Galarza asimismo habló sobre las razones que llevaron a cientos de formoseños a manifestarse en los alrededores de la Casa de Gobierno esta semana en rechazo de la decisión de Insfrán de volver a la fase 1 y dijo: “Esto es histórico, no lo vi nunca ni me imaginé verlo, la gente perdió el miedo. La gente quiere libertad, acá persiguen a la gente. No se puede opinar distinto, el miedo es real porque el 80 por ciento de la gente trabaja para el Estado y tiene miedo. Yo hoy siento orgullo”.

Por último, hizo un pedido al presidente Alberto Fernández y cerró: “La gente no aguanta más. Formosa necesita que vean lo que está pasando. Acá ocurren cosas de las que nadie se entera, porque de acá no salen. El poder político hace y deshace, necesitamos un cambio”.

Tras la manifestación y los enfrentamientos registrados, que duraron horas y concluyeron con varios detenidos, en redes sociales diputados y senadores opositores hicieron un llamamiento al gobierno de Insfrán a “frenar la represión” de las fuerzas de seguridad. En tanto, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación repudió la “violencia ejercida por integrantes de la Policía provincial de Formosa sobre los manifestantes”.

Por su parte el Presidente declaró: “Nos preocupa la violencia institucional, lo estamos analizando”.

Defensa

Horas después de lanzar un duro mensaje a los manifestantes, hoy el ministro de Gobierno de Insfrán, Jorge Abel González, afirmó: “Todos repudiamos la violencia institucional y repudiamos aquellas expresiones pacíficas que se convierten en violentas como ocurrió el viernes”.

El funcionario formoseño declaró también en una entrevista radial que “el gobierno nacional no dijo nada con lo que no estuviéramos de acuerdo” y dividió a los que salieron a las calles entre los que quieren manifestar su opinión y aquellos que quieren desatar la violencia. Asimismo, destacó que se defienda a los policías: “Cuando exista algún exceso de algún miembro de las fuerzas de seguridad, no podemos estar de acuerdo”.

La postura mostrada hoy por González parece distar de la combativa que dejo entrever el viernes mismo de la marcha, cuando durante la presentación de los casos del día de coronavirus en la provincia tras las protestas indicó: “No bajemos los brazos, más unidos que nunca, más firmes que nunca. En Formosa no se rinde nadie”.