El conmovedor video del entrenador que desarmó y abrazó a un estudiante que iba a suicidarse en la escuela

El conmovedor video del entrenador que desarmó y abrazó a un estudiante que iba a suicidarse en la escuela

El 17 de mayo Keanon Lowe se convirtió en héroe anónimo cuando impidió que un estudiante armado se quitara la vida en su escuela. Las imágenes de las cámaras de seguridad recién fueron difundidas ahora a los medios de comunicación y desde entonces se han viralizado a través de Youtube, sacando a Lowe y su generoso gesto del anonimato.

Ángel Granados-Díaz, de 18 años, entró con una escopeta a un salón de clases de la escuela Parkrose High School en Portland, Oregon, cuando de milagro se cruzó con el entrenador de fútbol americano y atletismo, quien también trabaja como seguridad de la institución.

De acuerdo con algunos informes y medios, Lowe había derribado al estudiante, pero las nuevas imágenes muestran todo lo contrario: luego de hacerse con el arma, el entrenador salió del salón, se la entregó a otro profesor y se envolvió en un apretado y conmovedor abrazo con el estudiante.


Lowe reveló en conferencia de prensa en mayo que en el momento del incidente estaba buscando a otro estudiante pero rápidamente se dio cuenta de que Granados-Díaz estaba armado a solo unos pasos de él.

Vi la expresión en su rostro, sus ojos, miré el arma, me di cuenta de que era real y luego mis instintos simplemente se hicieron cargo. Me abalancé sobre el arma, puse las dos manos sobre ella. Tenía las dos manos en la pistola y, obviamente, los niños salieron corriendo del salón y gritando”, detalló.

Los abogados de Granados-Díaz afirmaron que el joven sufre problemas de salud mental y que había comprado el arma legalmente varios meses antes del incidente para quitarse la vida frente a sus compañeros, y así evitarle a su madre la angustia de encontrar el cuerpo en su casa. No estaba en sus planes lastimar a nadie más que a él mismo.

"Sentí compasión por el niño, para ser honesto. Solo quería hacerle saber que yo estaba allí para ayudarlo. Le dije que estaba allí para salvarlo y que vale la pena vivir”, describió Lowe.

De deportista a héroe

Los días luego del episodio fueron difíciles para el entrenador de 27 años. A través de su cuenta personal de Twitter, aprovechó para hacer un resume: “Cuando me inscribí para ser Guardia de Seguridad, Entrenador de Fútbol y Atletismo en la Escuela Secundaria Parkrose, lo hice para guiar y entrenar a los jóvenes en cuyo lugar había estado una vez. No tenía idea, que algún día tendría que arriesgar mi vida como lo hice ayer por mis alumnos”.

“Cuando me enfrenté a la prueba que me presentó el universo, no vi otra opción que actuar. Gracias a Dios, pasé. He pasado las últimas 24 horas apreciando más a mi familia y dándome cuenta de que tenemos un problema grave”.

“Estoy bendecido de estar vivo y extremadamente feliz de que los estudiantes estén a salvo. No estoy seguro de qué sigue, no he tenido tiempo para pensarlo realmente. Pero estoy seguro de que quiero ser parte de la solución a la violencia escolar con armas de fuego. Gracias @PortlandPolice por tu ayuda #ParkroseHighSchool”.

Lo que siguió fueron una gran cantidad de comentarios amorosos en las redes sociales y hasta un momento de honor en medio de un juego entre los Portland Trail Blazers y los Golden State Warriors.

Parkrose Hish School recibió a al profesor con una placa con su nombre y la insignia “Premio al coraje”.

Pero más allá de los halagos y reconocimientos, Lowe no se cree un héroe.

"No sé si "héroe" es la palabra correcta, pero el universo funciona de manera misteriosa y estaba destinado a estar en ese salón de clases y estaba destinado a detener una tragedia”, dijo en entrevista a Koin.

El destino del estudiante

Por su parte, Granados-Díaz se declaró culpable de un delito grave por posesión de un arma de fuego en un edificio público y un delito menor por posesión de arma de fuego cargada en público. Fue sentenciado a tres años de libertad condicional y deberá recibir tratamiento psicológico.