Sacerdotes rebeldes desafían al Vaticano y darán su bendición a parejas del mismo sexo

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El sacerdote austríaco Helmut Schüller llega para una misa en la capilla Nepomuk en Bregenz el 11 de octubre de 2013.

VIENA, 16 mar (Reuters) - Un grupo de sacerdotes católicos disidentes que dirige una campaña de desobediencia ante el Vaticano dijo el martes que decidieron otorgar su bendición a las parejas del mismo sexo, en desafío de las órdenes de la Iglesia.

El Vaticano dijo el lunes que los sacerdotes no pueden bendecir las uniones del mismo sexo y que tales prácticas no son válidas, una resolución que desanimó a los católicos homosexuales que buscaban contar con la aprobación de la Iglesia durante el pontificado de Francisco.

En algunos países, las parroquias y los ministros han comenzado a bendecir las uniones entre personas del mismo sexo en lugar del matrimonio y se ha pedido a los obispos que institucionalicen de facto la práctica. Los conservadores de la Iglesia Católica Romana de 1.300 millones de miembros han expresado su alarma por esos rituales.

"Los miembros de la Iniciativa de Párrocos estamos profundamente consternados por el nuevo decreto romano que busca prohibir la bendición de las parejas del mismo sexo. Esta es una recaída a tiempos que esperábamos haber superado con el Papa Francisco", dijo el grupo austríaco en un comunicado.

"En solidaridad con tantos, no rechazaremos a ninguna pareja en el futuro que pida celebrar la bendición de Dios, que experimentan todos los días, también en un servicio de adoración".

La Iniciativa de Párrocos dirigida por el padre Helmut Schüller ha sido durante mucho tiempo un dolor de cabeza para el Vaticano. El grupo quiere que se cambien las reglas de la Iglesia para que los sacerdotes puedan casarse y las mujeres puedan convertirse en párrocos.

El movimiento ha dicho que pasará por alto las normas de la Iglesia, al dar la comunión a protestantes y católicos divorciados que se vuelvan a casar.

Fundada en 2006 por nueve sacerdotes, la iniciativa dice que ahora tiene alrededor de 350 miembros de las filas de la Iglesia oficial y más de 3.000 seguidores laicos.

(Reporte de Michael Shields. Editado en español por Marion Giraldo)