“¿Sabes quién más murió?”: cómo Cuba pasó a ser el país de América más golpeado por el coronavirus

·7  min de lectura
La Habana registró este martes 1552 nuevos casos de coronavirus
Eliana Aponte

LA HABANA.- La situación sanitaria, una de las banderas históricas de la revolución cubana, atraviesa hoy su momento más difícil con por el coronavirus: la isla tiene la tasa de contagios más alta de América en el promedio de la última semana, lo que llevó al colapso del sector de salud en varias regiones y ayudó a avivar las protestas en la isla comunista.

La nación caribeña de 11 millones de habitantes informó cerca de 665 casos diarios por millón de habitantes durante la última semana, casi diez veces más que el promedio mundial de 68,4 casos, y al tope entre los países del continente. En el mundo, Cuba está solo detrás de Chipre (1016), Fiji (976) y Seychelles (756), según datos de Our World in Data.

Pese a la gravedad de los datos oficiales, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) acusó al régimen de “ocultación masiva de información”.

“Nos están arruinando la vida”: en EE.UU., los casos aumentan y crece la ira contra los no vacunados

En un comunicado, el OCDH apuntó directamente al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, poniendo en duda la veracidad de los informes estatales sobre el comportamiento del coronavirus. Esos reportes, denunció la OCDH, ocultan, además, la incapacidad, tanto material como organizativa, del sistema de salud para frenar el acelerado avance de contagios y fallecimientos dentro de Cuba, dijo la organización.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En La Habana, la epidemia registró este martes una nueva alza con 1552 contagios, incluyendo personas ya vacunadas. El gobierno habanero aconsejó a los pobladores de la ciudad ya inmunizados “no bajar la guardia y mantener una observancia estricta de los protocolos sanitarios de prevención”.

El brote, impulsado por la llegada de la variante delta más contagiosa identificada por primera vez en la India, ha llevado al colapso de los hospitales en el epicentro del virus en la provincia de Matanzas. Incluso los medios estatales, siempre cuidados en sus transmisiones, mostraron imágenes de pacientes en camillas en los pasillos y médicos que se quejaban de la falta de oxígeno, ventiladores y medicamentos.

¿Qué está pasando en Túnez? Las claves de una crisis que desafía a la única democracia árabe

El manejo cubano de la pandemia fue uno de los temas que impulsó a miles de personas a tomar las calles a nivel nacional hace algunos días en manifestaciones antigubernamentales sin precedentes en un país donde los espacios públicos están estrictamente controlados. Las protestas también estuvieron dirigidas contra la escasez de alimentos y medicinas y las restricciones a las libertades civiles.

Ayuda de México y Rusia

Para intentar calmar la crisis, el gobierno, que se niega a recibir vacunas de otros países a raíz de que produjo sus propias dosis, pidió y recibió ayuda de México y Rusia.

Dos aviones An-124 de la Fuerza Aérea rusa aterrizaron el domingo por la noche en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana con 88 toneladas de ayuda humanitaria. Los contenedores enviados desde Moscú tenían carne, harina, aceite vegetal y un millón de mascarillas protectoras contra el Covid-19, informó la agencia Tass.

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este martes que había recibido una carta de su par cubano con un pedido de ayuda humanitaria. “Recibí una carta de él [Díaz-Canel] explicándome la situación difícil por el bloqueo”, dijo el mandatario mexicano.

Cargamento de tanques de oxígeno en México, para ser enviados a Cuba
VICTOR YANEZ


Cargamento de tanques de oxígeno en México, para ser enviados a Cuba (VICTOR YANEZ/)

México envió este martes el primer buque de la Marina con un cargamento de alimentos (leche en polvo, frijoles, harina de trigo, latas de atún y aceite comestible) y suministros médicos, incluidos tanques de oxígeno. “Se les afectó una planta de producción de oxígeno para atender enfermos que lo requieren”, contó el presidente mexicano. Un segundo buque saldrá del Puerto de Veracruz este miércoles, según detalló el mandatario.

Crisis general

Las implicaciones políticas de tal crisis son mayores en un país donde la salud se considera uno de los pilares de legitimidad de su sistema “revolucionario” de partido único.

Además, el brote y el subsiguiente bloqueo y reducción en el número de vuelos agravó una economía ya en bancarrota donde muchos trabajan en el turismo y otros dependen de los viajeros para traer remesas y bienes, incluidos medicamentos.

“El gobierno ha sostenido constantemente que uno de los principales logros de la revolución es su sector médico de clase mundial”, dijo el historiador cubanoamericano Daniel Rodríguez, autor de un libro sobre política médica en La Habana posterior a la independencia.

Rodríguez dijo que la exacerbación de la escasez de alimentos y medicamentos durante el año pasado debido a la crisis económica relacionada con la pandemia ya había roto el pacto social de Cuba.

“Cuando la pandemia comenzó a descontrolarse hace un par de semanas, parecía cada vez más que el gobierno revolucionario ya no podía proteger las vidas de los cubanos, y el resultado fue un repudio extraordinario de la revolución”.

“Ni siquiera medicinas”

El gobierno de Cuba culpó de las manifestaciones a los “contrarrevolucionarios” financiados por Estados Unidos que explotan las dificultades causadas por las sanciones estadounidenses de hace décadas que se endurecieron durante la pandemia. Varios países y ONG, incluida Oxfam, pidieron a Washington que levante las sanciones esta semana.

La semana pasada, las autoridades organizaron manifestaciones a favor del gobierno en toda la isla, a las que asistieron miles de personas. Pero muchos cubanos siguen dirigiendo su enojo contra el manejo de la economía y la pandemia por parte de su propio gobierno.

A la crisis económica de la isla se sumó la pandemia y el colapso sanitario
Eliana Aponte


A la crisis económica de la isla se sumó la pandemia y el colapso sanitario (Eliana Aponte/)

“Tenemos hambre, no hay nada en este momento, ni siquiera medicinas”, dijo Aylín Sardiña, de 33 años, en una protesta en La Habana.

Algunos críticos se quejaron de que las autoridades parecían tener suficiente transporte para desplegar fuerzas de seguridad para sofocar las protestas y transportar a los trabajadores estatales a las manifestaciones, mientras que carecían de ambulancias.

Vacunas

Cuba tuvo un bajo número de casos durante 2020 y desarrolló cinco posibles vacunas, dos de las cuales demostraron tener una eficacia de más del 90%, según datos preliminares cubanos, pero que despiertan incertidumbre en la comunidad internacional.

Gracias a una de las tasas per cápita de médicos más altas del mundo, también pudo enviar su “ejército de bata blanca” para ayudar a otros países, y últimamente para reforzar los hospitales de Matanzas.

Ahora que los casos aumentan rápidamente, la profundización de la crisis económica de Cuba impidió que los funcionarios impongan más restricciones y muchos cubanos tienen que hacer filas durante horas para obtener bienes escasos.

Por otra parte, hasta ahora solo unos dos millones de personas, menos de una quinta parte de la población, están completamente vacunadas.

Un hombre recibe una inyección de la vacuna cubana Abdala contra el Covid-19 en un consultorio médico en Alamar, en las afueras de La Habana
Un hombre recibe una inyección de la vacuna cubana Abdala contra el Covid-19 en un consultorio médico en Alamar, en las afueras de La Habana


Un hombre recibe una inyección de la vacuna cubana Abdala contra el Covid-19 en un consultorio médico en Alamar, en las afueras de La Habana

El virólogo cubano Amilcar Pérez Riverol, radicado en Brasil, dijo que las declaraciones triunfales prematuras de los medios estatales sobre los ensayos de vacunas cubanas y mítines también pueden haber llevado a la gente a bajar la guardia, creando un caldo de cultivo para que los casos se disparen.

El país tiene el ambicioso objetivo de tener vacunado completamente al 70% de la población para septiembre. Pero Pérez Riverol advirtió que en las próximas semanas las muertes por Covid-19 probablemente continuarán aumentando a medida que se retrasan en el aumento de casos.

“Sales a la calle a comprar comida y alguien te dice: ‘¿sabes quién más murió?’”, dijo Libia Ortega, de 44 años, trabajadora de una cafetería privada en la ciudad de Matanzas cerrada debido a la pandemia y escasez de productos.

“Los médicos están haciendo un gran esfuerzo para salvar vidas todos los días, pero faltan medicamentos y suministros”, añadió Ortega.

Agencias Reuters, ANSA y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.