Rutte reconoce "el horrible sufrimiento" causado por la esclavitud en Surinam

·2  min de lectura

San Juan, 14 sep (EFE).- El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, reconoció "el horrible sufrimiento infligido a los esclavos" en Surinam, al término de su visita de dos días al país suramericano, que fue colonia de Países Bajos hasta su independencia en 1975.

"El reconocimiento es el comienzo de nuestro presente. Espero aprender más sobre el impacto social de esta visita. Quiero escuchar de primera mano lo que significa hoy el pasado de la esclavitud para los diferentes grupos de población en Surinam", dijo Rutte.

En un discurso ante la Asamblea Nacional anoche, difundido este miércoles por los medios locales, el primer ministro aseguró que la esclavitud era "un sistema inhumano" y que era necesario este reconocimiento aunque fuera 150 años después.

"Reconocimiento del horrible sufrimiento infligido a los esclavos, reconocimiento de la lucha y resistencia que hubo y, por supuesto, reconocimiento del impacto social del periodo de la esclavitud en nuestro presente", subrayó.

Rutte adelantó que el deseo de su Gobierno es que este reconocimiento sea "lo más sanador y reconciliador posible".

Los líderes neerlandeses no suelen visitar Surinam y se han mostrado reacios a presentar disculpas por el traslado a la fuerza de miles de africanos a su antigua colonia.

Al respecto, el presidente de la Asamblea Nacional de Surinam, Marinus Bee, dijo en su discurso que la esclavitud sigue siendo "un punto espinoso" y que los Países Bajos no logran disculparse oficialmente por el sufrimiento causado y no apoyan lo suficiente a su excolonia.

"Hoy en día parece más la regla que la excepción que a los surinameses se les niegue arbitrariamente la entrada al territorio holandés, sin dar una razón completa para rechazar las visas requeridas para el área Schengen", denunció Bee.

Rutte dijo que la relación entre los Países Bajos y Surinam se ha interrumpido a nivel gubernamental durante demasiado tiempo, pero que eso está cambiando y que, además, una delegación del sector privado expresó también su interés en mejorar los lazos bilaterales.

En los últimos años, Países Bajos y Surinam vienen trabajando juntos a través del programa Makandra, con en el que se llevan a cabo diversos proyectos en el país suramericano.

Sobre este programa, Rutte informó que el presupuesto se incrementará en 4 millones de euros (4 millones de dólares), hasta los 10 millones, ampliando los programas de educación y gestión del agua.

La exigencia de disculpas e incluso compensaciones económicas por la esclavitud es también enarbolada en el Caribe por las antiguas colonias británicas.

Ayer, el presidente de Surinam, Chandrikapersad Santokhi, solicitó ayuda a Rutte para renegociar un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

(c) Agencia EFE