Las rutas de Harry Crosby; documental de la vida de Baja California a través de un hombre

·3  min de lectura
Las rutas de Harry Crosby; documental de la vida de Baja California a través de un hombre
Las rutas de Harry Crosby; documental de la vida de Baja California a través de un hombre

Este miércoles 20 de julio del presente año, se llevó a cabo la premiere del documental cinematográfico Las rutas de Harry Crosby del cineasta tijuanense, Isaac Artenstein.

Durante la premiere estuvo presente el cónsul general de los Estados Unidos en Tijuana, Thomas E. Reott, quien previo al documental, dirigió unas palabras al auditorio presente, mencionando lo significante que resulta para ambos países, la presentación Las rutas de Harry Crosby, a doscientos años de distancia en que México y Estados Unidos comenzaron sus relaciones diplomáticas, siendo la cinta, un símbolo de unión entre ambos países, finalizando que se trata de un film espectacular. También estuvieron presentes la directora general del Centro Cultural de Tijuana, la dramaturga Vianka Santana, así como representantes del Gobierno del Estado.

El director Isaac Artenstein también hizo uso del micrófono, agradeciendo a todos los presentes, así como a su equipo de trabajo, y a todos lo que estuvieron involucrados para que pudiera materializarse el proyecto.
Baja California, como lo refirió Artenstein en algún punto de la noche sobre su documental, o el mismo Harry Crosby, basado en su propia experiencia como documentador de la Baja, son un punto de inicio; un regreso en el tiempo en un espacio que, en apariencia, no existía.
El hilo narrativo comienza a mediados del siglo pasado, o más exactamente, en 1967 cuando la comisión de las Californias le encarga a un joven Crosby, ilustrar el libro The Call to California. Es significativo que ambos personajes, tanto el director como el fotógrafo coincidan en el hecho de que este viaje se trate de un regreso. Esto puede deberse a que ninguno de los dos alteró o buscó alterar las condiciones en las que se presentaba el medio. Es decir, las fotografías captadas por la lente de Harry no involucran las intenciones del propio Harry, sino todo lo contrario, como merece a una verdadera fotografía, congela un tiempo preciso sin alteraciones; la dirección del documental ha sido producido de la misma manera. No se trata de un producto nacionalista, ni propagandista, sino como el mismo nombre del género lo indica, se trata de un documento que guarda una declaración transparente de un hecho.
Ambos trabajos son similares en esa transparencia. De ahí que se pueda hablar de un regreso en el tiempo, porque a través del trabajo fotográfico, podemos atestiguar una época, y más que una época, una civilización. Una Baja California alejada de un tiempo moderno, pero al mismo tiempo, poseedora de un tiempo preciso.
No es raro que Harry Crosby sintiera su viaje de esta forma. Basta recordar que llegó del país más moderno de aquellos años, y también de un país que representaba a nivel mundial una potencia económica. Las diferencias entre las dos sociedades, en un primer momento nos pueden resultar irreconciliables. Más allá de las económicas, que son las menos sustanciales, las diferencias culturales definen los límites entre uno y otro país, a pesar de su cercanía.
Sin embargo, la visión de Harry parece haber encontrar un punto de unión en sus rutas por Baja California. Ese punto de unión es aquello que los psicólogos llaman el otro. Baja California es un punto distinto del resto del país; la alta California lo es también del resto de los Estados Unidos. Crosby parece haber hallado un punto central de la identidad californiana basada no en el tiempo y sus tradiciones, sino en raíces más profundas que han modificado su actitud frente al mundo haciéndolo sencillamente, distinto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.