El comercio moscovita comienza a revivir tras dos meses de cierre

Agencia EFE

Moscú, 1 jun (EFE).- El comercio moscovita comenzó hoy a revivir tras dos meses de cierre ordenado por las autoridades como medida para contener la propagación del nuevo coronavirus, que se ha cobrado en Moscú en torno a 2.550 vidas, más de la mitad de las muertes causadas por la COVID-19 en todo el país.

"Esto es la ruina. Dos meses sin entrar un solo rublo. No sé cómo voy a salir de esto", dijo a Efe Marina, mientras ordenaba el género en su pequeño quiosco de ropa de punto situado en un paso subterráneo junto a una boca metro.

La mujer, de unos 50 años, se lamenta de que si incluso consigue mantener su negocio, las ventas en los próximos meses difícilmente volverán al nivel precrisis, ya que sostiene que "la gente no tiene dinero".

Hasta hoy los únicos establecimientos comerciales autorizados por el Ayuntamiento para abrir al público eran las farmacias y las tiendas de alimentos y telefonía móvil.

Por orden del alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, toda persona que trabaje o entre en un comercio debe llevar mascarilla y guantes, elementos de protección también obligatorios para los usuarios del transporte público.

CENTROS COMERCIALES POCO CONCURRIDOS

En los grandes centros comerciales tiendas permanecían cerradas y la afluencia de público era prácticamente testimonial.

"Llevo aquí toda la mañana y no he hecho una sola venta", dijo a Efe Irina, dependienta de una tienda de bisutería, que hace dos meses que no cobra su salario.

A la pregunta de si se cumple el decreto del presidente ruso, Vladímir Putin, de que se paguen los días declarados no laborables, replica con resignación: "Eso dígaselo a mis empleadores".

La reapertura del comercio coincidió con el comienzo de una nueva fase de desescalada del confinamiento en la capital.

A partir de este lunes los moscovitas pueden pasear tres días a la semana, de 9 de mañana a la 9 de la noche, siempre y cuando lleven mascarilla y no se alejen más de dos kilómetros de su domicilio.

VUELTA A LOS PASEOS Y AL EJERCICIO

Aunque para los paseos no se requieren pases electrónicos estos están estrictamente reglamentados: los moscovitas han sido divididos en seis grupos de acuerdo a su lugar de residencia y podrán ser sancionados con multas en caso de que salgan a pasear en los días que nos les corresponden.

"Tengo muy mala suerte. Por primera vez salgo a la calle en más de dos meses y me toca un día de perros: llueve y hace frío", dijo a Efe Tatiana, una jubilada que acató a rajatabla la orden del alcalde de Moscú de que todas las personas mayores de 65 años, por pertenecer a un grupo de riesgo, debían aislarse en sus casas

La práctica de deporte está permitida diariamente siempre que se realice entre las 5 y 9 de mañana, y todos los parques de la ciudad reabrieron al público, aunque con la advertencia de las autoridades de que no se pueden usar sus instalaciones ni sentarse en los bancos.

Sobianin, que calificó de "experimento" el sistema de paseo impuesto por el Ayuntamiento que estará en vigor hasta el próximo día 14, señaló que el levantamiento o endurecimiento de esta medida dependerá de cómo se desarrolle la situación epidémica en la capital rusa.

De momento se mantienen las restricciones al sector de la restauración y a los servicios que incluyen un contacto prologando entre el prestador y el cliente, como es el caso de las peluquerías o salones de estética.

Según los últimos datos oficiales, Moscú, con más de 12 millones habitantes, acumula 183.099 casos de COVID-19, enfermedad que ha causado 2.553 decesos y de la que se han recuperado 82.339 pacientes.

Bernardo Suárez Indart

(c) Agencia EFE