Anuncios

Rusia cancela despegue de astronautas a estación espacial

En esta foto publicada por la corporación espacial Roscosmos, la astronauta de la NASA Tracy Dyson, centro, Oleg Novitsky de Roscosmos, abajo, y Marina Vasilevskaya de Bielorrusia, saludan al abordar la nave espacial en el cosmódromo Baikonur, arrendado por Rusia, en Kazajstán, el jueves 21 de marzo de 2024. (Corporación espacial Roscosmos vía AP)

MOSCÚ (AP) — Rusia canceló el jueves el despegue de tres astronautas a la Estación Espacial Internacional, momentos antes del despegue, pero la tripulación está bien, informaron autoridades.

El cohete ruso Soyuz iba a despegar transportando a los astronautas Tracy Dyson de la NASA, Oleg Novitsky de la agencia espacial rusa Roscosmos y Marina Vasilevskaya de Bielorrusia desde la base de lanzamiento Baikonur, arrendada por Rusia en Kazajstán.

El despegue fue cancelado por un sistema automatizado de seguridad unos 20 segundos antes del despegue pautado para las 1321 GMT. Tanto Roscosmos como la NASA dijeron que la tripulación estaba bien, y el jefe de Roscosmos Yuri Borisov indicó que el próximo despegue está fijado para el sábado.

Borisov dijo a reporteros que los expertos rápidamente descubrieron la causa de la falla, afirmando que fue causada por una disminución del voltaje en una fuerte de electricidad.

No se ha informado de la causa, pero la NASA ha dicho que la tripulación está a salvo y será extraída pronto de su cápsula Soyuz. Roscosmos no ha informado cuándo se realizará el próximo intento de lanzamiento.

La Estación Espacial, que ha servido como símbolo de la cooperación internacional después de la Guerra Fría, es actualmente una de las últimas áreas de cooperación entre Rusia y Occidente en medio de las tensiones por las acciones militares de Moscú en Ucrania. La NASA y sus socios esperan continuar operando el puesto de avanzada orbital hasta 2030.

Para Dyson, este sería el tercer viaje al complejo orbital, donde debía pasar seis meses. Novitsky, que haría su cuarto viaje a la estación, y Vasilevskaya, en su primera misión espacial como la primera astronauta de su país, debían regresar a la Tierra tras pasar 12 días en órbita.

Los tres astronautas se unirían a la tripulación de la estación, compuesta por los astronautas de la NASA Loral O’Hara, Matthew Dominick, Mike Barratt y Jeanette Epps, así como a los cosmonautas de Roscosmos Oleg Kononenko, Nikolai Chub y Alexander Grebenkin.

Rusia ha seguido utilizando versiones modificadas de cohetes diseñados en la era soviética para lanzar satélites comerciales, así como tripulación y cargamento a la Estación Espacial.

Aunque la tripulación no estuvo en peligro, la suspensión del lanzamiento del martes fue un duro revés para el programa espacial ruso.

Se produjo después de un lanzamiento fallido ocurrido en octubre de 2018, cuando un cohete Soyuz que transportaba al astronauta de la NASA Nick Hague y a Alexei Ovchinin de Roscosmos a la Estación Espacial Internacional presentó fallas menos de dos minutos después del despegue, enviando su cápsula de rescate en una pronunciada caída hacia un aterrizaje seguro.

Hague y Ovchinin tuvieron un breve momento de ingravidez cuando la cápsula se separó del cohete Soyuz que presentó la falla a una altura de unos 50 kilómetros (31 millas), y luego soportaron fuerzas gravitacionales 6 a 7 veces mayores de las que se perciben en la Tierra mientras caían en un ángulo más agudo de lo normal. El lanzamiento fallido de 2018 fue el primer accidente de ese tipo para el programa tripulado de Rusia en más de tres décadas.