Rousseff afirma que "no tolera la corrupción" y defiende a Lula (prensa)

"Yo no tolero la corrupción y mi gobierno tampoco", declaró la presidenta Brasileña Dilma Rousseff al diario francés Le Monde, defendiendo el papel de su predecesor Luiz Inácio Lula da Silva en la instauración de una gobernanza respetuosa de la independencia de poderes.

En entrevista concedida al periódico antes de partir de Francia, donde terminó el miércoles una visita de Estado de dos días, Rousseff explicó que en Brasil, para presentarse a una elección, los ciudadanos no tienen que tener condenas, "la fiscalía es independiente, la policía federal investiga y detiene" y la justicia sanciona. "Y el que empezó esta nueva etapa de gobernanza fue el ex presidente" Lula.

Afirmando que la corrupción "es una plaga que afecta a todos los países", la presidenta brasileña estimó que, más allá de las personas, "las instituciones deben ser virtuosas". "La sociedad debe tener acceso a todos los datos gubernamentales" y quienes utilizan fondos públicos "tienen que rendir cuentas". Por ello, Brasil creó un "portal de transparencia" que registra los gastos públicos día a día, agregó.

"Yo no tolero la corrupción, y mi gobierno tampoco. Si hay sospechas fundadas la persona debe partir. Pero por supuesto, no hay que confundir esas investigaciones con una caza de brujas propia de regímenes autoritarios", dijo Dilma a Le Monde.

Rousseff había defendido ya el martes a su predecesor calificando de "lamentables" las acusaciones contra el ex presidente y estimando que se trata de "tentativas para empañar el inmenso respeto que el pueblo brasileño tiene por Lula".

Según el diario O Estado de Sao Paulo, Marcos Valerio, un publicista condenado por la Corte Suprema a 40 años de prisión por su participación en una red de corrupción, acusó a Lula de estar implicado en la misma.

La Corte Suprema condenó a 25 empresarios y políticos en el marco de este caso.

Lula fue excluido del juicio y negó siempre conocer la existencia de la corrupción, un plan de compra de votos de diputados organizado por su partido.

El martes, el ex presidente declaró a la prensa en París que las denuncias hechas contra él son "mentiras".

"Yo no tolero la corrupción y mi gobierno tampoco", declaró la presidenta Brasileña Dilma Rousseff al diario francés Le Monde, defendiendo el papel de su predecesor Luiz Inácio Lula da Silva en la instauración de una gobernanza respetuosa de la independencia de poderes.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK