La segunda ronda electoral en Ecuador arroja ajustadas previsiones e indecisión

Agencia EFE
·4  min de lectura

Quito, 1 abr (EFE).- A una semana del cierre de campaña electoral para la segunda ronda presidencial en Ecuador, el 11 de abril, los sondeos vislumbran una apretada puja entre el correísta Andrés Arauz y el conservador Guillermo Lasso, y una persistente indecisión.

La última encuesta divulgada el miércoles por la firma Cedatos, situaba la indecisión del electorado en el 28,8 %, porcentaje que asciende al 32,9% entre los menores de 25 años, al menos hasta este martes, fecha en que se cerró el estudio.

En la primera vuelta celebrada el pasado 7 de febrero, Arauz, de 36 años y heredero político del expresidente Rafael Correa (2007-2017), ganó ampliamente con el 32,72 % de los votos escrutados, mientras que Lasso, de 65 años, se hizo con el 19,74 %, conforme a los resultados oficiales.

¿AJUSTADO RESULTADO CON CAMBIO DE TENDENCIA?

Las encuestas hasta mediados de mes daban al primero como ganador en el balotaje, pero conforme se acerca la elección definitiva parece estar perdiendo apoyos.

Así se desprende al menos de los resultados de esta encuestadora adscrita a Gallup International y que fue perseguida por el Ejecutivo de Correa, que coloca a Lasso como ganador en la segunda vuelta con el 52% de respaldo, frente a Arauz que lograría el 48%.

Aunque las encuestas en el país en los últimos procesos electorales no terminan de atinar con sus predicciones, en parte porque son contratadas por los propios partidos, en vísperas de esta votación decisiva el debate presidencial celebrado el 21 de marzo podría haber tenido su peso.

La empresa demoscópica Comunicaliza elaboró un análisis independiente para la consultora internacional Atrevia, que indica que ese debate, auspiciado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), habría cambiado la tónica dominante y dado la vuelta a la tortilla beneficiando ligeramente a Lasso por encima de Arauz.

La confrontación política fue seguida en diferente medida por el 78 % de la población, y el 51,3 % de los entrevistados dijo percibir a Lasso como ganador, frente al 48,7 % que opinó que fue Arauz.

En un detallado informe difundido el martes, la consultora analiza los resultados de diferentes encuestas y señala que en las últimas cuatro publicadas -no se conocía la de Cedatos-, "se rompe la tendencia y Guillermo Lasso estaría en primer lugar con 1,13 puntos sobre Arauz".

Hasta el 29 de marzo, en voto directo Arauz estaría aglutinando 32,7 % y Lasso 33,9 %, mientras que el 17,1 % de votantes son indecisos, y el voto blanco y nulo suma el 16,2 %.

Si solo se tienen en cuenta a aquellos que declararon que irán a votar, el sondeo revela que el conservador obtendría el 37,5 % del favor del electorado, mientras que el correísta el 36,5 %.

Los datos indican que Lasso consiguió con el debate llegar al público joven y sumar votos en las principales ciudades del país, Quito y Guayaquil, donde tiene su principal caladero.

Por su parte, Arauz goza de un apoyo muy marcado en Manabí, el resto de la región costa y la Amazonía.

TERCERA OPCIÓN, VOTO NULO

El dirigente del movimiento político indígena Pachakutik, Yaku Pérez, que se descolgó de la liza presidencial al obtener el 19,39% de sufragios, 35 centésimas por debajo de Lasso, ha pedido el voto nulo a sus seguidores tras infructuosas peticiones a las autoridades para un nuevo recuento de votos de los comicios de febrero, en los que consideró que se produjo un fraude electoral.

El voto en Ecuador no es endosable, y a la vez que no se sabe cómo responderá el electorado a ese llamamiento, algunos de los miembros de ese mismo partido ya han tomado parte por alguno de los dos candidatos.

"Votaré nulo porque no me convence ninguno de los dos (candidatos), no creo que sean aptos para ser presidentes de Ecuador", manifestó a Efe Consuelo Curillo, una vendedora ambulante en el norte de Quito.

Como prioridades, considera que el futuro Gobierno deberá acabar con la corrupción y crear empleo y mejor educación, "porque hay muchos niños que están sin colegios, sin universidades y faltan fuentes de trabajo".

Está por ver cómo responderá el sector indígena y votantes de Pérez ante su llamamiento al nulo.

El analista político Santiago Basabe vaticinaba en marzo que el 15% más ideológico, se decantará por el nulo; otro 15% de simpatizantes de Pérez secundarán lo que pida; el 20% próximo a los dirigentes indígenas Jaime Vargas y Leonidas Iza, que canalizaron la protesta social en Ecuador en 2019, irán a parar a Arauz, y otro 50% buscarán otras vías.

Marco Antonio Alvarez, vecino de la capital de 68 años, reconoce que no le convencen "ninguno de los candidatos" a los que acusa de practicar "politiquería" con el único interés del "rédito político".

Por su parte, Mario Fernando Villacrés, quiteño de 54 años, explica que votará por Arauz porque en su opinión, "este país tiene que seguir adelante haciendo las obras pendientes".

(c) Agencia EFE