Rodrigo Mejía vio a sus hijos por última vez un mes antes de fallecer

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- Ha pasado más de un año desde que Gaby Crassus perdió a su esposo, Rodrigo Mejía, luego que se enfrentara a una larga batalla contra el Covid-19, y aunque el duelo por su pérdida continúa presente, cuando la conductora lo recuerda, lo hace siempre con una sonrisa, pues está muy consiente que, cuando sus hijos recuerden a su padre, no quiere que lo hagan con dolor sino con dicha y satisfacción. Esta es la historia de amor que compartieron.

Gaby Crassus no ha tenido una vida fácil, en una entrevista para "El minuto que cambió mi destino", la conductora venezolana contó que desde muy chica tuvo que enfrentarse a la separación, cuando su madre Gabriela Paoli y su padre Román Crassus se divorciaron. Situación que se tornó muy complicada para ella, no sólo porque fue hija única y estaba muy consentida por ambos, sino por el motivo que orilló la ruptura de la relación.

Cuando tenía 14 años, Gaby tuvo que enfrentarse al divorcio de su mamá y papá, el que aseguró "no estuvo nada bonito", pues se trató de una infidelidad, en la que estuvo involucrada la tía política de la conductora; la esposa del hermano de su mamá y que, en su momento, fue su tía favorita. "Se casó con ella y duró añísimos con ella, hasta que murió", golpe que produjo la destrucción de la familia Crassus Paoli.

A partir de ahí, Gaby no volvió a relacionase con su padre hasta que, muchos años después, cuando Rodrigo ya era su pareja, le sugirió que lo buscara. De esta manera, la conductora no sólo entabló una muy buena relación con él, sino que tuvo la oportunidad de cerrar todo tema pendiente antes que falleciera, a causa de cáncer de pulmón.

Gaby Crassus sí encontró el amor en el antro

Aunque Gaby vivió una historia familiar amarga, al crecer corrió con una suerte distinta cuando conoció al amor de su vida, el actor Rodrigo Mejía. En la entrevista, recordó que vio por primera vez al actor al segundo día de pisar nuestro país, cuando vino a vivir a México, para probar suerte como conductora de deportes en Televisa. Crassus fue invitada a una reunión que tuvo lugar en un antro de la ciudad, en el que Mejía era socio.

Cuando Crassus fue al baño, lo reconoció automáticamente, ya que cuando vivía en Venezuela, veía con su mamá una de las telenovelas de TV Azteca donde participaba él, así que no lo dudó dos veces, cuando al reconocerlo, frenó el paso y se acercó: "-Yo a ti te conozco, tú eres Rogelio de ´Mundo de fieras´", por lo que Gaby reconoció que su primer acercamiento a Rodrigo fue en el plan de una fan, por lo que el actor siempre decía, "me casé con una fan".

Luego de abordarlo, Gaby le marcó a su mamá para contarle que había conocido a uno de los personajes de la telenovela que veían que, por cierto, no les caía bien, ya que interpretaba a un villano. Lo primero que le preguntó la señora Gabriela a su hija fue si Mejía era guapo en persona como lucía en la pantalla, a lo que contestó que sí.

Sin embargo, el encuentro quedó ahí, pues el actor sólo le pidió su correo electrónico para enviarle los eventos próximos del antro con el que estaba asociado. No fue hasta un año más tarde cuando volvieron a encontrarse en los pasillos de Televisa; ella estudiaba una carrera corta en el Centro de Educación Artística (CEA), y él estaba grabando escenas para "Cuidado con el ángel", y más tarde, volvieron a coincidir en el mismo antro, pues una amiga de Crassus organizó su celebración de cumpleaños ahí. Al día siguiente salieron y, luego de ese encuentro, no volvieron a separarse: "La tercera fue la vencida", dijo sonriente.

Gaby y Rodrigo comenzaron su relación en 2009, se casaron en 2012, en 2014 y en 2018 tuvieron a sus dos hijos, Matías y Mauro, respectivamente. Pero en el 2020, la temática de la familia tomó un giro diferente, cuando su hijo mayor comenzó a presentar problemas de asma, por lo que tomaron la decisión de mudarse a Mérida; sin embargo, se cruzó la pandemia y los planes de la pareja tuvieron que acoplarse al confinamiento.

La conductora recordó que Rodrigo era de esas personas que extremaban precauciones frente al Covid-19, pues temía mucho enfermarse, por lo que se confinó reglamentariamente; sin embargo, en enero de 2021, el actor contrajo la enfermedad y, si bien, en la primera etapa de la infección parecía evolucionar de forma favorable, luego de unos días el actor casi no podía respirar, por lo que Gaby tuvo que llevarlo al hospital con la incertidumbre de si lo volvería a ver o no.

Antes de su deceso, Mejía estuvo hospitalizado por 27 días y aunque Gaby volvió a verlo, mientras estuvo internado, sus hijos ya no tuvieron ese oportunidad, pues el actor nunca quiso que lo vieran en un estado deteriorado. Rodrigo Mejía falleció el 11 de febrero y el 9 de enero del 2021 fue el último día que vio a Matías y Mauro. Gaby compartió que pasó los últimos días a lado de él, tomándolo de la mano, y que si bien, hoy día ya no se encuentra físicamente, ya nunca se separarán.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.