Anuncios

Rodón permite 2 jonrones de Rays ante Yanquis; Ohtani sigue encendido con Dodgers

Carlos Rodón, abridor de los Yanquis de Nueva York, abandona el terreno tras ser retirado en la cuarta entrada de un duelo de pretemporada ante los Rays de Tampa Bay, el miércoles 6 de marzo de 2024 (AP Foto/Charlie Neibergall)

Carlos Rodón permitió dos jonrones más en una labor de poco más de tres innings el miércoles, en la derrota de los Yanquis de Nueva York por 4-3 sobre los Rays de Tampa Bay.

El cubano Yandy Díaz, campeón de bateo de la Liga Americana, disparó un cuadrangular en el primer lanzamiento del duelo, una recta a 93 mph. Richie Palacios añadió un leñazo de dos carreras al 60mo y último pitcheo de Rodón en Tampa.

Rodón toleró en total tres carreras y cinco hits.

“No tuvo mucha vida en su recta”, reconoció el manager de los Yanquis, Aaron Boone. “Pienso que, realmente entre el primer lanzamiento y el último, trabajó muy bien hoy”.

La foja de Rodón fue de 3-8 con una efectividad de 6.85 en 14 aperturas durante un 2023 plagado de lesiones. Es la segunda temporada de un contrato por seis años y 162 millones de dólares.

“Simplemente necesito permanecer en el montículo”, dijo Rodón. “Soy bastante bueno cuando estoy saludable”.

El viernes pasado, el pitcher trabajó en un juego simulado, en el que recibió cuatro vuelacercas de peloteros de las ligas menores de los Yanquis a lo largo de tres innings. El 25 de febrero, recibió un hit —jonrón solitario—- durante dos innings y dos tercios ante Toronto, en lo que fue su otra apertura en esta pretemporada.

Alex Verdugo, el jardinero recién llegado a los Yanquis, volvió a la alineación y se ponchó en los tres turnos. Había estado fuera por un dolor en la pierna izquierda, luego de llevarse un pelotazo ante Baltimore el sábado.

OHTANI SIGUE BATEANDO

Shohei Ohtani conectó de 2-2 con un boleto por los Dodgers de Los Ángeles ante los Medias Blancas de Chicago, y se ha ido de 12-7 con siete remolcadas hasta ahora en la Liga del Cactus.

El japonés de 29 años está en su primera temporada con los Dodgers desde que firmó un contrato sin precedente por 10 años y 700 millones de dólares.

Ohtani, capaz de lucir tanto con el bate como en el montículo, se sometió en septiembre a una cirugía en el codo derecho, que le impedirá lanzar este año.