1 / 7

Una colección de joyas de un valor incalculable fue robada el lunes de la Bóveda Verde, la cámara del tesoro del Palacio Real de Dresde, en el este de Alemania. Las joyas formaban parte de una colección de diez conjuntos con diamantes, zafiros, rubíes y esmeraldas. Y los expertos temen que nunca se volverán a ver esas espadas con incrustaciones de diamantes y broches intrincadamente diseñados.

Una cruz hecha con cientos de piedras preciosas.

Robo de la Bóveda Verde de Dresde: así son las joyas alemanas que se teme desaparecerán para siempre

Los expertos dicen que los ladrones pueden destruir las espadas con incrustaciones de diamantes y los broches de intrincado diseño para poder vender sus partes por separado.