"Los ricos también lloran" vuelve a la tv

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 14 (EL UNIVERSAL).- Además de su carrera como presentadora y cantante, Verónica Castro, quien hoy día luce orgullosamente sus canas a sus 69 años de edad, se convirtió en un referente de las telenovelas gracias a varios proyectos que protagonizó a lo largo de su carrera como "Rosa salvaje", "Pueblo chico, infierno grande", "El derecho de nacer" entre otras; pero el éxito que alcanzó tanto en México como en el mundo, inició gracias a una telenovela en particular, "Los ricos también lloran".

El melodrama producido por Valentín Pimstein, fue el aparador perfecto para que Verónica demostrara su gran talento histriónico, además de que logró ser un hito en las producciones de finales de los años 70 y principios de los 80.

La historia fue tan popular que tuvo que extenderse a una segunda parte, que a diferencia de varias secuelas de hoy en día, cautivó de forma tal, que fue llevada a distintos países del extranjero como Polonia, Rusia y hasta Japón, además de que fue doblada a cuatro idiomas: portugués, italiano, inglés y francés.

Quizás el hecho de que esta producción marcó un antes y un después en la forma de hacer historias en la pantalla chica, o la nueva versión que también fue muy bien recibida por el público, fueron una de las razones por la que Televisa decidió volver a transmitirla, aunque no en televisión abierta, sino por el canal de paga TLNovelas.

La historia fue escrita originalmente por la cubana Inés Rodena, su primera adaptación fue de María Zarattini, en su primera etapa.

Fue hasta 1979 que Valentín Pimstein decidió alargar la historia. Zarattini, italiana de nacimiento que haría toda su carrera en México no quería estirar la trama, pues pensó que no daría para más capítulos y renunció al proyecto. Su lugar fue tomado por el escritor nacionalizado mexicano, Carlos Romero.

Si bien se han realizado distintas versiones incluyendo la de 2022, con Claudia Martín y Sebastián Rulli, la icónica y original historia protagonizada por una Verónica Castro es y será siempre, la favorita del público.