"Reyes" reconectan con sus raíces

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 18 (EL UNIVERSAL).- La relación eterna del hombre y sus raíces, de salir en busca de lo que es una tierra prometida y conquistarla, pero vista desde la infancia, es el eje de "Los reyes del mundo", coproducción mexicana que el próximo miércoles verá la luz en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Regina Solórzano y su compañía Talipot Studio, quien estuvo involucrada en "Annette", ganadora en Cannes 2021, y que encabezó la producción nacional Tú eres mi problema, regresa al Viejo Continente con esta nueva historia en la sección oficial del certamen español.

"Desde que vimos el guión nos dimos cuenta que era fuerte, que se sumerge en este tipo de retratos sociales, pero desde la perspectiva de chavitos, uno de los cuales descubre que tiene la promesa de un terreno", comenta.

Los reyes del mundo es dirigida por la cafetalera Laura Mora, autora del guión, llevando en el reparto a un elenco joven liderado por Carlos Andrés Castañeda, Davidson Andrés Flórez y Brahian Stiven Acevedo.

La sinopsis oficial en el festival español indica que la película sigue a cinco reyes sin reino, ley y familia, "un cuento subversivo a través de un clan salvaje y entrañable, entre la realidad y delirio".

"Es interesante ver cómo comunidades que están segregadas y bajo el concepto del sistema capitalista han tenido que encontrar dentro de su propia orfandad algo, porque también son asaltadas y robadas", expresa Regina.

La cinta, en la cual también participan compañías de Francia, Luxemburgo y Noruega, se rodó en locaciones cercanas a Medellín; después de San Sebastián, estará en los certámenes de Toronto, Canadá y Biarritz, Francia.

Regina es de la sangre joven femenina en el cine mexicano. Hija de la crítica cinematográfica Lucero Solózano, egresó de la escuela especializada en cine y tv Centro. Su primer corto participó en el Festival Internacional de Cine de Morelia y, el segundo, en 2013, El palacio de las flores, recorrió varios festivales.

Como fundadora de Talipot Studio estuvo en Bergman island, de la realizadora francesa Mia Hansen-Love y Siberia, del realizador estadounidense Abel Ferrara. Recién produjo The dead don’t hurt, western de amor y venganza dirigido y protagonizada por Viggo Mortensen.

"Para mí el cine sirve como vehículo de cambio y enlaces de empatía. Me gustaría decir que ya cruzamos esta frontera existente de las reglas que había (de una industria predominantemente masculina) pero aún no, estamos en proceso. Tita Lombardo (Amores perros) y Bertha Navarro (El laberinto del fauno) nos abrieron las puertas. Ahora debemos seguir y replantear las narrativas", subraya.