Tres revisores dijeron que libros de texto de la Florida infringían las normas estatales. Pero el estado rechazó decenas de libros

·11  min de lectura

Cuando el Departamento de Educación de la Florida anunció que rechazaba 54 libros de texto de Matemáticas, señaló un proceso de “revisión exhaustiva” que encontró que más de la mitad de esos libros incluían “temas prohibidos”, como la teoría crítica de la raza (CRT) y el aprendizaje socioemocional.

Sin embargo, una revisión del Miami Herald de casi 6,000 páginas de los exámenes de los libros de texto muestra que solo tres revisores estatales —entre ellos un estudiante de segundo año de Ciencias Políticas de una universidad conservadora de Michigan— dijeron que cuatro libros de Matemáticas violaban una norma estatal que prohíbe la enseñanza de la teoría crítica de la raza. El estado define esta teoría como el concepto de que “el racismo está incrustado en la sociedad estadounidense y en su sistema legal para mantener la supremacía de los blancos”.

Los tres representan 2.4% de los 125 revisores de los libros de texto de Matemáticas.

Los tres fueron los únicos que dijeron que los libros que revisaron tenían una alineación “muy pobre” o “pobre” con la norma de la CRT del estado. Otros quince plantearon preguntas sobre posibles problemas con las lecciones relacionadas con la raza, pero dijeron que los libros tenían una alineación “justa”, “buena” o “muy buena” con la regla del estado. El Herald determinó que una revisión no siguió la norma de la CRT cuando un revisor calificó el libro como “muy pobre” o “pobre” en cuanto a su alineación con la norma estatal.

La revisión del Herald también demostró que el departamento se centró en las posibles violaciones del contenido relacionado con la raza, aunque la abrumadora mayoría de los revisores estatales no encontraron pruebas de temas prohibidos.

El departamento aprobó posteriormente 19 de los 54 libros que fueron rechazados inicialmente, alegando que los editores eliminaron el “contenido progresista”. Pero el estado no ha proporcionado ejemplos específicos de lo que las editoriales arreglaron o eliminaron.

El proceso de revisión de los libros de texto de Matemáticas del estado ha atraído la atención nacional y subraya el esfuerzo creciente del gobernador Ron DeSantis y los líderes republicanos para luchar contra lo que afirman es el “adoctrinamiento” de los estudiantes, desde la educación básica hasta el sistema universitario y las juntas escolares locales.

Tres revisores vinculados a la política conservadora

“Sabes, dos más dos es igual a cuatro. No es dos más dos y tengamos una lucha por eso”, dijo DeSantis en una rueda de prensa tras el anuncio del departamento. “Queremos asegurarnos de que nos estamos centrando en enseñar a los niños a obtener la respuesta correcta y que sean desviados por ideologías y otros tipos de cosas que realmente no son pertinentes para nada de esto”.

Sin embargo, los registros muestran que las tres personas que advirtieron al estado sobre las lecciones críticas de la raza en los libros de texto de Matemáticas están a su vez vinculadas a círculos políticos conservadores. El departamento no ha dado a conocer las aportaciones de los comentarios públicos, por lo que no está claro cuántos comentarios proceden de ese frente.

Chris Allen, que forma parte del capítulo del Condado Indian River de Moms for Liberty, un grupo iniciado durante la pandemia para aumentar la participación de los padres en las escuelas y que participó en la Conferencia de Acción Política Conservadora en Orlando, dijo que los dos libros que revisó estaban “impulsados por la agenda” y “sesgados”.

Allen, una ingeniera aeroespacial cuyas credenciales educativas incluyen un período como profesora sustituta hace años, señaló las lecciones que se centraban en las vacunas, que según ella no deberían discutirse en las escuelas porque “es una decisión de los padres”. Dijo que uno de los libros era “tendencioso” porque hablaba del “cambio climático como si fuera un hecho”, y también advirtió que los libros contenían “elementos de la teoría crítica de la raza”, citando algunos planes de lecciones, incluyendo uno que afirmaba que el racismo y la pobreza todavía existen en Estados Unidos.

Los otros dos revisores —Jordan Adams y Jonah Apel— pertenecen al Hillsdale College de Michigan, una escuela cristiana que se ha convertido en influyente en la política conservadora. Adams es un especialista en Educación Cívica en la universidad, y Apel, estudiante de segundo año de la universidad, figura como secretario de Hillsdale College Republicans, un grupo cuya misión incluye vincular a los estudiantes con la “arena política” y “cambiar a Estados Unidos de acuerdo con la verdad, la libertad y el florecimiento humano”.

Preguntas sobre cómo la Florida seleccionó a sus revisores de libros de texto

Adams y Apel se negaron a ser entrevistados por el Herald sobre su papel en la revisión de los libros, remitiendo todas las preguntas al departamento de educación.

Apel, sin embargo, confirmó el jueves que era un estudiante del Hillsdale College. No está claro qué criterios cumplió para calificar como experto estatal. En su revisión de un libro de texto de álgebra y trigonometría, dijo que encontró “varios lugares en los que pudiera decirse que la CRT está presente, aunque generalmente de forma indirecta” y dijo que el libro estaba mal alineado con los estándares estatales, según su revisión.

Allen defendió sus hallazgos en una entrevista con el Herald, diciendo que deseaba que otros revisores estatales “pudieran haber visto la información que yo vi”.

“Estoy muy contenta de que el estado haya considerado que mis conclusiones eran lo suficientemente precisas como para rechazar los libros”, dijo.

El departamento de educación no respondió directamente a las preguntas del Herald sobre cómo el estado seleccionó a Adams, Apel o Allen para revisar sus libros, ni especificó cuáles eran sus calificaciones.

Cassie Palelis, una portavoz del departamento, solo dijo que los revisores que el estado eligió estaban “calificados”.

“Como siempre sucede durante el proceso de adopción de materiales de instrucción, el Departamento de Educación de la Florida buscó revisores para evaluar los materiales, y los revisores que realizaron estas evaluaciones estaban calificados”, dijo.

Las credenciales de los revisores de libros de texto establecidas por el estado

Para ser aceptado como revisor experto, el estado requiere que un solicitante tenga al menos una de las cuatro credenciales en Matemáticas: un título de maestría o superior; una certificación de educador; experiencia sustancial con evidencia de experiencia en el contenido de las Matemáticas y el desempeño de los estudiantes, o el reconocimiento como experto en el contenido de Matemáticas, como recibir premios o tener publicaciones sobre Matemáticas.

Los criterios del departamento decían específicamente que los revisores debían tener al menos cinco años de experiencia en la enseñanza de los niveles de grado de los libros que iban a considerar.

El proceso de revisión de los libros de texto de Matemáticas se llevó a cabo cuando el ex comisionado de Educación Richard Corcoran todavía estaba al frente del departamento. En un discurso pronunciado en mayo de 2021 en el Hillsdale College, Corcoran habló de la necesidad de eliminar las “locuras liberales” de los materiales didácticos del estado.

Corcoran dejó el departamento en mayo para unirse a una empresa de cabildeo con sede en Washington. El senador Manny Díaz, republicano de Hialeah, será el próximo comisionado de educación de la Florida, a partir del 1 de junio.

El Comisionado de Educación saliente, Richard Corcoran, se dirige a la multitud antes de que el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, promulgara el HB 7, "Libertad Individual", también apodado "Ley Frenar el Progresismo", durante una conferencia de prensa en la escuela intermedia y secundaria Mater Academy Charter en Hialeah Gardens, Florida, el viernes 22 de abril de 2022.
El Comisionado de Educación saliente, Richard Corcoran, se dirige a la multitud antes de que el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, promulgara el HB 7, "Libertad Individual", también apodado "Ley Frenar el Progresismo", durante una conferencia de prensa en la escuela intermedia y secundaria Mater Academy Charter en Hialeah Gardens, Florida, el viernes 22 de abril de 2022.

Mayor escrutinio del la CRT

El departamento también dedicó mayor escrutinio a una pregunta: ¿Los materiales se ajustan a una norma estatal que prohíbe la Teoría Crítica de la Raza (CRT) en los materiales de instrucción?

Los registros muestran que 90 de las 516 revisiones de libros de texto de Matemáticas –o el 17% de todas las revisiones de libros– solo respondieron a esa pregunta. El departamento no respondió cuando se le preguntó si el estado dirigía o permitía a los revisores prestar mayor atención a las preocupaciones sobre la teoría crítica de la raza por encima de los temas dentro de los planes de lecciones de los libros de texto de Matemáticas.

David Aldred, profesor adjunto de Derecho en el Hillsborough Community College , en la costa oeste del estado, revisó varios libros de texto de Matemáticas y solo respondió a esa pregunta. Aunque no encontró ninguna teoría crítica de la raza en los libros de texto, pensó que un ejemplo de libro “pudiera llevar a una discusión sobre la raza”.

El problema, dijo, hablaba de cómo “las agencias gubernamentales y los grupos de derechos civiles controlan los datos de inscripción en las universidades para asegurarse de que representan plenamente a los diferentes grupos”.

Otro crítico dijo que una lección diferente pudiera “abrir fácilmente una conversación ‘incómoda’ sobre la disparidad racial en [los] años 50, basándose en la vaguedad de las declaraciones”. Otro subraya un ejemplo de un libro que preguntaba: “¿Deberían las universidades reservar un determinado número de becas para las minorías?”.

Reseña: ‘La mayoría de las imágenes son de blancos, a menos que estén relacionadas con los deportes’

Robin O’Brien, especialista en instrucción de sexto a décimo segundo grado en el Distrito Escolar del Condado Palm Beach, dijo que los libros que revisó cumplían con todos los estándares del estado sobre la teoría crítica de la raza porque “la mayoría de las imágenes son de gente blanca, a menos que estén relacionadas con los deportes”. En una revisión separada, O’Brien dijo que no había infracciones del contenido de la teoría crítica de la raza, “sin embargo, la mayoría de los ejemplos con personas de caricatura son blancos”.

Adams, el especialista en educación cívica del Hillsdale College, fue más claro en cuanto a cuáles eran sus preocupaciones en los libros que revisó.

Mientras revisaba “Stats: Modeling the World”, de Pearson, dijo que el material podría violar la norma estatal que prohíbe las ideas que argumentan que el racismo está arraigado en la sociedad, porque algunos ejemplos hablaban de “raza y planes universitarios”, “perfiles raciales en la vigilancia policial”, “discriminación en las admisiones en las escuelas especializadas” y que hay “demasiados” policías blancos en el Departamento de Policía de Nueva York en comparación con la composición racial de la comunidad.

Algunos libros rechazados, otros no

Las más de 500 reseñas de 132 libros de texto de Matemáticas apuntan a un enfoque vago y aparentemente arbitrario de porqué se rechazaron algunos libros y otros no.

El departamento solo ha proporcionado algunos ejemplos de textos que el público consideró inapropiados. Un ejemplo sobre expresiones algebraicas titulado: “¿Qué? ¿Yo? ¿Racista?”, lo destacó el departamento en su página web. Allen lo citó en una de sus reseñas.

En general, de los 18 libros en los que los revisores plantearon preocupaciones o preguntas sobre las lecciones relacionadas con la raza, 13 fueron incluidos en la lista de rechazados del estado, a pesar de que la mayoría calificó favorablemente al libro.

Los revisores, entre los que se encontraban maestros, expertos en planes de estudio y profesores universitarios, respondieron a más de 100 preguntas que se centraban en si el libro se ajustaba a los estándares de Matemáticas del estado, como la resolución de problemas matemáticos y del mundo real mediante la suma, la resta, la multiplicación o la división de polinomios.

La mayoría eran educadores con formación en Matemáticas, pero un pequeño grupo, entre ellos Allen, no lo eran. Otro grupo de revisores se centró en la presentación del libro y en su utilidad tanto para los profesores como para los alumnos, pero esos revisores no respondieron a las preguntas sobre la teoría crítica de la raza.

O’Brien, la especialista en instrucción del Condado Palm Beach, por ejemplo, dio a un libro de texto —Florida Reveal Math, Grade 7— una calificación de 5. Sin embargo, marcó un plan de lecciones y escribió que “la mayoría de las imágenes son de personas blancas, a menos que estén relacionadas con los deportes”.

(Cuando se trató de preguntas sobre el pensamiento crítico de la raza, los revisores asignaron al libro una calificación numérica de 1 a 5, en la que el 1 representaba “muy mala/ninguna alineación” y el 5 representaba “muy buena alineación”).

Otra revisora, Isabella Murphy, cuya ocupación no pudo ser confirmada por el Herald, escribió simplemente “mestizaje”, en su reseña de “Elementary Statistics: Painting the World”, de Pearson. Lo calificó con un 4.

El libro que reseñó Murphy fue rechazado por el Estado; el libro que reseñó O’Brien no lo fue.

A pesar de la retórica presentada por el estado, una abrumadora mayoría de revisores estuvo de acuerdo en que no había evidencia de la CRT en el plan de estudios.

El profesor adjunto Carl Clark, del Indian River State College, por ejemplo, respondió sin rodeos a las preguntas sobre la teoría crítica de la raza.

Después de revisar un libro de álgebra y trigonometría de nivel secundario que fue rechazado por el estado, Clark escribió: “Es un libro de texto de Matemáticas. No encontré evidencia de ninguna instrucción o adoctrinamiento de temas sociales”.

La directora de investigación del Miami Herald, Monika Leal, contribuyó a este artículo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.