Tras los incidentes, el gobierno nacional y el porteño buscan acercar posiciones en una cumbre política

·4  min de lectura
Juan Grabois en la zona del vallado durante la manifestación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Juan Grabois en la zona del vallado durante la manifestación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. - Créditos: @Marcos Brindicci

Frente a la escalada de tensiones entre el gobierno porteño y el kirchnerismo, se reunieron en el Ministerio de Seguridad de la Nación el ministro de esa cartera Aníbal Fernández, el viceministro de Justicia Juan Martín Mena y el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro con los funcionarios porteños Jorge Macri y Marcelo D’Alessandro, confirmaron fuentes de ambas administraciones a LA NACION. Según supo este medio, el motivo de la cumbre fue encontrar por la vía de la política una salida al conflicto desatado en el espacio público tras el pedido de condena a Cristina Kirchner en el marco de la causa judicial conocida como Vialidad.

Mientras escalaba la violencia esta tarde entre los manifestantes que apoyan a la vicepresidenta Cristina Kirchner y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en el barrio porteño de Recoleta, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta monitoreaba junto a funcionarios de su administración el delicado panorama que se vivía en la zona y que derivó en enfrentamientos. El episodio terminó con tres dirigentes de La Cámpora detenidos y cinco efectivos policiales heridos.

Operativo en la casa de Cristina Kirchner, en vivo: militantes, vallas de la Ciudad y las últimas noticias

Según supo este medio, Rodríguez Larreta analizó el escenario en una reunión con el ministro de Seguridad y Justicia Marcelo D’Alessandro, el ministro de gobierno Jorge Macri y la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana Clara Muzzio. Cerca del jefe de Gobierno dijeron a este medio que la decisión de desplegar el operativo policial esta mañana en la cuadra donde vive la vicepresidenta “obedece a los reclamos y denuncias de los vecinos contra la gente que estaba en la calle”.

Cerca de las 18 horas fueron detenidos en medio de los incidentes, y luego liberados, el diputado provincial del Frente de Todos Matías Molle, el dirigente político Fabian “Conu” Rodríguez -que actualmente se desempeña como vocero en la AFIP- y el exdiputado provincial Facundo Tinganelli, según dijeron a LA NACION fuentes de la organización La Cámpora.

“La única respuesta de las fuerzas de seguridad ante la gran violencia desatada contra ellos fue a través del camión hidrante, utilizando sólo agua”, comunicaron cerca de D’Alessandro. Y justificaron las detenciones por resistencia y atentado a la autoridad.

Incidentes con la policía durante la manifestación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Incidentes con la policía durante la manifestación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. - Créditos: @Santiago Filipuzzi

El episodio escaló la tensión entre la oposición y el kirchnerismo, pero también agitó las aguas dentro de la administración porteña. Mientras los manifestantes reclamaban que la policía se retirara del lugar, en los sectores más duros de Pro esperaban que Larreta siguiera adelante con el operativo policial. Sin embargo, hay quienes cuestionan dentro de la propia administración porteña el despliegue policial y califican al episodio como un error de lectura política. “Se le dejó el escenario servido al kirchnerismo”, se quejó ante este medio un funcionario porteño.

El jefe de gabinete porteño Felipe Miguel brindó una conferencia de prensa en soledad y defendió el accionar policial. Dijo que fue en respuesta a “unos violentos”.

Según reconstruyó LA NACION, cuando la militancia movió el vallado que había desplegado la Policía de la Ciudad de lugar, la policía reaccionó con gases lacrimógenos y activó los camiones hidrantes. El gobernador de la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof estaba en la manifestación, cerca de los hechos, y criticó en diálogo con el canal C5N el accionar policial. También estaban presentes en la movilización el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro, el ministro bonaerense Andrés el “Cuervo” Larroque y el dirigente del Frente Patria Grande Juan Grabois.

Axel Kicillof en la zona del vallado durante la manifestación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Axel Kicillof en la zona del vallado durante la manifestación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. - Créditos: @Marcos Brindicci

Este medio pudo reconstruir que el dirigente social Juan Grabois y la legisladora porteña por el Frente de Todos Claudia Neira presentaron acciones de amparo en la justicia de la Ciudad de Buenos Aires. Al finalizar la reunión entre las autoridades porteñas, Marcelo D’Alessandro y Jorge Macri se presentaron en la justicia porteña “para interiorizarse de la situación y dinamizar el tratamiento judicial de los amparos presentados”, informaron fuentes de la cartera de seguridad.

Mientras tanto, militantes del kirchnerismo siguen congregados a metros del edificio donde vive la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El operativo de seguridad montado en la madrugada, que incluyó el despliegue de vallas y camiones hidrantes en la cuadra de Juncal y Uruguay, motivó duros rechazos del kirchnerismo y sobre todo de La Cámpora, que mudó la convocatoria para manifestarse en apoyo a Cristina Kirchner de Parque Lezama a la esquina de Juncal y Paraná, en Recoleta. La militancia empezó a llegar cerca de las 14 horas y con el correr de las horas miles de personas colmaron las inmediaciones del edificio.