Retrasos en la cadena de suministro pudieran ralentizar el restablecimiento de la electricidad si la Florida es azotada por un huracán

·5  min de lectura
PEDRO PORTAL/pportal@miamiherald.com

Ahora que la temporada de huracanes llega a su punto álgido, el principal gestor de emergencias de la Florida advierte de la posibilidad de que ocurran interrupciones mayores del servicio eléctrico tras el paso de una tormenta.

“Estamos en una zona en que los problemas de la cadena de suministro son cada vez más frecuentes”, dijo el director de la División de Gestión de Emergencias de la Florida, Kevin Guthrie.

Los comentarios de Guthrie formaron parte de una presentación ante el Consejo de Planificación Regional del Este de la Florida Central en Orlando la semana pasada.

Guthrie transmitió las preocupaciones que le expresó una de las compañías eléctricas de la Florida.

“Habrá un problema en la cadena de suministro”, dijo. “Podrán restablecer la energía, pero hay ciertos negocios o barrios que podrían estar con un generador de energía durante meses o años. Eso va a ser un problema”.

“Esto no es un problema de servicios municipales. No es un problema específico de la Florida. Es un problema nacional”, dijo Amy Zubaly.

Zubaly encabeza la Florida Municipal Electric Association, que representa los intereses comunes de las 33 empresas públicas de electricidad de la Florida.

Dijo que las empresas de servicios públicos están tardando más tiempo en obtener los “elementos básicos para los huracanes”, como transformadores, cables y postes.

“Al comenzar la temporada de huracanes, suelen aumentar su suministro de existencias para tormentas. Tienen su suministro operativo normal de materiales, y entonces el suministro para tormentas”, dijo. “Siguen funcionando con normalidad y, en caso de tormenta, disponen de una reserva de suministros. Lo que estamos descubriendo este año es que todavía tenemos ese suministro de existencias para tormentas y pudiera no ser suficiente”.

News 6 investigó y descubrió que los pedidos de transformadores y otros suministros tardaban tradicionalmente entre tres y seis meses en llegar.

Esos mismos pedidos realizados hoy por las compañías eléctricas tienen plazos de entrega de entre dos y seis años.

“Algunos fabricantes se niegan a aceptar nuevos pedidos debido a los retrasos”, dijo Alisia Hounshell, portavoz de la Florida Electric Cooperatives Association (FECA).

La FECA, que representa a 17 cooperativas eléctricas que prestan servicio en la Florida, dijo en un comunicado que sus miembros están sintiendo la presión de los problemas de suministro.

Empresas de servicios públicos dicen estar preparadas

“Tenemos suficiente equipo a la mano para poder hacer frente a cualquier cosa que se nos presente”, dijo Tiffany Henderson, portavoz de Kissimmee Utility Authority (KUA).

Henderson dijo que KUA notó que los problemas de la cadena de suministro comenzaron durante la pandemia, por lo que se abastecieron de piezas.

“Nuestros niveles de existencias de emergencia están cubiertos, lo que significa que tenemos suficiente equipo a la mano para poder manejar cualquier tipo de restablecimiento de la energía debido a una posible tormenta”, dijo.

Otras empresas, sin embargo, están sufriendo las consecuencias.

SECO Energy, que da servicio a partes de los condados Lake, Sumter y Marion, advirtió a sus clientes sobre las “limitaciones de la cadena de suministro” en una carta abierta en su portal digital.

“Este cambio modifica nuestro modelo de negocio para operar en torno a los materiales disponibles”, escribió el presidente ejecutivo Curtis Wynn.

JEA en Jacksonville dijo a News 6 que uno de sus envíos de transformadores debía llegar en mayo, y ahora se ha pospuesto hasta noviembre. La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre.

“Tenemos un inventario de transformadores dedicado a responder a las tormentas”, dijo la portavoz de JEA, Simone Garvey-Ewan.

Un portavoz de Duke Energy dijo que su empresa tiene un suministro adecuado de materiales para restablecer la energía en caso de una tormenta importante.

La Comisión de Servicios Públicos de Orlando reconoció la dificultad que enfrenta la industria.

“Los problemas de la cadena de suministro ciertamente están afectando a muchas industrias, y las empresa∫ de servicios públicos no son una excepción”, escribió la directora de Comunicaciones Michelle Lynch en un correo electrónico a News 6. “Nuestro equipo de adquisiciones vio indicadores tempranos y ya ordenó artículos para la actual temporada de huracanes, incluyendo postes de madera y transformadores”.

El portavoz de Florida Power and Light dijo que su empresa notó los plazos de entrega más largos para muchos de sus artículos y comenzó a abastecerse de materiales antes de lo normal.

“Tenemos que ver cómo va a ser la recuperación antes de la tormenta, y la recuperación va a ser un poco diferente, este año”, dijo el gerente de Emergencias del Condado Seminole, Alan Harris.

Si los problemas de la cadena de suministro provocan cortes de energía más prolongados después de una tormenta, los gestores de emergencias locales pudieran verse obligados a mantener abiertos los refugios contra tormentas más tiempo.

“La recogida de basura y escombros va a tardar un poco más”, dijo. “Los sistemas de comunicación quizás no funcionen, es posible que se tarde un poco más el restablecimiento de la electricidad puede tardar un poco más. La reparación de viviendas puede tardar un poco más, por lo que puede haber lonas azules en los tejados mucho más tiempo de lo que vimos en el huracán Irma”.

Trabajando en busca de soluciones

Garvey-Ewan dijo que JEA sigue haciendo pedidos de más materiales, incluso de empresas en el extranjero, mientras que las cuadrillas también están reacondicionando los transformadores en la propia empresa y trabajando con los fabricantes para asegurar las piezas necesarias para completar la construcción de un transformador.

Dijo que JEA también está colaborando con otras empresas de electricidad para ver si pueden compartir recursos.

Mientras tanto, un grupo bipartidista de congresistas de la Florida escribió una carta a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) en la que le pide que intervenga y aumente la producción.

“Los sistemas debilitados los harán más susceptibles de sufrir daños cuando ocurra un desastre”, dice la carta. “La FEMA debe hacer esfuerzos de mitigación con la comunidad eléctrica local de la Florida para garantizar que los transformadores, el cableado, los medidores y otros equipos de la red eléctrica estén disponibles antes de la primera catástrofe”.

Este artículo nos llega de nuestros aliados de noticias en WKMG a través de Covering Climate Collaborative, un proyecto de la Local Media Association. Para más información, visite CoveringClimate.org.