Resultados trimestrales de Netflix revelarán mucho de la economía estadounidense

·2  min de lectura

Perder 200,000 clientes en 90 días. Un aumento de precios impopular. Y una caída libre de las acciones del 35%. Esa fue la historia de Netflix hace tres meses, cuando publicó sus resultados del primer trimestre.

Los inversionistas esperan que ese haya sido el punto más bajo de la narrativa empresarial de Netflix. La empresa anunciará el martes los resultados del segundo trimestre.

El gigante de los medios en streaming y de la producción de películas y televisión ha evolucionado mucho más allá de la industria del entretenimiento para convertirse en un referente tecnológico y de consumo. Las acciones de Netflix son uno de los indicadores del apetito de riesgo de los inversionistas. Y también tiene el poco envidiable honor de ser la acción del S&P 500 con peor rendimiento en lo que va de año.

En el nivel más obvio, los resultados trimestrales de Netflix le dirán a los accionistas cuánto ha crecido la ola de cancelaciones de suscriptores. Los ejecutivos de la compañía han presagiado que la pérdida de suscriptores se ha multiplicado por diez en el segundo trimestre en comparación con los primeros meses del año. Todo lo que sea menos que eso puede interpretarse como una noticia no tan mala.

La empresa podría actualizar sus esfuerzos para acabar con el uso compartido de contraseñas, que, según argumenta, le cuesta 100 millones de clientes de pago. Si solo la mitad de ellos se convirtieran en cuentas de pago, eso aumentaría las suscripciones de pago en casi 25%. Netflix comenzó a desplegar su ofensiva contra el uso compartido de contraseñas en marzo en América Latina, pero ofreciendo cuentas de pago para añadir a otras personas que no viven en la misma casa a un precio reducido. Los primeros resultados serán importantes para enfrentar la batalla por convertir esas cuentas compartidas en suscriptores de pago.

En un giro del modelo de negocio de Netflix tan fácil de ver como el de una película clase B, la empresa lo hizo finalmente oficial la semana pasada: lanzará un servicio de streaming más barato que incluirá publicidad. La empresa se ha resistido al atractivo de la publicidad desde que enviaba los DVD por correo. No hay más suspenso. Netflix dijo que está en los “primeros días” de desarrollo de su nivel de apoyo a la publicidad.

La historia de Netflix también se verá a través de la lente de las preocupaciones por la recesión. Con la gasolina a $5 el galón en algunos lugares del país, el precio de los huevos subiendo 33% en un año y la Reserva Federal dispuesta a seguir el aumento de la tasa de interés de referencia, ¿se interesarán los inversores por una línea argumental difícil?

Vale la pena escuchar la historia de Netflix, tanto si se es accionista como si no. Como todo cuento bien contado, nos dirá algo acerca de nosotros mismos y, en este caso, de la economía.

Tom Hudson presenta The Sunshine Economy en WLRN-FM, en donde es vicepresidente de noticias. Twitter: @HudsonsView.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.