Restaurante flotante se hunde en Fort Lauderdale. Los empleados salieron ilesos

·2  min de lectura

Un restaurante flotante conocido por sus delicias de caimán se hundió el domingo por la tarde en el Canal Intracostero de Fort Lauderdale, pero la tripulación abandonó la embarcación ilesa, dijo su propietario al Miami Herald.

Jeremy Lycke, el chef y capitán del Jay’s Sand Bar Food Boat, dijo que la estela de una embarcación que pasaba por allí rompió el balancín de estribor de su barco –que lo mantiene nivelado–, lo que hizo que se volcara y se hundiera en cuestión de minutos.

Lycke señaló que sus dos empleados podrían haber quedado atrapados o quemados en el pontón de no ser por su capacitación y rápida respuesta.

“Podría haber sido mucho peor”, dijo.

Sobre las 12:30 p.m., Lycke estaba en otra embarcación haciendo entregas cuando oyó la señal de socorro del barco de la comida, dijo. Después de regresar a toda prisa, usó su barco de reparto para empujar el barco de alimentos a aguas poco profundas y evitar que se hundiera por completo y bloqueara la vía fluvial.

“Ahora mismo estoy desalentado”, dijo.

La anfitriona del restaurante flotante, Coulette Murray, creó un GoFundMe para ayudar a cubrir los costos de sacar el barco y quizás incluso construir uno nuevo.

“El barco es una pérdida total”, escribió.

El suboficial José Hernández, portavoz de la Guardia Costera, confirmó el hundimiento del barco el domingo por la noche, pero dijo que la agencia no está investigando el incidente.

Una foto sin fecha de Jay's Sand Bar Food Boat antes de que se hundiera a primera hora de la tarde del domingo 8 de mayo de 2022. Jay's Sand Bar Food Boat
Una foto sin fecha de Jay's Sand Bar Food Boat antes de que se hundiera a primera hora de la tarde del domingo 8 de mayo de 2022. Jay's Sand Bar Food Boat

El restaurante flotante de 32 pies hecho de madera recuperada y metal por el propio Lycke se había convertido en un elemento fijo en la zona durante los últimos tres años sirviendo frituras de caimán con jalapeño, mariscos y alitas a los hambrientos navegantes, dijo al Sun Sentinel en 2020.

Tiene licencia como “vehículo móvil de distribución de alimentos” por el Departamento de Regulación Empresarial y Profesional de la Florida, según el sitio web de la agencia.

En su página de Facebook, los fieles comensales lamentaron la pérdida material pero se mostraron aliviados de que todos estuvieran a salvo. Uno de ellos incluso se ofreció a ayudar a descargar todo lo que se pudiera salvar.

“Lo sentimos mucho, pero menos mal que todos están bien. Eso es lo más importante”, dijo un comensal. “Los echaremos de menos hasta que vuelvan”.

“¡Lo siento mucho!”, dijo otro cliente. “Tampoco me cabe duda de que volverán más grandes y mejores”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.