Reservaciones de cruceros rompen récords

·5  min de lectura

Jennifer Chatham, agente inmobiliaria que divide su tiempo entre Miami y Houston, tomó recientemente su tercer crucero de Carnival durante la pandemia.

Sus dos primeros cruceros, en septiembre de 2021 y enero de este año, transcurrieron sin incidentes. Luego, en abril, en un crucero de ocho noches por el Caribe en el Carnival Horizon, dio positivo al coronavirus en el sexto día.

“Creo que la gente no entiende realmente en qué se mete cuando va a un crucero. Yo no entendía en qué me estaba metiendo”, dijo, señalando que estaba extremadamente enferma de COVID-19 y que la dejaron sola en un camarote aislado sin que nadie la revisara. “Realmente, odio decirlo, Carnival ha sido mi línea de cruceros desde hace mucho tiempo, pero desearía haber tenido una experiencia más positiva cuando estuve enferma.

“Definitivamente aprendí que el COVID sigue existiendo”, dijo Chatham. “No puedo culpar a nadie más que a mí misma. Todos los demás no usaban mascarilla. Sentí que volvía a la normalidad”.

Casi un año después de que se reanudaran los cruceros en aguas norteamericanas tras un paréntesis de 15 meses por la pandemia, muchos viajeros de vacaciones en cruceros parecen dispuestos a aceptar el riesgo de contraer la enfermedad infecciosa que se ha apoderado del mundo durante dos años.

Dos de los líderes mundiales en las líneas de cruceros con sede en Miami —Carnival y Royal Caribbean— están informando de un récord de reservaciones de viajes, a pesar de que el COVID-19 ha infectado a la gran mayoría de los barcos que ahora navegan.

De los 92 cruceros que estaban en aguas estadounidenses el jueves, 70 eran investigados por los CDC por brotes de coronavirus. Los CDC investigan los brotes cuando al menos 0.3% de los pasajeros y tripulantes dan positivo al virus.

Los datos de la agencia de salud federal muestran que los brotes no son ni de lejos tan extensos como en diciembre de 2021 y enero, cuando surgió la variante ómicron, y que finalmente los 92 barcos que navegaban por Estados Unidos a principios de este año estaban siendo examinados en busca de casos del virus a bordo. A finales de diciembre, los CDC habían sugerido que todos los viajeros, incluso los vacunados, debían evitar los cruceros.

En marzo, los CDC retiraron todas las advertencias de riesgo relacionadas con el COVID-19 en los cruceros, y dejaron que los consumidores decidieran por sí mismos si hacían o no un crucero. Incluso antes de que comenzara la pandemia en marzo de 2020, los pasajeros de los cruceros que permanecían en espacios cerrados durante días en los viajes eran más susceptibles de enfermarse.

Los líderes de la industria de los cruceros reconocieron que tener casos de coronavirus en los barcos es la nueva normalidad, pero dicen que las tasas de infección son menores que en la población general y que los protocolos de seguridad de salud pública de la industria son más estrictos que la mayoría de los entornos públicos.

“Sí, habrá COVID en los barcos, pero hay COVID en toda la sociedad”, dijo Arnold Donald, el presidente ejecutivo de Carnival Corporation, quien pronto dejará el cargo, en la conferencia mundial de cruceros Seatrade, celebrada en abril en Miami Beach. “Como la gente está vacunada, se reducen las posibilidades de que tengan un resultado grave por COVID. Tenemos protocolos para mitigar el riesgo en los barcos”.

La Cruise Lines International Association, el grupo comercial y cabildeo de la industria de los cruceros en Washington DC, dijo en abril que su investigación de mercado global encontró que el 84% de las personas que habían hecho un crucero en marzo dijeron que volverían a hacerlo, y que el 69% de las personas que nunca habían hecho un crucero están dispuestas a hacerlo.

“En general, estamos muy satisfechos con la respuesta del público y el apoyo a nuestros protocolos, lo que nos ha permitido ser la primera gran línea de cruceros de Estados Unidos en volver a operar con toda su flota”, dijo Chris Chiames, portavoz en jefe de Carnival, en un correo electrónico. “Nuestros barcos están llenos y los patrones de gasto a bordo indican que nuestros huéspedes están tan contentos de volver a bordo como nosotros de tenerlos”.

Calificó los protocolos de salud pública de Carnival como “flexibles para intensificarse según sea necesario” para responder a las situaciones fluctuantes de la pandemia y anticiparse a las infecciones por COVID-19 en los barcos.

Jonathan Fishman, director de comunicaciones corporativas y de incidentes de Royal Caribbean, dijo que la línea de cruceros ha transportado de forma segura a dos millones de pasajeros desde el reinicio de los cruceros en Norteamérica en junio de 2021.

“Los cruceros mostraron constantemente tasas de incidencia de COVID-19 más bajas que el resto de la sociedad, un testimonio de los rigurosos protocolos que la industria puso en marcha y nuestra colaboración con las autoridades de salud pública”, dijo Fishman.

Norwegian Cruise Line, otra gran línea de cruceros mundial con sede en Miami, no respondió a la solicitud de comentarios de un reportero.

A lo largo de la pandemia en curso, las líneas de cruceros nunca han compartido públicamente sus respectivas cifras sobre las infecciones por coronavirus entre los pasajeros y la tripulación en los barcos individuales, dejando que los pasajeros discutan eso y sus experiencias con el virus en las redes sociales.

Por ejemplo, Chatham se enteró a través de un grupo de Facebook de que alrededor de 100 personas en su crucero Carnival Horizon del 16 al 24 de abril dijeron que se infectaron en el barco o poco después de abandonar el barco, que tiene cupo para 5,510 pasajeros y tripulantes.

Sin embargo, los fieles seguidores de los cruceros, incluso entre los de ese reciente viaje del Carnival Horizon, no se dejan intimidar por el COVID-19. En el grupo de Facebook de personas que estuvieron en ese barco infectado con Chatham, una persona hizo una encuesta para ver si la gente estaba dispuesta a volver a hacer un crucero. Los 10 encuestados dijeron que estaban “recuperados y listos para el próximo crucero”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.