Rescatan a tortuga y cría de caimán que serían vendidos en Ecatepec

·3  min de lectura

ECATEPEC, Méx., julio 20 (EL UNIVERSAL).- Un ejemplar de tortuga pavorreal y una cría de caimán que pretendían ser vendidos por un sujeto que los transportaba en una pecera a un tianguis en la colonia San Agustín Tercera Sección; además de una tucaneta esmeralda enjaulada en un domicilio de la colonia Ejidos de San Cristóbal, fueron rescatados por autoridades de Ecatepec. Policías locales se percataron que sobre la calle Joaquín A. Mora, cerca de la avenida Santa Rita, en San Agustín, un sujeto transportaba una pecera que llamó la atención de los uniformados, quienes al aproximarse se percataron que llevaba consigo los dos ejemplares de fauna silvestre.

Al cuestionar al responsable sobre la legal posesión de los reptiles, el sujeto admitió que no contaba con papeles que lo acreditaran y que pretendía venderlos en el mercado rodante de la zona, por lo que fue detenido y presentado ante la agencia del Ministerio Público federal donde se inició una carpeta de investigación en su contra por su presunta participación en delitos contra la biodiversidad.

Al lugar arribó personal de la Brigada de Vigilancia Ambiental para realizar el resguardo y trasladar a ambos ejemplares al Parque Ecológico Ehécatl, donde el veterinario y encargado del lugar, Arturo Mares, luego de realizar una inspección a los reptiles, determinó que cuentan con buen estado de salud, no obstante que no estaban en hábitats adecuados para su desarrollo. La cría de caimán pertenece a la familia de los surópcidos, con una edad aproximada de 6 meses, con un peso total de 70 gramos y una longitud de 31 centímetros y sin indicios de cortaduras, dientes rotos, descamación o heridas.

Aunque es pequeño puede ser peligroso para la gente, pues con sus garras y dientes pueden flagelar la piel o causar heridas importantes si no tiene un manejo adecuado, advirtió. Mientras que la tortuga, se presume pertenece a la familia "Pavo Real", especie oriental no endémica de México, por lo que se puede considerar como plaga o al menos, amenaza contra la fauna nativa.

Respecto a la tucaneta esmeralda, el especialista detalló que se trata de una especie de Aulacorhynchus prasinus, y después de ser revisada se percataron que le fueron cortadas las plumas de la cola y tiene algunas remeras primarias lesionadas. El ave permanecerá en cuarentena y mientras tanto se le ofrecerá una dieta específica, que en vida silvestre consta del 96.5% de frutos y el resto con insectos o pequeños vertebrados.

Por el momento los animales estarán bajo el resguardo de la Dirección de Medio Ambiente y Ecología, pero el caimán será remitido a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pues el municipio no cuenta con el ecosistema adecuado para garantizar su sano desarrollo.

Desde la creación de la Brigada de Vigilancia Ambiental en la que participa persona de Medio Ambiente y Ecología, Bomberos, seguridad pública en coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente se han rescatado más de 20 ejemplares de fauna silvestre que fueron adoptados como mascotas, desde grandes felinos hasta aves rapaces, como halcones caracara.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.