Rescatados los 12 niños y su entrenador del complejo de cuevas tailandés

Por John Geddie y Panu Wongcha-um
En la imagen, una ambulancia para en la entrada del hospital Chiang Rai Prachanukroh, donde reciben tratamiento cuatro de los 12 niños que quedaron atrapados en una cueva, en Chiang Rai, Tailandia, el 10 de julio de 2018. REUTERS/Tyrone Siu

Por John Geddie y Panu Wongcha-um

CHIANG RAI, Tailandia (Reuters) - Los 12 niños y su entrenador de fútbol atrapados durante más de dos semanas en lo profundo de un complejo de cuevas inundado en Tailandia han sido rescatados, dijo el martes una unidad de élite de la Marina del país, cerrando con éxito una intrincada operación que ha fascinado al mundo.

"No estamos seguros de si es un milagro, ciencia, o qué. Los trece 'Jabalíes Salvajes' están ya fuera de la cueva", dijeron los SEAL tailandeses en su página oficial de Facebook, añadiendo que todos estaban a salvo.

Los miembros del equipo de fútbol, con edades comprendidas entre los 11 y los 16 años, y su entrenador de 25 años, quedaron atrapados el 23 de junio mientras exploraban el vasto complejo de cuevas Tham Luang en la provincia de Chiang Rai, al norte de Tailandia, tras un entrenamiento. Una tormenta en medio de la temporada de monzones inundó repentinamente sus túneles.

Buzos británicos hallaron el lunes de la semana pasada a los trece hambrientos y acurrucados en la oscuridad, en una cámara parcialmente inundada y llena de barro varios kilómetros en el interior del complejo.

Después de sopesar durante días sobre cómo salvarlos, el domingo comenzó un operativo de rescate, sacando a cuatro de los niños de las cuevas atados a unos buzos que los guiaron a través de casi 4 kilómetros de oscuros canales.

Otros cuatro menores fueron rescatados el lunes y los últimos cuatro que quedaban junto a su entrenador salieron el martes a la superficie con ayuda de los equipos de rescate.

Las celebraciones se verán empañadas por la pérdida de un ex buzo de la Marina tailandesa que murió el viernes durante una misión de reabastecimiento dentro de la cueva.

Los últimos cinco fueron sacados de la cueva en camillas, uno a uno, y llevados en helicóptero al hospital en que todos permanecían ingresados.

Tres miembros de los SEAL y un médico de la Marina que se había quedado con los niños desde que fueron encontrados fueron los últimos que debían salir de la cueva, agregó la unidad de élite.

Las autoridades no hicieron comentarios sobre la operación de rescate mientras se desarrollaba, por lo que los detalles sobre el último día de la misión y el estado de los último cinco rescatados no estaba claro.

Los ocho niños rescatados el domingo y el lunes gozaban de buena salud en general y algunos pidieron pan con chocolate para desayunar, dijeron las autoridades.

Dos de los menores podrían sufrir infecciones pulmonares, pero los cuatro menores del primer grupo rescatado ya deambulaban por el hospital.

Todos están todavía en cuarentena por el riesgo de infecciones y probablemente permanecerán en el hospital durante una semana para someterse a más pruebas, dijeron las autoridades.