Los republicanos se han centrado en la educación. ¿Por qué el Partido Republicano de Miami-Dade vota contra aumento salarial de los maestros?

En las elecciones intermedias, los electores de Miami-Dade pueden verán dos referendos del condado y varios municipales en la boleta electoral del 8 de noviembre. Pero antes del día de las elecciones, el Partido Republicano de Miami-Dade está tomando postura sobre solo uno: el aumento del impuesto a la propiedad solicitado por la Junta Escolar de Miami-Dade.

En su guía oficial del votante, el Partido Republicano recomienda a los electores que voten “NO” a la pregunta de la boleta del distrito que pide a los electores que aumenten la tasa de impuestos a la propiedad a beneficio de las escuelas de 0.75 a 1.0, o $100 por cada $100,000 en valor gravable de la propiedad los próximos cuatro años, que si sale adelante recaudaría $400 millones para aumentar el salario de los maestros y apoyar la seguridad escolar.

La razón de esa postura es simple, dijo René García, presidente del Partido Republicano de Miami-Dade. El partido está en contra de aumentar los impuestos a la propiedad “en un momento que la gente está sufriendo” y se ciernen temores de una posible recesión, dijo.

Los miembros de la Junta Escolar de Miami-Dade, por su parte, argumentan que el referendo es necesario para apoyar los salarios de los maestros y los agentes de seguridad.

La explicación de García es uniforme con la postura del partido contra el aumento de impuestos, pero también es contraria a los mensajes de los republicanos sobre la educación, que en el último año se ha convertido en un tema central para la plataforma del gobernador Ron DeSantis.

En agosto, DeSantis anunció su “Agenda de Educación” para apoyar a los candidatos y miembros de las Juntas Escolares “comprometidos con el avance” de un enfoque centrado en el estudiante y en los padres a nivel de las juntas escolares locales. En particular, el aumento de los salarios de los maestros y el apoyo continuo a la seguridad escolar se encuentran entre las 10 prioridades del gobernador.

La Legislatura, encabezada por los republicanos, también adoptó y aprobó a principios de este año una serie de proyectos de ley de educación que son fundamentales para esa agenda. Eso incluye el proyecto de ley de Derechos de los Padres en la Educación, que los críticos apodaron “No digas gay”, y el proyecto de ley de “Libertad Individual”, conocido como “Ley Frenar el Progresismo”. Los proyectos de ley —que apuntan a las discusiones sobre la raza, la identidad de género y la orientación sexual en el aula— fueron promulgados y entraron en vigor este curso escolar.

Y en noviembre, dos semanas después de las elecciones intermedias, dos miembros de la Junta Escolar respaldados por DeSantis se unirán a la Junta Escolar de Miami-Dade. (El gobernador respaldó a unos 30 candidatos en las contiendas para juntas escolares en todo el estado este año; ambos candidatos ganaron sus contiendas en Miami).

Sin embargo, García rechazó la idea de una posible ruptura dentro del partido, o la idea de mensajes mixtos sobre la educación. Más bien, señaló lo que considera una creciente división entre la Junta Escolar y la comunidad.

“Es la Junta Escolar la que volvió a pedir un aumento (y) ese aumento perjudica a la misma gente a la que se intenta ayudar”, dijo. “La desconexión no es con el Partido Republicano. La desconexión es con una Junta Escolar que ha perdido el contacto con los contribuyentes”. Si el distrito hubiera mantenido su actual tasa sobre la propiedad de 0.75, García dijo que habría animado a la gente a votar por ella y el partido podría haberla apoyado.

Lubby Navarro, una conservadora y aliada de los republicanos en la Junta Escolar, fue quien propuso el tema en febrero que condujo al referendo en la boleta del 8 de noviembre. No respondió a las solicitudes de comentarios del Herald.

Advertencias de un futuro ‘sombrío’

Cuando la junta llevó el referendo ante los electores en 2018 –una medida que fue aprobada con más del 70% de los votos– fue para apoyar el salario de los maestros y la seguridad escolar, dos temas que los republicanos han defendido en los últimos años. El referendo de este año es una ampliación del mismo.

DeSantis en 2020 aprobó una medida para aumentar el salario inicial de los maestros a $47,500, o lo más cercano a esa cifra que los distritos escolares puedan conseguir. (Miami-Dade cumplió ese objetivo, pero más de dos docenas de los 67 distritos de todo el estado aún no han alcanzado ese mínimo, según WFLA News en Tampa).

Y después del tiroteo masivo de 2018 en la Secundaria Marjory Stoneman Douglas en el Condado Broward que dejó 17 estudiantes y miembros del personal docente muertos, la Legislatura aprobó nuevos mandatos de seguridad que requieren un guardia armado en cada campus, mayor tecnología de seguridad y reglas más estrictas.

El requisito de los agentes, sin embargo, llegó sin suficiente financiación estatal para los distritos escolares, según los funcionarios del distrito, y varios distritos de la Florida, incluidas las escuelas de los Condados Miami-Dade y Broward, recurrieron a los electores para que ayudaran a compensar los costos adicionales en 2018.

Es por eso que la postura del Partido Republicano sobre el referendo es frustrante para algunos, entre ellos Diane Quick, madre de dos hijos en el distrito y miembro de la Junta del Consejo de PTAs/PTSAs del Miami-Dade.

“La financiación de la educación está controlada por el estado. Si la financiación de la educación es insuficiente, recae en nosotros a nivel local la responsabilidad de complementar la financiación que no se ha proporcionado”, dijo. “Como madre, quiero que a los maestros de mis hijos se les pague lo que merecen (y) quiero que (los agentes de recursos) estén presentes en nuestras escuelas”.

El Departamento de Educación de Florida no puso a nadie a disposición para una entrevista y no proporcionó una respuesta a las preguntas sobre la posibilidad de mensajes mixtos dentro del partido.

Sin el referendo, esas necesidades no serán satisfechas, dijo. Los funcionarios del distrito han advertido de un futuro “sombrío” y de recortes inevitables si la medida fracasa.

Fatima Chaiken, vicepresidenta de activismo del Consejo de la PTA del Condado, compartió ideas similares y se mostró confundida en cuanto a porqué el Partido Republicano se opondría a la medida.

El modelo de la PTA “siempre ha sido hablar en nombre y a favor de todos los niños, y si tenemos que aumentar nuestros impuestos para mejorar la educación en esta comunidad, debemos hacerlo”, dijo. “Ahí es donde debe ir el dinero de nuestros impuestos: hacia la educación pública”.

Asignación de las escuelas charter

El distrito está aumentando la tasa de impuestos de propiedad este año porque una parte de la ingresos estatales y locales que recibe —25%— es ahora designado para las escuelas charter, el resultado de que el distrito escolar de Miami-Dade perdiera un caso judicial a principios de este año, cuando el Tribunal de Apelaciones del Distrito 3 dictaminó que las escuelas chárter eran elegibles para dicha financiación.

El Partido Republicano ha apoyado durante mucho tiempo la expansión de las opciones escolares, y en las recientes elecciones a la junta escolar de Miami-Dade, los dos candidatos respaldados por el gobernador incluyeron eso en sus plataformas.

Miami, Florida, 23 de agosto de 2022 - Roberto Alonso, a la izquierda, es felicitado por Manny Díaz Jr., comisionado de educación de la Florida, durante una fiesta de celebración en Paraíso Tropical en Hialeah después de que ganara un puesto en la Junta Escolar de Miami-Dade en las primarias de agosto. Alonso está ocupando el puesto ocupado durante años por la presidenta de la junta, Perla Tabares Hantman, quien había anunciado que no buscaría la reelección. Jose A. Iglesias/jiglesias@elnuevoherald.com
Miami, Florida, 23 de agosto de 2022 - Roberto Alonso, a la izquierda, es felicitado por Manny Díaz Jr., comisionado de educación de la Florida, durante una fiesta de celebración en Paraíso Tropical en Hialeah después de que ganara un puesto en la Junta Escolar de Miami-Dade en las primarias de agosto. Alonso está ocupando el puesto ocupado durante años por la presidenta de la junta, Perla Tabares Hantman, quien había anunciado que no buscaría la reelección. Jose A. Iglesias/jiglesias@elnuevoherald.com

Roberto Alonso, miembro entrante de la Junta que ocupará el escaño ocupado durante años por la presidenta Perla Tabares Hantman, dijo que estaba en contra de aumentar los impuestos, “especialmente en nuestra actual crisis financiera”. Pero, añadió, “el único compromiso que siempre he asumido es que, con o sin el referendo, el salario de los maestros y la financiación de la seguridad escolar no se verán afectados”.

Los funcionarios del distrito, sin embargo, han citado una reducción de entre 15% y 20% en el salario complementario de los maestros si la medida fracasa.

Sea cual sea el resultado de las elecciones del mes próximo, las actitudes en torno a la financiación —y quién debe ser responsable— pudieran diferir entre los miembros de la junta.

Navarro, en el momento en que propuso la renovación del referendo, dijo: “Tengo sentimientos tan fuertes a favor (de este asunto) y lo que creemos es nuestro núcleo aquí en las Escuelas Públicas de Miami-Dade”.