Reporte: Soldados británicos mataron a decenas de afganos

·2  min de lectura
GBRETAÑA-AFGANISTÁN (AP)
GBRETAÑA-AFGANISTÁN (AP)

Una investigación de la BBC afirmó el martes que las fuerzas especiales británicas mataron en circunstancias sospechosas a decenas de detenidos durante operaciones de contrainsurgencia en Afganistán hace una década.

Citando documentos militares recién obtenidos, la cadena aseguró que una unidad del Servicio Aéreo Especial (SAS por sus iniciales en inglés) pudo haber matado ilegalmente a 54 personas en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, entre 2010 y 2011. También señaló que el exdirector de las fuerzas especiales del Reino Unido sabía de los supuestos asesinatos, pero no presentó las evidencias para llevar a cabo una pesquisa.

El Ministerio de Defensa señaló que el reporte “llega a conclusiones injustificadas sobre acusaciones que ya han sido investigadas en su totalidad”.

La agencia señaló que dos pesquisas independientes han investigado la conducta de las fuerzas británicas en Afganistán y que ninguna de ellas encontró evidencia suficiente para procesar el caso.

“Insinuar cualquier otra cosa es irresponsable, indebido y pone en riesgo a nuestro valiente personal de las Fuerzas armadas, tanto en el campo como en su reputación”, señaló la dependencia en un comunicado.

“El Ministerio de Defensa desde luego que está dispuesto a considerar cualquier nueva evidencia, no habrá obstrucción”, añadió.

Las fuerzas británicas estuvieron desplegadas en Afganistán desde 2001 como parte de la coalición internacional encabezada por la OTAN tras los ataques del 11 de Septiembre. Miles de soldados británicos fueron enviados a Helmand a partir de 2006 para ayudar en las labores de seguridad de los proyectos de reconstrucción, pero rápidamente se vieron involucrados en operaciones de combate.

La investigación de la BBC se enfocó en un despliegue de seis meses de un escuadrón de la SAS que operó en Helmand desde finales de 2010. Aseguró que la unidad llevó a cabo operaciones para “matar o capturar” a comandantes del Talibán y desmantelar las redes de fabricación de bombas.

La investigación reportó que algunas fallas de inteligencia provocaron que algunos civiles quedaran involucrados ocasionalmente en las operaciones.

Refiriéndose a reportes operativos de las versiones de las fuerzas especiales sobre los operativos nocturnos, la BBC señaló que encontró “un patrón” de reportes similares de hombres afganos asesinados a disparos por sacar armas después de ser detenidos.

A las autoridades les preocupó que hubiera más personas muertas que armas recuperadas en algunos de los operativos, dejando entrever que los soldados de las SAS mataban a personas desarmadas, según el reporte.

El reporte indicó que emails internos mostraban que altos funcionarios estaban preocupados, pero no reportaron sus sospechas a la policía militar.

El legislador opositor John Healey dijo que las acusaciones son “sumamente perturbadoras” e hizo un llamado al secretario de Defensa, Ben Wallace, para que explique al Parlamento qué acciones medidas para verificar los señalamientos.

Las últimas fuerzas británicas y sus aliados de la OTAN se retiraron de Afganistán a mediados del año pasado, casi 20 años después del despliegue de los primeros soldados de Occidente a ese país.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.