Reporte revela un fuerte aumento de incidentes antisemitas y de poder blanco en la Florida

·4  min de lectura
Pedro Portal/pportal@miamiherald.com

La Florida experimentó un fuerte aumento de los incidentes antisemitas el año pasado, según un nuevo reporte de la Anti-Defamation League (ADL), organización con sede en Nueva York que rastrea los incidentes antisemitas y otras actividades extremistas en todo el país.

El estado vio un aumento del 50% en incidentes antisemitas en 2021 en comparación con el año anterior, y la Florida tuvo la tercera mayor cantidad de incidentes antisemitas de cualquier estado en el país, solo detrás de Nueva York y California, según el reporte. A nivel nacional, 2021 vio un aumento del 34% en los incidentes antisemitas en todo el país.

La ADL descubrió que la Florida es el hogar de una red de supremacistas blancos y grupos antisemitas responsables de organizar numerosos mítines y la distribución de propaganda de odio. En total, el Centro sobre Extremismo de la ADL encontró más de 400 casos de distribución de propaganda de supremacía blanca entre enero de 2020 y agosto de 2022.

El informe también señala que en la Florida se encuentra el mayor número de personas acusadas en relación con la insurrección del 6 de enero, incluidos miembros de Proud Boys y Oath Keepers.

Según los expertos, el reporte llena un vacío dejado por el notable subregistro de delitos de odio en la Florida. Por ejemplo, el año pasado el entonces jefe de la policía de Miami, Art Acevedo, le dijo a Miami Herald que estaba ordenando una revisión de porqué el departamento erróneamente no había reportado ningún crimen de odio como parte de la recolección anual de datos de crímenes de odio del FBI.

“La Florida ha estado subestimando los delitos de odio durante algún tiempo”, dijo Brian Levin, profesor de justicia penal en la Universidad Estatal de California en San Bernardino y director del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo de la universidad. “No hay ningún estado del país que tenga una respuesta tan pobre por parte de sus ciudades más grandes”.

Levin dijo que el análisis de las estadísticas de delitos de su centro en 2022 y 2021 también ha mostrado un fuerte aumento de los delitos de odio antisemita.

El reporte de la ADL destaca a grupos antisemitas nacionales, como Goyim Defense League, que tiene presencia y ha organizado eventos en la Florida, así como grupos como el National Socialist Movement –un grupo abiertamente pro-Hitler– que está dirigido por un hombre de la Florida, Burt Colucci, de Kissimmee.

Los grupos organizaron numerosas concentraciones a lo largo del año, incluyendo manifestaciones frente a la Student Action Summit del grupo conservador Turning Point USA en Tampa en julio de 2022, una protesta en mayo de 2022 frente a Walt Disney World y una manifestación en febrero frente a Daytona 400. Los grupos mostraron pancartas con lemas antisemitas e imágenes nazis, como esvásticas, junto con mensajes racistas y anti-LGBTQ.

En una manifestación celebrada en enero de 2022 en Orlando, cerca del campus de la Universidad de la Florida Central (UCF), tres manifestantes, entre ellos Colucci, fueron acusados de agresión tras presuntamente haber atacado a un estudiante judío y haberle robado el teléfono que usaba para grabarlos. Está previsto que los tres hombres vayan a juicio a finales de octubre.

Por su parte la Goyim Defense League llevó a cabo una gira antisemita de 15 días en el centro y sur de la Florida en mayo de 2021, en la que el grupo se manifestó frente a instituciones judías y condujo una van cubierta de insultos antisemitas. Dominic Di Giorgio, un miembro del grupo de Port St. Lucie que ayudó a establecer su presencia en línea, encabezó a otros cinco miembros de la Florida en una “gira” similar por el sureste de Texas posteriormente ese año, durante la cual Di Giorgio fue arrestado y acusado de usar un dispositivo que le permitía cambiar entre dos matrículas diferentes en su van.

El reporte señala que 11 miembros de Proud Boys, que son de la Florida, estaban entre los arrestados en relación con el asalto al Capitolio, aunque el entonces líder del grupo, Enrique Tarrio, de Miami, no participó porque había sido arrestado dos días antes en relación con la quema de una pancarta del movimiento Black Lives Matter robada de una iglesia en Washington. No obstante, Tarrio enfrenta cargos de conspiración sediciosa por su supuesto papel en la planificación del asalto al Capitolio.

Tarrio, que supuestamente ha sido informante del gobierno en el pasado, le dijo a principios de este año a Miami New Times que dejaba el liderazgo del grupo y que fundaría una nueva organización. Varios miembros de Proud Boys ocupan puestos en el Comité Ejecutivo Republicano de Miami-Dade.

Al menos siete miembros de Oath Keepers arrestados en relación con el ataque del 6 de enero son residentes de la Florida. Una filtración de datos del grupo mostró que miles de residentes de la Florida se habían inscrito en la organización, que apunta específicamente a miembros actuales y antiguos de las fuerzas militares y del orden para que se afilien, aunque no está claro cuántas de esas personas son miembros activos y siguen viviendo en la Florida.