“Reino fungi”: Hongos y trufas psicodélicas: a qué se dedica el hijo de Fernando de la Rúa que incursiona en un mercado prohibido en la Argentina

·4  min de lectura
Una foto de Aíto de la Rúa como voluntario en un estudio médico de su compañía
Una foto de Aíto de la Rúa como voluntario en un estudio médico de su compañía - Créditos: @Instagram @spinoza.co

Fernando de la Rúa Jr., el hijo del expresidente fallecido del mismo nombre, que es más conocido como “Aíto”, incursiona en un mercado que está prohibido en la Argentina: el de los hongos y las trufas psicodélicas.

Pese a las últimas acusaciones mediáticas, que le endilgaron experimentar en el país cuando eso no está permitido, de la Rúa lo negó y dijo que apuesta a su negocio experimental en Países Bajos, en un intento de encontrar “beneficios terapéuticos” para problemas de salud mental.

El hijo del antes mandatario contó que vive en Ámsterdam porque le “apasiona” todo lo que gira en torno a la psilocibina -un componente presente en los hongos alucinógenos- y que en esa ciudad está amparado por el marco legal para encarar investigaciones sobre ese compuesto, que lleva a cabo en su empresa: Spinoza.

“Tenemos una compañía donde investigamos los beneficios que tiene esto para la salud, es un tema totalmente terapéutico y está encarado con tanta seriedad... No solo por el Estado holandés, sino por universidades importantes del mundo, como la Johns Hopkins de Estados Unidos”, aseveró de la Rúa en Radio 10.

Para dar más detalles, agregó: “En los 60 se investigó mucho sobre esto, después hubo una prohibición del gobierno de Estados Unidos y ahora los psicodélicos, no solo la psilocibina, tienen un nuevo resurgir”.

De la Rúa contó que se interesó en este tema al ver la depresión y a la ”gente sufriendo” en el mundo, y relató: “Cuando me puse a averiguar, entendí que acá había una posible solución a futuro y me dio mucha intriga. Viajé a Holanda, me conecté con gente muy especializada en las universidades, con neurocientíficos, médicos, que finalmente fueron amigos y compañeros de trabajo”.

Entonces, reveló que ahora avanza con este tema a través de estudios hechos “con absoluto cuidado” y en un marco “totalmente de la legalidad”.

Aíto de la Rúa en una prueba de su compañía, como voluntario
Aíto de la Rúa en una prueba de su compañía, como voluntario - Créditos: @Instagram @spinoza.co


Aíto de la Rúa en una prueba de su compañía, como voluntario (Instagram @spinoza.co/)

En ese sentido, se quejó por el tratamiento que se le dio en los medios argentinos al tema, después de que en el programa A la tarde, que se emite por América TV, dijeran que él hacía pruebas con este tipo de compuestos en un local de Palermo.

“En la Argentina no está permitido trabajar con estas sustancias, lamentablemente, y nada de lo que se ha dicho es cierto. No hacemos nada de esto en la Argentina”, afirmó el empresario, aunque admitió conocer el lugar donde dijeron que hacía estos experimentos sociales prohibidos.

“Lo conozco porque es de unos amigos. Pero no operamos el lugar, no estamos ahí y jamás haríamos ninguna de estas cosas. Nada de eso pasó, es el rumor versus la verdad. En Palermo no se hace esto, es el lugar de unos amigos que básicamente hacen terapias psicológicas de transformación, meditación”, planteó.

Tras las acusaciones, de la Rúa afirmó que su trabajo es “algo bien serio” y una “ilusión concreta” para él. “Ojalá la ciencia demuestre que puede ayudar, es el único objetivo: colaborar con la salud mental”, indicó en cuanto a su proyecto.

En su perfil de Instagram el empresario brinda un enlace hacia Nómade Lab, el sitio tildado en el programa de televisión y donde se promocionan actividades espirituales hasta con personalidades públicas como Dignity.

La psilocibina

De acuerdo a la página Derecho en Zapatillas, la psilocibina es considerada una sustancia psicotrópica y está regulada en la Argentina porque puede ser peligrosa y tener efectos perjudiciales en el organismo.

No obstante, es cierto que en la actualidad hay avances científicos sobre la eficacia de este compuesto, que pertenece a la familia de los “psicodélicos clásicos”, para atender cuestiones de salud mental.

En 2019 la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos le otorgó la designación de “terapia innovadora” para casos de depresión resistentes al tratamiento convencional. Así potenció las investigaciones científicas para su uso responsable.

Por su parte, el Centro para la Investigación de Alucinógenos y la Conciencia de la Universidad de Johns Hopkins es el mayor de esta índole en el mundo, de acuerdo a una publicación hecha en 2020 por la página https://www.hopkinsmedicine.org.

De la Rúa, mientras, quiso explicar que esto forma parte de la “medicina natural” y dijo que “hay síntomas alentadores” de los estudios, aunque insistió: “No será para todos. Es importante aclarar también que en la Argentina no está permitido, jamás lo haría ahí”.

El reino fungi es increíble, es uno de los más importantes. De pequeño nos enseñaban flora y fauna, pero fungi es el tercer reino”, ahondó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.