Anuncios

Regresan la fiesta y los tragos para Adam Scott

Mario P. Székely, corresponsal

LOS ÁNGELES, EU, febrero 28 (EL UNIVERSAL).- Nunca es tarde para una buena reunión de amigos y para el actor Adam Scott regresar a Party down representó volver a compartir la cámara con el elenco tras 13 años de que su última temporada concluyó.

Tras sus dos anteriores temporadas, Party down sucede en Los Ángeles continuando esta historia de humor entre aspirantes a actores, escritores y realizadores en Hollywood, mientras que combinan sus llamados de prueba con su trabajo de una agencia de "catering" (comedor para fiestas, reuniones o filmaciones).

"En 2008 todo el reparto conectamos con la serie porque, aunque no trabajábamos en un servicio de dar comida, sentíamos que lo estábamos grabando para disfrutarlo nosotros", dice vía zoom, quien en uno de sus primeros trabajos como actor fue parte del filme Star Trek: primer contacto (1996).

"Ahora años después, aunque todo mundo está muy ocupado, lo divertido fue encontrar el espacio de tiempo para grabar una nueva temporada que requería seis semanas enteras", apunta.

Con su personaje del barista Henry Pollard, Scott le da bienvenida a caras nuevas como los actores que han hecho últimamente su carrera en cine, Jennifer Garner (Juno) y James Marsden (Encantada), quienes personifican a una productora desanimada y a un actor exitoso en esta tercera temporada.

" Lo más chistoso o lamentable es que no he aprendido a preparar ni un trago de verdad, a pesar de tantas escenas, pero puedo decirte que el verdadero gozo es regresar a ver a mis amigos vestir su personaje. Nos disfrutamos y admiramos mucho", dice Scott.

Party down había concluido grabaciones de su temporada anterior en 2010. Ahora que está de regreso, el actor explica que sus movimientos en el bar fueron inspirados por el personaje de Ted Danson en la serie galardonada Cheers.

Con una lista de estrellas como Kevin Hart, Steve Guttenberg y George Takei, listos para aparecer en los nuevos seis episodios de Party down, la producción según Adam Scott tiene como principal intención inspirar a todos aquellos que deseen pertenecer a cualquier industria de entretenimiento, sobre el poder de ser perseverante y sobre todo nunca perder la meta.