32 muertos y decenas de heridos por explosión en un mercado de pirotecnia en México

Las autoridades mexicanas elevaron a 32 la cifra de fallecidos por las explosiones registradas en un mercado de pirotecnia en Tultepec, en el central Estado de México, redujeron a 59 el balance de heridos y mantuvieron en 12 los desaparecidos.

En una rueda de prensa desde el hospital de Alta Especialidad de Zumpango, el secretario de Gobierno del Estado de México, José Manzur, indicó que 26 personas perdieron la vida el martes en el mercado y seis más en diversos hospitales, la última de ellas una mujer.

Señaló que 18 de los cuerpos han sido identificados, 10 de ellos ya fueron entregados a sus familiares, y los 14 restantes están aún por identificar, un proceso que puede tardar debido a la gravedad de las quemaduras.

Manzur indicó que 12 personas siguen en calidad de desaparecidas -cinco hombres y siete mujeres-, aunque algunas pueden ser localizadas en los hospitales toda vez que allí todavía hay pacientes sin identificar.

RELACIONADO: Esta es la lista preliminar de las víctimas de la tragedia

La explosión en este mercado, conocido como San Pablito y localizado en Tultepec, se registró alrededor de las 14h50 (20h50 GMT) del martes, en momentos en que había gran actividad, con gente comprando fuegos artificiales para las fiestas decembrinas.

Explosiones en Tultepec
Explosiones en Tultepec


En tanto, el fiscal del Estado de México, Alejandro Gómez, explicó que algunos de los cuerpos están tan calcinados que será necesario “obtener perfil genético para corroborar su identidad con los familiares de desaparecidos”.

Algunas imágenes que fueron subidas a Internet mostraron cómo se sacudió la zona y que hubo una serie de explosiones en cadena que cubrieron la zona de humo.

Impotentes y sin conseguir respuestas, decenas de personas se agolpan en los alrededores del mercado anhelantes por saber el paradero de sus familiares desaparecidos.

Los que han acudido al lugar del incidente permanecen en un pequeño puesto de venta de muebles ubicado frente al mercado, cobijados por la sombra de unas lonas.

Algunos lloran ante la desesperación de no encontrar a sus seres queridos; también se ve a gente desmayada que es atendida por los médicos.

Cuartoscuro
Cuartoscuro

-Un minuto de silencio-

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, encabezó un minuto de silencio dedicado a las víctimas de la explosión y pidió la “mayor atención” a los heridos y a sus familiares.

Al inaugurar el Hospital General de San Pablo del Monte, en el central estado de Tlaxcala, el mandatario pidió, “en señal de solidaridad, (…) guardar un minuto de silencio por todos aquellos que perdieron la vida en este muy lamentable accidente”.

Las víctimas de la tragedia ocurrida en la tarde del martes en el mercado San Pablito, recordó Peña Nieto, “estaban trabajando para sus familias, para llevar sustento a sus hogares”.

El presidente reiteró su “solidaridad” con las víctimas y calificó lo ocurrido como un “lamentable hecho”.

Recordó que son las autoridades de la región las que mantendrán informados a los ciudadanos en el caso de que haya alguna novedad en el reporte de víctimas.

Por otra parte, “el sector salud se ha enfocado en prestarle atención médica a las personas lesionadas, algunas de ellas en condiciones críticas y graves” en distintas instituciones públicas del país, aseveró.

Aseguró que estará “atento y pendiente de la atención que estén teniendo los pacientes” y que ha instruido al secretario de Salud, José Narro, para que se preste la “mayor atención” tanto a las víctimas como a los familiares, que en algunos casos tienen a sus seres queridos distribuidos en diferentes hospitales.

– Causas indeterminadas –

La fiscalía general inició una investigación para determinar las causas de la deflagración, que se suscitó por “seis explosiones de pirotecnia”. Pero según el fiscal Gómez, las causas de la tragedia aún no se esclarecieron.

“No tengo ahora una hipótesis (…) nuestra prioridad ha sido atender a los heridos, levantamiento de los cuerpos y atender la emergencia”, dijo.

Las causa pudo ser un mal manejo de la pólvora, situación que años atrás desató grandes explosiones.

El 15 de septiembre de 2005, cuando también se comerciaban grandes cantidades de fuegos artificiales por la fiesta de Independencia, un incendio y explosiones consumieron el mercado en su totalidad.

Al año siguiente, otra explosión destruyó más de 200 puestos. Ambos incidentes dejaron decenas de heridos, pero no víctimas mortales.


Video: AP

La detonación se registra en cadena y el fuego ha consumido una decena de locales, con decenas de lesionados, confirmó el funcionario.

“El mercado en su totalidad desapareció”, añadió el director nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente al detallar que varias viviendas cercanas a la zona y automóviles resultaron dañados por la deflagración.

Una densa nube de humo se expande a lo largo y ancho de más de mil metros cuadrados, mientras unidades de emergencia llegan al sitio, que ha sido cercado por las Bases de Operación Mixta.

El presidente Enrique Peña Nieto externó sus condolencias a los familiares de las personas fallecidas por la explosión del mercado de pirotecnia San Pablito en Tultepec, Estado de México.

– En shock –

“¡Visítanos! Abrimos todos los días del año. Contamos con todas las medidas de seguridad”, dice un gran letrero a la entrada del mercado.

Pero este miércoles, los más de 300 locales ya calcinados fueron cercados con una cinta amarilla con la leyenda “Prohibido el paso”, mientras decenas de peritos escudriñaban las ruinas y grupos de trabajadores removían los escombros.

Un par de ambulancias y dos camiones de bomberos fueron desplegados en el lugar. También llegaron elementos del Ejército, la autoridad encargada de entregar los permisos de venta de pirotecnia.

Los pobladores de las cercanías del mercado, aún conmocionados, contaron a la AFP sus impresiones.

“Pensé que mi casa se había caído”, dijo aliviado Artemio Aguilar, mientras recolectaba pedazos de cohetes entre la maleza que rodea su vivienda de tabiques.

Luis Hernández, un joven de 26 años que desde los 12 trabaja con fuegos artificiales junto al mercado, creyó que no viviría para contarlo.

“La gente corría, los niños gritaban, había mucha gente quemada que caminaba sin saber qué hacer y nosotros tampoco sabíamos qué hacer. Teníamos miedo de que siguieran las explosiones”, narró con la mirada fija en las ruinas quemadas.

La explosión se registró la tarde del martes en momentos de gran actividad, con gente comprando cohetes para las fiestas de diciembre.

Según las autoridades, 26 personas murieron en el lugar y cinco en hospitales, mientras que varias viviendas cercanas y automóviles resultaron dañados por la onda expansiva.

(Información de EFE, AP, AFP, Reuters y El Universal)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.