Las redes sociales se divierten por serpiente de cascabel que comió tanto que luego no entraba en su cueva

Rattlesnake Solutions

Una de las miles de serpientes de cascabel que hay en Arizona se ha convertido en motivo de burla en las redes sociales por haber comido tanto que después no pudo entrar en su madriguera.

Rattlesnake Solutions, un servicio que se encarga de atrapar serpientes, y que se llamó para que se llevara a la intrusa, colgó una foto de la extraña situación en Facebook.

En la foto aparece la serpiente de cascabel con el vientre hinchado cerca de la puerta del frente de la casa sin poder entrar en su cueva.

“Yo me empecé a reír. Estaba tan llena que no se podía ni mover”, le dijo a McClatchy News Marissa Maki, que trabaja cazando serpientes. “La serpiente no sabía qué estaba pasando. Me parece que había entrado en una especie de coma alimentario”.

La serpiente se encontró en un rancho de caballos en Scottsdale, y en un video que se colgó en YouTube puede verse que estaba absolutamente inmóvil cuando se atrapó con una tenaza. “Miren qué gorda está”, se escucha decir a Maki.

Cientos de personas han reaccionado a la foto, entre ellas algunas que dijeron que les parecía algo simbólico de lo que comen los estadounidenses promedio el Día de Acción de Gracias.

“Parece que a esta la traicionó su glotonería”, escribió Constance Zec Bessada.

“¡No puedo decir si devoró una rata canguro o quizás un canguro!”, dijo Danny Jamison.

La serpiente se liberó sana y salva en un área boscosa, “sin haber soltado su merienda”.

Las serpientes de cascabel diamantinas son oriundas de Arizona, viven hasta 20 años, y pueden alcanzar un tamaño de siete pies, según el Museo de Arizona- Desierto de Sonora.

Maki dijo que la serpiente en el rancho era tan joven que no tenía la capacidad de generar mucho ruido con su cascabel. Los caballos del rancho no parecen haberse dado cuenta de que vivía allí.

Bryan Hughes, dueño de Rattlesnake Solutions, con sede en Phoenix, dijo que estas serpientes buscan lugares cómodos para esconderse y donde haya roedores que les resulten jugosos, lo que convierte a los ranchos en un lugar ideal.

“En este caso, si los troncos de línea de ferrocarril no hubieran creado espacios para esconderse, esta serpiente, se hubiera ocultado en una parte para dormir la siesta con el estómago lleno”, dijo Hughes.

Traducción de Jorge Posada