Rebrote se consolida en Panamá con récord de 697 casos de COVID-19 en un día

Agencia EFE

Panamá, 11 jun (EFE).- Panamá registró este jueves la cifra récord de 697 nuevos casos de COVID-19 en un solo día, con lo que acumula ya 18.586 contagios confirmados y 418 fallecidos por la enfermedad, que se detectó por primera vez el 9 de marzo pasado en el país.


Esta cifra de nuevos contagios confirma la escalada de la pandemia que comenzó hace unas dos semanas y que también tuvo como pico el sábado 6 de junio, cuando de reportaron 16 muertos, la cantidad más alta en un solo día.


El informe de este jueves precisó que en las últimas 24 horas se registraron 5 nuevos fallecidos, y que se realizaron 2.233 pruebas para detectar el COVID-19, el número diario más alto reportado hasta ahora.


Hay 486 pacientes hospitalizados, 96 en unidades de cuidado intensivo (UCI) y 390 en salas, mientras que 6.605 están en aislamiento domiciliario, de ellos 695 en hoteles que funcionan como hospitales.


Desde el día que se reportó el primer contagio, el 9 de marzo, se han realizado un total de 85.007 pruebas para detectar el COVID-19, de las que el 25 % han resultado positivas y el 75 % negativas.


Con la cifra de 2.233 test realizados en las últimas 24 horas, la tasa se ubicó en 19.868 de estas pruebas por cada millón de habitantes.


El Ministerio de Salud informó además de que este jueves llegaron los primeros cinco pacientes de COVID-19 al hospital modular Panamá Solidario, una obra entregada el pasado 16 de abril y envuelta en un escándalo por supuestas irregularidades que investiga la Fiscalía.


Este hospital tiene 100 camas, 80 de sala y 20 para cuidados intensivos, y dispone de tomografía y radiología convencional para darle el seguimiento a los pacientes que lo necesiten, de acuerdo con la información oficial.


La escalada de contagios, especialmente en sectores de la capital panameña y de la provincia contigua de Panamá Oeste, llevó a las autoridades a restablecer en estas áreas a partir del pasado 8 de junio las restricciones a la movilidad por género y número de identidad personal que habían sido suspendidas una semana antes.


Así, solo en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, la más pobladas del país, se mantienen estas fuertes restricciones a la movilidad, mientras que en las otras 8 provincias rige un toque de queda nocturno.


Las autoridades han sostenido que el paso atrás en las dos principales provincias del país no paraliza el programa nacional de reactivación de la economía por bloques, por lo que los trabajadores de las actividades ya permitidas utilizan salvoconductos para movilizarse.


La reapertura de las actividades productivas en Panamá se han divido en 6 bloques de los cuales los dos primeros funcionan desde el 13 de mayo y el 1 de junio, respectivamente, e involucran la pesca, ventas por internet con entrega a domicilio, la industria y los servicios técnicos.

(c) Agencia EFE