La reacción de la Iglesia por las inoculaciones VIP: "La vacuna no se puede politizar, es para el bien de todos"

LA NACION
·2  min de lectura

Luego del escándalo de las vacunas VIP, que terminó con la salida de Ginés González García del ministerio de Salud, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, el monseñor Oscar Ojea, pidió no "politizar las vacunas" y que deben ser los primeros en recibirla quienes "tienen la responsabilidad de los cuidados esenciales".

"Los argentinos tenemos la tentación de autodestruirnos y de boicotear a aquellos que nos puede hacer bien. Ahora vivimos perplejos la politización de las vacunas", dijo el obispo de la Diócesis de San Isidro en un video dirigido a sus fieles en el marco del primer domingo de Cuaresma.

Vacunas VIP: Ginés González García fue recibido con un cacerolazo e insultos en Puerto Madero

Según el obispo, la vacuna debe tener un alcance universal, ya que así lo proclamó el Papa y "primero merecen recibirla los que tienen la responsabilidad de los cuidados esenciales, y en eso hay que tener delicadeza porque se trata de la vida y la muerte".

A su vez, el integrante de la Iglesia remarcó: "La vacuna no se puede politizar, es para el bien de todos".

Para finalizar, el obispo rogó que sus fieles "no cedan ante la tentación de la ruptura, de la división, porque así es el espíritu del mal que nos lleva a romper nuestra relación con la naturaleza, dentro de nosotros mismos y con hermanos y hermanas. Pidámosle al Señor que nos dé la fuerza para vencer esta tentación de autodestruirnos".