“No quiero morir”: los rusos huyen, las fronteras colapsan y Alemania se ofrece a recibir desertores

·8  min de lectura
Autos procedentes de Rusia esperan en largas colas en el puesto de control fronterizo entre Rusia y Finlandia, cerca de Vaalimaa, el 22 de septiembre de 2022.
Autos procedentes de Rusia esperan en largas colas en el puesto de control fronterizo entre Rusia y Finlandia, cerca de Vaalimaa, el 22 de septiembre de 2022. - Créditos: @OLIVIER MORIN

TIFLIS.– Algunos hombres rusos se apresuraron el jueves hacia las fronteras de su país después que el presidente Vladimir Putin ordenó una movilización parcial, con un aumento del tráfico en los cruces fronterizos con Finlandia y Georgia y una abrupta subida de los precios de los pasajes de avión desde Moscú.

Putin ordenó el miércoles la primera movilización de Rusia desde la Segunda Guerra Mundial y respaldó un plan para anexionarse zonas de Ucrania, advirtiendo a Occidente que iba en serio cuando dijo que estaría dispuesto a utilizar armas nucleares para defender a Rusia.

Desde entonces, los precios de los pasajes de avión para salir de Moscú se dispararon por encima de los 5000 dólares para los pasajes de ida al extranjero más cercanos y la mayoría se agotó por completo para los próximos días. La aerolínea nacional rusa, Aeroflot, anunció que reembolsará a las personas que no puedan volar como estaba previsto por haber recibido un llamado a filas.

”Es una demanda de pánico por parte de personas que temen no poder salir del país más adelante; la gente está comprando pasajes sin importarle a dónde vuelan”, dijo a Reuters una fuente de la industria turística.

Rusos llegan al aeropuerto Zvartnots de Ereván el 21 de septiembre de 2022.
Rusos llegan al aeropuerto Zvartnots de Ereván el 21 de septiembre de 2022. - Créditos: @KAREN MINASYAN

Aparecieron grupos en redes sociales con consejos sobre cómo salir de Rusia, mientras que un sitio de noticias en ruso ofrecía una lista de “dónde huir ahora mismo de Rusia”, ya que muchos lugares han impuesto restricciones de viaje a los ciudadanos rusos desde el comienzo de la guerra.

Un hombre ruso que sólo dio su nombre como Alex contó a Reuters en Estambul que había dejado el país debido a la movilización. “Parece una medida muy pobre y puede acarrear muchos problemas a muchos rusos”, reflexionó y añadió que su impresión es que no muchos quieren ser enviados al frente a luchar.

“La guerra es horrible”, dijo Sergei, un hombre ruso que tampoco quiso dar su apellido, al llegar a Belgrado, la capital serbia. “Está bien tener miedo a la guerra, a la muerte y a esas cosas”.

En la zona de llegadas del aeropuerto de Ereván, en Armenia, otro hombre llamado Sergei aparecía demacrado y agotado tras huir de Rusia con su hijo por miedo a ser enviado al frente en Ucrania. “No quiere morir”, explicó. Su hijo Nikolai, de 17 años, está de acuerdo: “Decidimos no esperar a que nos llamaran al ejército. Nos fuimos”.

Aunque asegura no sentir pánico, insiste en la “incertidumbre” que reina y habla de su “tristeza” por los acontecimientos. Un sentimiento compartido por otros rusos que llegaron en el mismo vuelo a Armenia, un país del Cáucaso donde pueden permanecer hasta 180 días sin necesidad de visado.

Dmitri, de 45 años, huyó a Armenia con solo una maleta, dejando atrás a su mujer y sus dos hijos, sin “ninguna idea” de lo que haría allí. ”No quiero ir a la guerra. No quiero morir en esta guerra sin sentido. Es una guerra fratricida”, aseguró.

Según Google Trends, una herramienta que rastrea las tendencias de búsqueda en Google, la frecuencia de consultas como “salir de Rusia” se multiplicó casi por 100 tras el anuncio de la movilización el miércoles.

Pasos concurridos

Un camionero que cruzó la frontera de Rusia con Kazajistán el jueves cerca de la ciudad kazaja de Oral dijo a Reuters que vio un tráfico inusualmente intenso desde el lado ruso. Pidió no ser identificado, por temor a que eso pudiera complicar sus futuros viajes.

El tráfico que llega a la frontera oriental de Finlandia con Rusia “se intensificó” durante la noche, dijo la Guardia Fronteriza finlandesa.

“El número ha aumentado claramente”, dijo a Reuters el jefe de asuntos internacionales de la guardia fronteriza finlandesa, Matti Pitkaniitty, quien añadió que la situación estaba bajo control.

El tráfico procedente de Rusia era más intenso de lo normal en el paso fronterizo de Vaalimaa, con tres carriles de autos que se extendían cada uno de ellos a lo largo de 300-400 metros, indicó previamente un responsable de la frontera.

Estonia, Letonia, Lituania y Polonia comenzaron a rechazar a los rusos en los pasos en la medianoche del lunes, alegando que no deberían viajar mientras su país esté en guerra con Ucrania.

Autos procedentes de Rusia esperan en largas colas en el puesto de control fronterizo entre Rusia y Finlandia, cerca de Vaalimaa, el 22 de septiembre de 2022.
Autos procedentes de Rusia esperan en largas colas en el puesto de control fronterizo entre Rusia y Finlandia, cerca de Vaalimaa, el 22 de septiembre de 2022. - Créditos: @OLIVIER MORIN

Entretanto, Alemania declaró que está dispuesta a acoger a desertores del ejército ruso “amenazados de grave represión”.

”Quien se opone con valentía a Putin y se pone en verdadero peligro puede pedir asilo político en Alemania”, afirmó la ministra del Interior alemana, Nancy Faeser, en una entrevista para la edición dominical del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung,

El ministro de Justicia, Marco Buschmann, ya había afirmado el miércoles en un tuit que los rusos que huyen de su país y que “odian la vía escogida por Putin y aman la democracia liberal” son “bienvenidos” en Alemania.

La obtención del asilo político no es, no obstante, automática: se trata de decisiones individuales acompañadas de un control de seguridad, recordó la ministra del Interior.

La Unión Europea tendrá que establecer una posición conjunta sobre las solicitudes de entrada de los rusos que huyen de su país debido a la guerra en Ucrania, dijo el jueves el ejecutivo del bloque. Sin embargo, la Comisión Europea dijo que los estados miembros tendrán que evaluar las solicitudes caso por caso, teniendo en cuenta los derechos fundamentales y la legislación sobre el procedimiento de asilo.

El vocero de la Comisión, Peter Stano, se refirió a las informaciones que indicaron que muchos rusos están intentando abandonar el país después de que el presidente Vladimir Putin anunció el miércoles una movilización parcial, y dijo que ha salido medio millón desde la invasión de Ucrania en febrero.

”Nosotros, como Unión Europea, nos solidarizamos en principio con los ciudadanos rusos que tienen el coraje y la valentía de mostrar su oposición a lo que hace el régimen, especialmente cuando se trata de esta guerra ilegal en Ucrania”, añadió.

Exageraciones

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo el jueves que los informes sobre un éxodo de hombres en edad de ser reclutados eran exagerados. Preguntado por las informaciones de que los hombres detenidos en las protestas contra la guerra estaban recibiendo papeles de reclutamiento, Peskov indicó que eso no era contrario a la ley.

Por su lado, el Estado Mayor ruso afirmó hoy que cerca de 10.000 personas se presentaron voluntariamente para ser movilizadas en la ofensiva de Ucrania en las últimas 24 horas, tras el anuncio del presidente Vladimir Putin.

”En la primera jornada de movilización parcial, unos 10.000 ciudadanos llegaron por su propia voluntad a las oficinas de reclutamiento, sin esperar su convocación”, dijo a la agencia Interfax Vladimir Tsimlyansky, un portavoz del Estado Mayor.

Las redes sociales mostraban imágenes supuestamente de la ciudad de Yakutia, en Siberia, con hombres de semblante serio abrazando a sus seres queridos, algunos de ellos llorando, antes de subir a un autobús. En otras fotografías publicadas en Mash, un conocido canal de Telegram, se veía una fila de hombres frente a un avión de tropas en una pista de aterrizaje por la noche.

Un video supuestamente grabado en la república caucásica rusa de Chechenia mostraba a decenas de jóvenes caminando por la calle, flanqueados por la policía.

El Ministerio de Defensa no difundió ninguna imagen oficial de la movilización y no dio cifras sobre el número de personas convocadas por el ejército.

Encuestadores estatales rusos afirman que más del 70% de los rusos apoyan lo que el Kremlin califica como una “operación militar especial”, aunque sondeos filtrados en julio mostraban una división uniforme entre los que querían que los combates se detuvieran o continuaran.

Agentes de policía detienen a un hombre en una protesta contra la movilización parcial anunciada por el presidente ruso, en Moscú, el 21 de septiembre de 2022.
Agentes de policía detienen a un hombre en una protesta contra la movilización parcial anunciada por el presidente ruso, en Moscú, el 21 de septiembre de 2022. - Créditos: @ALEXANDER NEMENOV

La policía rusa detuvo el miércoles a más de 1300 personas en las protestas que denunciaban la movilización, según una agrupación de derechos humanos.

Pese a las detenciones comunicadas, el movimiento de protesta antibélica Vesna instó a realizar más manifestaciones en toda Rusia el sábado.

”Para que la protesta termine con la caída del régimen, el número de manifestantes debe crecer. Necesitamos que salga cada vez más gente y para ello necesitamos su ayuda. De lo contrario, nada funcionará”, dijo en su canal de Telegram.

”Al final, recibir una multa o unos días de arresto es mejor que recibir un funeral”, señaló.

Agencias AFP y Reuters