Queda demostrado en Sacramento que este Heat tiene muchas carencias y no sabe cerrar

Randall Benton/AP

El Heat llegó este sábado 29 de agosto a Sacramento con la idea de cerrar la gira por el Oeste con un balance positivo, enfrentando en un partido trampa a unos Kings que no habían ganado todavía.

Pero eso había que respaldarlo con otra actitud y acierto en la rotación para no terminar perdiendo dando una imagen más que lamentable.

Los Kings fueron superiores de principio a fin y con justicia se llevaron el triunfo 119-113 ante un equipo de Miami desconocido, pese a que los nuevos eran oponentes..

Tras una miserable primera mitad, el Heat se recompuso en el tercer cuarto y a punto estuvo de empatar el juego en el cuarto parcial. A punto, porque quedó demostrado que esta temporada no sabe cerrar . Ya le pasó ante los Bulls, los Celtics, Raptors, Warriors y ahora ante un equipo Sacramento, que solo cuenta con juventud y entusiasmo.

No está muy claro si es que no les da con lo que tiene, no encuentran el quinteto cerrador o no saben hacerlo, lo cierto es que el entrenador Erik Spoelstra sigue sin dar con la tecla, en uno de los peores inicios de los últimos años.

El Heat termina la gira con balance negativo de 1-2 y con 2-5 se encuentra en el puesto 12 de la Conferencia Este, muy lejos de donde se suponía que debería estar; pero más que eso, con un desempeño bastante pobre en todos los aspectos.

La defensa de Miami permitió que Sacramento disparara para un 55.3 por ciento (54.2% en triples), le ganara la batalla de los rebotes 43-34, y fuera mejor en la pintura 52-43.

Por Miami el mejor fue Tyler Herro con 34 puntos ( 5 triples) y un contundente +11 en el diferencial.

Adebayo pese a que solo tomó seis rebotes fue el segundo mejor con 23 puntos y el otro que tuvo un diferencial positivo con +6.

Kyle Lowry cumplió con 15 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias y Jimmy Butler estuvo por debajo de su nivel con 13 puntos, siete rebotes y seis asistencias.

Max Strus terminó con 11 puntos, pero con 3 de 11 en triples y un -11 que le condena, aunque el peor en este departamento fue Gabe Vicent con -14 y apenas tres puntos y una asistencia. Ponerle junto a Lowry es un sinsentido.

Cierto es que Miami tiene a Dwyane Dedmon y Omer Yurtseven lesionados, pero abusar de la alineación pequeña es un sinsentido. Nunca un equipo de primaria le ha ganado a uno de secundaria.

Por Sacramento destacaron Kevin Herter con 27 puntos, Keegan Murray con 22, Domantas Sabonis con 18, De’Aaron Fox con 17, Harrison Barnes con 11 y Trey Lyles con 10.

Juego

El primer cuarto terminó 32-23 favorable a los Kings, después de haberse mantenido delante durante todo el parcial, con un gran juego colectivo y mejor actitud, aprovechando que el Heat no carburaba y tenía perdido el aro (33.3%) en este arranque del juego.

La solución que encontró el entrenador Erik Spoelstra cuando sacó a Adebayo a los seis minutos fue poner al veterano Udonis Haslem como centro, por encima de Nikola Jovic como lo había hecho anteriormente. Adebayo era el único que estaba anotando (seis puntos) pero cometió dos faltas personales.

Pero lo peor estaba por llegar, cuando faltando 3:25 para el final del segundo se desplomó la defensa de Miami, permitiendo una corrida de 5-17 que llevó a Sacramento a ganar el cuarto 39-26 y ampliar el marcador 71-49 con un 63.5 % en tiros de campo.

Solo Herro se salvaba de la quema con 12 puntos (3 triples) y -4; porque Adebayo que también llegó a 12, exhibía un preocupante -15, aunque superado por Butler, con siete puntos y -21, y Lowry, con solo 2 y -21. Mientras Sabonis se daba un banquete con 18.

En el tercero el Heat con una mejor defensa consiguió recuperarse, para con un mejor trabajo de los titulares, guiados por Herro con 9 puntos, llevarse el parcial 33-19 y así acercarse a ocho en el marcador, que aún favorecía a los Kings 90-82.

Miami se mantuvo a ocho de su rival en este último cuarto, hasta que con 9:04’ por jugar los árbitros le cantaron una falta flagrante a Strus y Sacramento se escapó por 12. Sin embargo, dos triples de Herro le metió de nuevo en la pelea, llegando a ponerse a solo dos puntos con 5: 38’ por jugar.

Pero una vez más quedó demostrado que este Heat no sabe cerrar y los Kings con una corrida final de 13-9 se llevaron el triunfo por suis, pese a que el quinteto de la Capital del Sol ganó el parcial 31-29.