Qué es "la Enfermedad del Vaping" y cuáles son los peligros del cigarrillo electrónico

El 66% de los usuarios de cigarrillos electrónicos aseguran que solo aspiran sustancias saborizadas, pero el 30,7 % comenzará a fumar cigarrillos de nicotina en los próximos seis meses. Apenas el 8,1% de los no fumadores probará la nicotina en el mismo período, según el Instituto Nacional de Uso de Drogas de Estados Unidos. (Getty Images)

La frase "fumar es nocivo para la salud" ha recuperado su vigencia tras una oleada de muertos y hospitalizados en Estados Unidos por inhalar cigarrillos electrónicos.

La muerte de seis personas y la hospitalización de otras 450 en 33 estados de Estados Unidos desde julio e 2019 ha demostrado que vapear no es tan inocuo como sus fabricantes han querido hacer creer.

La percepción social de que el vaping o vapear, como se denomina a la inhalación del vapor creado por un cigarrillo electrónico, era mejor que fumar se ha ido desvaneciendo en la medida en que emergen interrogantes sobre los efectos mortales que pudiera desencadenar el consumo de las sustancias líquidas usadas por los vaporizadores.

La preocupación de las autoridades estadounidenses es tal que el miércoles el gobierno del presidente Donald Trump anunció que prohibirá todos los cigarrillos electrónicos de sabores, hasta los dicen no contener nicotina como los de menta y mentol, para evitar males mayores. El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, explicó que la medida tiene el propósito de revertir el “muy preocupante uso epidémico del cigarrillo electrónico que está impactando a niños, familias, escuelas y comunidades”.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, la primera dama Melania Trump y el secretario de Salud y Servicios Humanos Alex Azar discuten en la Oficina Oval los planes para prohibir del mercado todos los productos para vapear que no contienen tabaco (Alex Wong/Getty Images)

La primera muerte relacionada con el uso del “vaping” ocurrió el 23 de agosto en el estado de Illinois. Aunque el nombre del paciente no fue divulgado, los funcionarios sanitarios señalaron que el joven fue hospitalizado con severas dificultades respiratorias y que tenía el antecedente de consumir nicotina con cigarrillos electrónicos.

El 3 de septiembre la Autoridad de Salud de Oregón anunció que investigaba la muerte de un individuo de mediana edad que se enfermó y murió después de inhalar aceite de marihuana vaporizado que había sido adquirido a un proveedor legal de cannabis.

El 6 de septiembre los estados de Indiana, Minnesota y California confirmaron otros tres fallecimientos vinculados con el uso del cigarrillo electrónico. Y el martes 10 de septiembre, un hombre de más de 50 años del estado de Kansas fue añadido a la lista de víctimas fatales de esta inusitado problema sanitario. Y todo parece indicar que los efectos letales continuarán.

“Si tu o alguien que amas está vapeando, por favor detente. Las muertes recientes en nuestro país, junto a cientos de casos de lesiones pulmonares se sigue intensificando”, imploró Lee Norman, el secretario del Departamento de Salud y Ambiente del estado de Kansas.

¿Una nueva enfermedad?

Las autoridades sanitarias estadounidenses trabajan contra reloj para determinar qué ha causado esta ola de graves enfermedades respiratorias entre los consumidores de los cigarrillos electrónicos. Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que unos 9 millones de estadounidenses vapean de manera habitual, de los cuales 3,5 millones son adolescentes.

Los pacientes presentan síntomas de neumonía severa, con dificultades para respirar, tos, fiebre, fatiga e insuficiencias respiratoria tan graves como para necesitar el uso de respiradores artificiales y ha afectado principalmente a jóvenes.

Las tomografías de los pacientes muestran anormalidades difusas en los pulmones. "Estamos viendo lo que creemos que es una nueva enfermedad pulmonar causada por los productos de los cigarrillos electrónicos", dijo Jennifer Layden, jefe de la oficina médica del Departamento de Salud Pública de Illinoins al Wall Street Journal.

El cuadro se complica en la medida en que crece el número de pacientes y los epidemiólogos piden paciencia por la amplitud geográfica del problema. Los médicos supervisan los casos confirmados y analizan los líquidos y los artefactos usados por los pacientes para vapear.

Vitamina E: buena para la piel mala para los pulmones

Los expertos estudian muestras de nicotina, el THC o tetrahidrocannabinol (que es el ingrediente activo de la marihuana), y otros aditivos, pesticidas, toxinas y opioides que pudieran estar presentes en los líquidos inhalados.

También estudian con detenimiento la amplia gama de artefactos disponibles en el mercado para vapear. Las autoridades han señalado que un 80% de los casos han usado líquidos que contienen THC y se ha convertido en una pieza clave en la investigación.

El Departamento de Salud del estado de Nueva York anunció el jueves que el acetato de Vitamina E, químico usado en alimentos y lociones corporales, podría ser uno de los responsables de la ola de enfermedades porque es uno de los productos inhalados por todos los pacientes.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos advirtió que aún no se podía descartar ninguna línea de investigación, la declaración de la Gran Manzana respalda la principal teoría científica: Algún químico añadido a los líquidos con THC ha generado una respuesta inflamatoria en los pulmones, lo que ha dejado tejido cicatrizal y secuelas respiratorias.

La primera explicación es que algunas de las mezclas disponibles en el mercado se encuentran desbalanceadas, es decir, que los fabricantes usaron una cantidad excesiva de aceites para emulsionar otros ingredientes y sabores. También es posible que los artefactos para vapear calientan los aceites a temperaturas demasiado altas. Eso podría causar una “neumonía lipoidea” en la que partículas de grasa entran a los pulmones y causan la inflamación. Esa afección es diagnosticada con más frecuencia en ancianos y niños que usan vaporizadores con aceites para aliviar la congestión nasal.

“Sospecho que un proveedor de aceite de marihuana para vapear usó demasiado aceite o un tipo de aceite particularmente peligroso”, dijo el especialista Robert Jackler, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford a BuzzFeedNews.

Ilesos los vapeadores europeos

La publicación Político indicó que la crisis del vaping no ha tocado suelo europeo. Aunque en países como Gran Bretaña y Francia no existe la obligatoriedad de reportar ese tipo de casos, los expertos creen que las regulaciones más estrictas sobre el uso y la comercialización de los cigarrillos electrónicos protegen mejor a los consumidores de Europa.

"En Europa no hemos visto nada parecido como lo que vemos visto recientemente en Estados Unidos en mi experiencia como científico, y estoy muy bien informado en esa área", dijo Constantine Vardavas, director de relaciones científicas de la Sociedad Respiratoria Europea con la Unión Europea.

Pero algunas voces se han alzado para advertir que los problemas de los cigarrillos electrónicos también pueden atacar a la población de este lado al otro lado del Atlántico.

La Sociedad Portuguesa de Pulmonología dijo el miércoles un comunicado que "el uso de los cigarrillos electrónicos es peligroso y no es recomendado" y advirtió que las patologías podrían surgir en otros países como Portugal debido a la gran disponibilidad de los vaporizadores.

La televisora española Antena 3 informó esta semana que al menos medio millón de españoles usaron de manera regular los cigarrillos electrónicos en 2018, cifra que aumentará debido a su popularidad, ya que 9 de 10 fumadores creen que vapear es más sano que fumar cigarrillos de nicotina.

Otro dato significativo aportado por el Ministerio de Sanidad de España es que uno de cada dos estudiantes entre 14 y 18 años han probado el cigarrillo electrónico, lo que hace prever una nueva generación de adictos a la nicotina.

Los únicos en desestimar la preocupación por la ola de muertes en Estados Unidos han sido los británicos, quienes promueven el uso de los cigarrillos electrónicos como un método efectivo para dejar de consumir tabaco.

"Están aterrorizando a las personas que se están beneficiando del vaping al no fumar", dijo Clive Bates, ex director de la fundación Action on Smoking and Health (ASH).