Puerto Rico abre nuevos frentes de lucha contra la violencia machista

·5  min de lectura

San Juan, 29 jul (EFE).- La escalada de feminicidios en Puerto Rico, que obligó a las autoridades a prorrogar el estado de emergencia por violencia de género, está impulsando la lucha contra esta lacra desde distintos frentes políticos y sociales, incluso mediante una aplicación móvil.

El primero de los nueve feminicidios directos íntimos perpetrados en lo que va de año ocurrió el 26 de enero, cuando Brenda Liz Pérez murió por disparos efectuados por su expareja, y el último el 5 de julio, día que Michelle Maldonado fue asesinada por un compañero de trabajo que reportó primero falsamente su desaparición.

Sus nombres, junto a los de Erica, Nancy, Daisy, María Julia, Adaly, Yomara y Vanessa, se han sumado a la dramática lista de los catalogados como feminicidios directos íntimos, aquellos cometidos por una pareja, expareja o un conocido con el que la víctima rechazó mantener una relación.

En una isla de poco más de 3 millones de habitantes, estos datos son alarmantes, más si se tiene en cuenta que durante todo 2021 se registraron 12 feminicidios, según el Observatorio de Equidad de Género de Puerto Rico.

La presidenta de la Red de Albergues de Violencia Doméstica de Puerto Rico, Vilmarie Rivera, reconoció a Efe que "resulta asombroso" ese número de crímenes cuando está en vigor un estado de emergencia para atender la violencia machista.

"Tenemos la esperanza de ir estableciendo los cimientos para disminuir los incidentes, pero lamentablemente es un proceso que no va a tener resultados inmediatos", explicó.

ESTADO DE EMERGENCIA HASTA JUNIO DE 2023

Ante esta situación, el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, decretó la extensión hasta el 30 de junio de 2023 del estado de emergencia, declarado por primera vez en enero de 2021, y la continuación del Comité de Prevención, Apoyo, Rescate, Educación (PARE).

"Aún es palpable el hecho de que la violencia de género sigue causando demasiado daño y no puede encontrar espacio ni tolerancia en un Puerto Rico moderno", lamentó el gobernador.

Con el Comité PARE se ha revisado el Protocolo de Acción para Combatir la Violencia hacia las Mujeres, se han asignado fondos a organizaciones no gubernamentales para ampliar los servicios a las víctimas y se ha implementado un centro de procesamiento de las órdenes de protección, entre otras medidas.

También se han facilitado guías específicas a los municipios y a distintas agencias para que sepan dirigir a las víctimas, algo que ha sido "muy positivo", señaló Rivera, que lideró el Comité de Servicios de PARE.

La activista aseguró, no obstante, que esta lacra "no se va resolver con revisar un protocolo" sino que es necesario "fortalecer la sustentabilidad económica de las mujeres": "La pobreza tiene rostro de mujer y eso incide en la violencia de género", subrayó.

Si a los feminicidios directos íntimos se suman aquellos considerados no íntimos, familiares o que están bajo investigación, la cifra asciende a 31 mujeres asesinadas desde el inicio de 2022.

En cuanto a otro tipo de agresiones, los datos de la Policía de 2021 recogen 7.876 incidentes de violencia doméstica y 867 delitos sexuales, de los que 119 fueron violaciones. Justo esta semana salió a la luz el caso de una niña de 13 años con autismo embarazada por las violaciones sistemáticas de su padrastro.

FALTAN MEDIDAS DE PREVENCIÓN

En opinión de Rivera, "hay que asignar mayores recursos para campañas educativas y lograr que el Gobierno incorpore la perspectiva de género dentro del currículo escolar".

"Nos falta mucho todavía esa parte de prevención, ha quedado corta", reconoció la presidenta de la Red de Albergues, que cuenta con nueve refugios en la isla para las víctimas.

Esta escasez de medidas de prevención, junto a dos asesinatos en abril de 2021 que conmocionaron a la sociedad puertorriqueña, los de Keyshla Rodríguez, que estaba embarazada, y Andrea Ruiz, que fue calcinada por su expareja, han llevado también al surgimiento de iniciativas privadas.

Las emprendedoras Mayrel González y Claudia Zorrilla crearon recientemente la aplicación móvil Aware, de la que están desarrollando nuevas funciones para aportar, como dicen ellas, su "granito de arena".

"Esta aplicación surgió dada una necesidad rampante que tenemos en Puerto Rico de prevenir más víctimas de violencia doméstica. Sabemos que se está haciendo un esfuerzo para atender las necesidades de las víctimas pero no vemos ninguno localizado (en la prevención)", explicó a Efe Zorrilla.

Esta herramienta, la primera y única de su tipo en Puerto Rico, utiliza la tecnología para ayudar a la prevención y protección de las potenciales víctimas en tiempo real con información, por ejemplo, sobre la peligrosidad de un área.

MAPA DE PELIGROSIDAD Y PERFILES DE AGRESORES

González detalló que en el mapa se pueden "ver los incidentes que hay en el área con data local y estatal" y así las usuarias pueden "tomar mejores decisiones" de cómo moverse y qué hacer.

La aplicación, disponible para iPhone y Android, es gratuita y también cuenta con perfiles de los agresores sexuales del área, que vienen con fotografía y detalles del crimen cometido.

Además, dispone de un servicio de reconocimiento facial, en el que verificar si alguien tiene expediente criminal simplemente subiendo a la aplicación una fotografía de esa persona, comentó González.

Casi 18.000 usuarios ya usan esta aplicación, que tiene también una función de "family tracking", para poder compartir tu ubicación y, en breve, incluirá una herramienta llamada "guardia virtual".

Estas dos últimas funciones son las únicas que tienen un costo, ya que el "guardia virtual" será una persona que está en contacto directo con el usuario para avisar de ser necesario a la Policía, algo que las dos emprendedoras ven muy útil en los casos de violencia doméstica.

Con estas herramientas, Zorrilla aseguró que las usuarias pueden "tomar decisiones más seguras y certeras", anticipando que ocurra "algo grave" y evitando asimismo "que haya más víctimas".

Marina Villén

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.